Nacional > EDUCACIÓN

Pruebas PISA se realizarán pese a reclamo del sindicato docente, afirman las autoridades

Los profesores resolvieron ocupar las instalaciones del liceo 18 para evitar que se realicen las evaluaciones internacionales

Tiempo de lectura: -'

23 de agosto de 2018 a las 08:48

Los docentes del liceo 18 afiliados al sindicato de profesores resolvieron ocupar este jueves el edificio ubicado en el Prado, el mismo día que estaba planeado aplicar las pruebas PISA. La medida se resolvió en rechazo a la evaluación, que coordina la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) a nivel mundial.


Robert Silva, el consejero del Codicen elegido por los docentes, aseguró a El Observador que la medida es conflictiva y preocupa. Vulnera los derechos, dijo, y, según su opinión, trata de imponer una forma de ver las cosas diferente al compromiso que Uruguay decidió asumir desde 2003, cuando se implementó la primera prueba PISA en el país. "Acuden a argumentos falaces: plantean la situación desde la confrontación mercantilista y privatizadora. Como si el capitalismo quisiera intervenir la educación. Yo no lo veo así, ni tampoco lo comparte el gobierno del Frente Amplio, ni el de Lula da Silva en Brasil", puntualizó el consejero y enfatizó que, por sobre todo, esta medida desconoce la autoridad. "El Codicen ya ha decidido que se deben cumplir todos los protocolos vinculados a las pruebas PISA, no pueden ignorar esta determinación", apuntó Silva a título personal, dado que hasta ahora el Codicen no se ha reunido a evaluar este tema.

Los profesores argumentaron al realizar la ocupación que los estándares que se utilizan para evaluar a los alumnos son los mismos que se usan en el mundo del trabajo: pagar, cobrar, manipular tecnología, comunicar e interpretar mensajes que nunca son reflexivos. El sindicato cree que la prueba internacional "impulsa la privatización" y "permite al gran capital controlar a distancia lo que ocurre en los sistemas educativos nacionales, mediante supuestos teóricos que no se someten a discusión a la hora de evaluar las políticas públicas".

La posición del Consejo de Secundaria

Javier Landoni, consejero de Secundaria, dijo a El Observador que "las evaluaciones se van a aplicar". Explicó que, tal cual está previsto dentro del protocolo de las pruebas PISA, el equipo de dirección del liceo es quien determina qué día se llevarán a cabo. La directora consideró que necesitaba algunos días más de los previstos, por lo que solicitó un plazo a los organizadores de la prueba para poder aplicarla, según indicó Landoni.

"Es legítimo que un liceo pida un plazo. No es la primera vez sucede. Quien lo concede o lo rechaza no es Secudaria, sino los coordinadores de las pruebas PISA. Y ellos resolvieron darle el plazo al liceo 18", explicó Landoni. Las razones que motivan a la directora a pedir una prórroga son varias, dijo. Por ejemplo, puede suceder que necesite más tiempo para preparar a los alumnos, o para hablar con los profesores, como así también para recibir el permiso de los padres o encontrar un sitio idóneo para implementar la evaluación.


Sobre la medida sindical, Landoni aseguró que, si bien están dispuestos a escuchar a los profesores en conflicto, las pruebas se realizarán.

Hasta el momento se ha evaluado el 87% de los centros educativos que se pretendía estudiar, faltan entre 27 y 30 institutos más entre centros educativos públicos y privados.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...