Mundo > Sandra Torres

Quién es la exprimera dama que va de favorita en las elecciones de Guatemala

Pese a los cuestionamientos sobre su estilo de conducción, Sandra Torres viene primera en las encuestas para la elección de este domingo

Tiempo de lectura: -'

14 de junio de 2019 a las 05:03

Mujer de carácter fuerte a la que algunos detractores asignan rasgos autoritarismo, la exprimera dama Sandra Torres, favorita en las encuestas, aspira por segunda vez a convertirse en la primera mujer en gobernar Guatemala tras los comicios del domingo.

Con sólido apoyo en las zonas rurales, aunque en las áreas urbanas se concentra el voto duro en su contra, Torres podría tener que disputar un balotaje en agosto si el domingo no alcanza un mínimo de 50% de los votos.

El 48 % de guatemaltecos no sabe aún por quién votar en las elecciones del próximo domingo, según la última encuesta de la firma Prodatos publicada este jueves.

El estudio, cuya muestra fue de 1.201 personas y cuenta con un 2,8 % de margen de error, también da por sentado que la exprimera dama de Guatemala Sandra Torres -candidata de Unidad Nacional de la Esperanza, UNE- ganará los comicios del próximo domingo, pero augura un balotaje al que se aferran cuatro posibles contendientes.

El primer lugar de la encuesta lo ocupa Torres, con un 20,2 % de la intención de voto, seguida del exdirector de cárceles Alejandro Giammattei (Vamos), con 14,4 %, según asegura el estudio realizado por Prodatos, contratado por el diario local Prensa Libre.

Los otros tres aspirantes con mayor probabilidad de colarse a segunda vuelta son el exsecretario general adjunto de la ONU Edmond Mulet (Humanista), el hijo del expresidente Álvaro Arzú, Roberto Arzú (PAN-Podemos) y la defensora de derechos humanos y activista maya Thelma Cabrera (Movimiento para la Liberación de los Pueblos), con un "empate técnico" en el entorno del 8% de la intención de voto para cada uno.

De 63 años, Torres se postula por el partido socialdemócrata Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), el mismo que llevó al poder a su exesposo, el expresidente Alvaro Colom (2008-2012), de quien se divorció en 2011 para poder aspirar a la primera magistratura.

Pero el Tribunal Supremo Electoral (TSE) rechazó entonces su inscripción por considerar que el divorcio había sido una maniobra para eludir la prohibición constitucional a que familiares de gobernantes peleen por la presidencia.

En 2015 participó por primera vez en una carrera presidencial y perdió en segunda vuelta con el actual mandatario Jimmy Morales, un excomediante que como 'outsider' capitalizó el rechazo popular a la política tradicional tras los casos de corrupción que llevaron a Otto Pérez (2012-2015) a renunciar a la presidencia cuatro meses antes de concluir su gestión.

Morales culmina su mandato con la popularidad por los suelos e investigado por corrupción.

Ni aborto ni matrimonio gay

Torres, empresaria textil y licenciada en Comunicación, centra su plan de gobierno en mejorar la salud y la educación, así como generar empleo para contener una ola migratoria hacia Estados Unidos, en el marco del masivo éxodo de centroamericanos que huyen de la pobreza y la violencia.

Asimismo, ha señalado que un gobierno suyo se opondrá al aborto y al matrimonio homosexual.

Esta mujer nacida el 5 de octubre de 1955 en el municipio de Melchor de Mencos, en el departamento del Petén, una región norteña con vastas áreas controladas por narcotraficantes, coordinó durante la presidencia de su esposo una serie de proyectos de asistencia emulados del antiguo gobierno de Lula en Brasil, como los comedores solidarios, la entrega de alimentos y aportes monetarios a familias pobres.

Algunos detractores, en especial de la derecha, la acusan de haber integrado la guerrilla durante la guerra interna entre 1960 y 1996, que dejó 200.000 muertos o desaparecidos, algo que ella ha negado, aunque siempre ha reconocido su simpatía por los movimientos populares.

"Autoritarismo" vs "actitud comprometida"

Sus críticos y algunos analistas atribuyen a Torres rasgos de "autoritarismo" e "intolerancia" y afirman que se siente "intocable" tras las denuncias que presentó contra un periódico y fiscales que la investigaban por financiamiento electoral ilícito en 2015.

Amparada en la ley de femicidio, cuya finalidad es prevenir la violencia contra la mujer, Torres logró que una sala de apelaciones prohibiera al diario El Periódico hacer cualquier tipo de publicación sobre ella.

Igualmente, logró que un juzgado ordenara al jefe de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI), Juan Francisco Sandoval, a no investigarla ni "acosarla".

Sandoval y su equipo habían solicitado quitar a Torres la inmunidad de la que gozan los candidatos candidatos para investigarla por financiamiento electoral ilícito en 2015, pero la petición fue rechazada por la Corte Suprema.

Esas acciones le acarrearon una ola de críticas y levantó voces de alerta en diferentes sectores que cuestionaron su forma de actuar antes de las elecciones.

En su defensa, el periodista retirado Edgar Rosales escribió en el portal digital Gazeta que la "fama de autoritaria" que tiene Torres refleja una "actitud comprometida para trabajar y frenar abusos con los recursos públicos".

Para Edie Cux, coordinador de Acción Ciudadana, capítulo local de Transparencia Internacional, la actitud de Torres sienta un "precedente nefasto (...) y está manifestando su figura autoritaria antes de ganar la presidencia".

"Torres privilegia medidas de defensa para sentirse intocable", consideró el politólogo independiente Renzo Rosal.

Claves en las urnas

El voto de rechazo, sin embargo, podría definir la elección. El estudio de Prodatos asegura que Sandra Torres pasó de un 49% a un 52% de votantes que jamás apostarían por ella, mientras que Arzú llegó a un 22%, Giammattei a un 16%, Cabrera a 12% y Mulet al 9% de gente que no votaría por él.

Según la encuesta, que fue realizada del 27 de mayo al 5 de junio en 138 diferentes puntos muestrales, se relaciona a Torres con su "ayuda a los pobres", a Mulet con su "preparación o trayectoria" y a Giammattei, Arzú y Cabrera por "honrado o confiable".

Este sondeo también señala que un 2,8 % serían votos nulos y un 12,9 % en blanco.

No será hasta el próximo domingo que más de 8,1 millones de guatemaltecos convocados a las urnas decidan los resultados de "la verdadera encuesta", como analistas suelen referirse a la elección.

Allí, además del próximo presidente y vicepresidente, los votantes definirán a los futuros 160 diputados, 340 alcaldes y 20 congresistas al Parlamento Centroamericano.

Pero, como es previsible según este y los demás estudios, la Presidencia no se definirá sino es hasta el próximo 11 de agosto, cuando se realice la elección en un balotaje aún incierto.

Con información de EFE y AFP

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...