Cargando...
Archivo. El papa Francisco

Mundo > Kazajistán

"¡Que lo sagrado no sea apoyo al poder!", dijo el Papa Francisco en el encuentro interreligioso

El obispo de Roma expresó esa frase acompañada de otra, que fue directa al Patriarca Cirilo I de la Iglesia Ortodoxa Rusa, quien pegó el faltazo al cónclave: “Que Cirilo no se convierta en un monaguillo de Putin”

Tiempo de lectura: -'

15 de septiembre de 2022 a las 09:30

El Papa Francisco asiste al Congreso de Líderes de Religiosos Mundiales y Tradicionales, que se celebra en la capital de Kazajstán. En ese entorno, rodeado por representantes musulmanes, budistas, ortodoxos y de otras confesiones, hizo un llamado a la paz y reprochó a quienes no buscan terminar con la Guerra en Ucrania.

El obispo de Roma, en su intervención hizo un llamado s liberarse de “concepciones reduccionistas y ruinosas que ofenden el nombre de Dios por medio de la rigidez, los extremismos y los fundamentalismos”.

En otro de los pasajes, que aludían a la postura de Cirilo I, quien evitó concurrir al encuentro, descalificó a quienes alimentan “el odio, el fanatismo y el terrorismo, desfigurando también la concepción del hombre”.

No justifiquemos nunca la violencia. No permitamos que lo sagrado sea instrumentalizado por lo que es profano”. Si bien no estuvo el Patriarca, sí hay en Kazajistán una delegación de la Iglesia Ortodoxa Rusa. Francisco tuvo una reunión privada con miembros de esa comitiva, que solo se extendió por 15 minutos.

A su llegada a Nur Sultán, capital de Kazajistán, el Papa fue recibido en el aeropuerto por el presidente Kasim-Yomart Tokaev. “Vengo para amplificar el grito de tantos que imploran la paz, camino de desarrollo esencial para nuestro mundo globalizado”, fue lo que le transmitió según los corresponsales de medios acreditados en El Vaticano que lo acompañaron en el vuelo de Alitalia.

“Yo llego aquí mientras está en curso la insensata y trágica guerra originada por la invasión de Ucrania, mientras otros enfrentamientos y amenazas de conflictos ponen en peligro nuestra época”, fue otra de las definiciones de Francisco.

Cabe señalar que, horas antes de la llegada del Pontífice católico, en Nur Sultán había estado el presidente de China, Xi Jinping, quien pasó solo unas horas para trasladarse a Uzbekistán, donde se lleva a cabo la reunión de la Organización de Cooperación de Shangai y se espera la reunión que el presidente chino tenga precisamente con Vladimir Putin.

El encuentro entre los presidentes de China y Rusia se da en un momento álgido de la guerra en Ucrania, donde el avance de las tropas de Kiev puso en jaque al poderoso ejército ruso. Para Putin, el crecimiento del intercambio comercial con China, especialmente el mayor envío de gas, resulta una retaguardia importante.

El Papa y la China

Una vez más, Francisco llamó al diálogo a fomentar el multilateralismo. “Es hora de evitar la intensificación de rivalidades y el fortalecimiento de bloques contrapuestos. Necesitamos líderes que, a nivel internacional, permitan a los pueblos entenderse y dialogar y generen un nuevo ‘espíritu de Helsinki’, la voluntad de reforzar el multiculturalismo, de construir un mundo más estable y pacífico”, dijo.

La referencia del Papa fue al acta firmada en la capital de Finlandia hacia 1975, firmada por los Jefes de Estado de 35 países, tanto de la OTAN como los del Pacto de Varsovia –que expresaban los dos bloques de la llamada Guerra Fría- como los de Estados neutrales y de los Países No Alineados. El compromiso era el de entablar un diálogo mutuamente beneficioso y encontrar puntos en común entre la comunidad de naciones.

El Papa lo recordó y reafirmó que “se debe alcanzar en un diálogo con todos”.

La referencia tuvo eco en Kazajistán, un país donde conviven 150 grupos étnicos y 80 lenguas distintas, con historias, tradiciones culturales y religiosas variadas. Para Francisco es “un país del encuentro”.

China

A bordo del avión de Alitalia, como hace habitualmente, Francisco viajó con periodistas con los cuales suele dejar declaraciones filosas.

“Siempre estoy dispuesto a ir a China”, fue una respuesta ante la pregunta de si tiene planeado un encuentro con Xi Jinping en su estadía en Kazajistán. “Yo de eso no tengo noticias”, aclaró. En realidad, la presencia en el país del presidente chino y del jefe de la Iglesia Católica fue una coincidencia sin agenda conjunta. Cada cual fue por razones diferentes.

Sin embargo, El Vaticano y China están negociando la renovación del acuerdo provisional firmado en septiembre de 2018 para nombrar obispos en el país. A casi cinco años y en medio de las tensiones internacionales es muy prematuro saber si habrá invitación del líder chino al jefe de la Iglesia Catóica.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...