Nacional > Fiscalía apeló

Sacerdote de Minas fue imputado por abuso sexual a dos niñas, pero la Justicia rechazó la prisión preventiva

El cura fijó un domicilio, y deberá firmar una vez por semana en una comisaría, además de respetar la prohibición de acercamiento y comunicación con las víctimas, mientras continúa la investigación

Tiempo de lectura: -'

04 de febrero de 2021 a las 15:48

Un sacerdote de la catedral de Minas (Lavalleja) fue imputado este jueves por reiterados delitos de abuso sexual cometidos contra dos niñas, pero la jueza Lucía Granucci rechazó la prisión preventiva que había solicitado la fiscalía como medida cautelar, e impuso en cambio que el cura fijara domicilio y se presentara una vez por semana en la comisaría.

Según informó el Ministerio Público, la fiscal del caso, Tania Vidal, apeló la resolución de la magistrada, que dispuso que el sacerdote tampoco pueda acercarse a las víctimas –niñas de 9 y 13 años– a menos de 500 metros, ni mantener ninguna clase de comunicación con ellas, durante un plazo de 90 días.

En diciembre pasado, el obispo Milton Tróccoli se enteró del hecho por la citación de la justicia, algo que fue comunicado por el cura implicado. Enseguida lo apartó del ministerio sacerdotal y dispuso que fuera trasladado al hogar donde viven sacerdotes ancianos ya retirados de la actividad.Allí estuvo hasta que este jueves fue citado a comparecer.

En un comunicado difundido por el Obispado de Minas, se informó que el sacerdote declaró ante la Justicia "no haber cometido tales actos", y que continuaba "a disposición la línea telefónica 095 382 465 y el mail denuncia.abusos.uy@gmail.com, para recibir denuncias de abusos sexuales cometidos contra menores por parte de sacerdotes y personas consagradas de todo el país".

"Reiteramos nuestra firme disposición y compromiso para que hechos como los denunciados no tengan lugar en el seno de la Iglesia, a seguir adoptando las más severas medidas contra quienes cometan estas faltas graves y a continuar trabajando con ahínco en la prevención" agregó el comunicado.

De acuerdo a lo establecido por la fiscal, el imputado mantenía "una relación de amistad" con la madre de las niñas abusadas, cuya casa solía frecuentar porque ayudaba económicamente a la familia. El cura "concurría asiduamente al hogar llevando consigo alimentos y bebidas alcohólicas", dictaminó la fiscal, según el resumen de su dictamen disponible en el sitio web de la Fiscalía.

Y fue "en esas circunstancias" en que "el imputado mediante la intimidación y el abuso de poder que ostentaba en virtud de oficiar como referente religioso de la familia, en reiteradas ocasiones realizó tocamientos de índole sexual a las víctimas".

Uno de las declaraciones de las niñas señalaba que en una oportunidad el cura entró al cuarto de una de ellas para abusarla sexualmente. "La víctima salió corriendo de su habitación aterrorizada y logró encerrarse en el baño".

Los hechos fueron denunciados en setiembre de 2019, luego de que las niñas contaran lo que les ocurría a su hermano mayor.

El trauma por los abusos generó que una de las víctimas tuviera que ser internada por "ideas de muerte", y allí ratifico a los médicos que lo atendieron los episodios que había sufrido.

Por otra parte, las pericias psiquiátricas y psicológicas realizadas a la hermana también concluyeron que tenía un "relato coherente y consistente", y que su discurso no contenía signos de haber sido contaminada por terceros "ni sometido a amenazas o coerción".

"La pericia psiquiátrica de la otra víctima recabó nuevamente el relato consistente con los hechos denunciados", agrega el dictamen.

La personalidad del imputado

La fiscal también contó en su solicitud de formalización de la investigación con una pericia realizada al sacerdote. Los exámenes determinaron que el indagado tenía una personalidad con "tendencia al consumo excesivo de alcohol que puede exponerlo a mantener conductas desinhibidas", aunque el cura rechazó que el alcohol le produjera "alteraciones de la conciencia en tales circunstancias”.

La pericia también arrojó como conclusión que el imputado tiene un "gran sentido de autoconfianza y autoimportancia, tendiendo a satisfacer sus necesidades personales", aunque de todos modos "no surgen elementos de carácter concluyente que permitan afirmar ni descartar rasgos de carácter abusivo en su personalidad". Esta última afirmación es luego matizada con la siguiente explicación: "Si bien no se evidencia elementos perversos durante la entrevista, no ha (de) descartarse que los mismos puedan hallarse solapados, y que el peritado optase por brindar una autoimagen favorable".
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...