Nacional > Después de la interna

Sartori declaró haber donado al menos US$ 2.900.000 para su campaña de agosto a octubre

El monto, que no tiene en cuenta las internas, es 12 veces mayor al tope que proponía la ley de financiamiento archivada en la legislatura anterior; si se toman en cuenta aportes a Diputados, el total supera los US$ 3,2 millones

Tiempo de lectura: -'

21 de abril de 2020 a las 11:33

El empresario Juan Sartori declaró haber donado unos US$ 2,9 millones para la lista al Senado con la que obtuvo su banca en octubre de 2019. 

Según la rendición de cuentas a la Corte Electoral, a la que accedió El Observador, Sartori –exprecandidato presidencial y líder de Todo por el Pueblo– desembolsó un total de $ 107.407.705 para su campaña nacional. La cotización del dólar en la fecha que el senador fija su donación (30 de setiembre) era de $ 36,9. 

La única otra vía de ingresos que declara Sartori es el pago correspondiente por votos obtenidos, que totalizó $ 35,1 millones. De acuerdo a la documentación presentada, ese monto fue devuelto a Sartori como "cesión de crédito". 

La documentación presentada por la lista 880 –que no había sido publicada en la fecha correspondiente– señala que los gastos de Sartori fueron exactamente los mismos que sus ingresos (en su mayoría donaciones propias): $ 142.509.353.

La cifra no tiene en cuenta el dinero que desembolsó el empresario en la campaña interna, cuando compitió por la postulación del Partido Nacional y terminó en segundo lugar detrás del hoy presidente Luis Lacalle Pou. De hecho, los primeros gastos que figuran en el documento corresponden al mes de agosto.

De acuerdo a los números declarados por Sartori, $ 60,8 millones de los gastos estuvieron destinados a publicidad. Si se quitan los $ 35,1 millones que figuran como gasto pero en realidad son una devolución al empresario, la publicidad representa el 57% de los gastos declarados por la lista 880 al Senado.

Los montos descritos no incluyen las listas departamentales, a las que Sartori también donó dinero, y por las cuales recibió a su vez el dinero por votos otorgado por la Corte. Según los datos procesados por El Observador, el empresario declaró haber donado al menos $ 12,9 millones (unos US$ 320 mil a esa fecha) a sus listas a Diputados, y recibió aproximadamente $ 20 millones en función de los votos. 

Si se suman esas listas –que acumularon para su votación como senador–, Sartori dice haber gastado unos US$ 3,2 millones luego de las elecciones internas, en las que ya había hecho gala de una billetera ancha. 

Topes inexistentes

Las rendiciones de cuentas de la elección nacional no pueden tomarse como una descripción fidedigna de los ingresos y egresos de la campaña, aunque sí dan una pauta del dinero aportado por cada candidato a cargos electivos. 

Si bien la legislación actual obliga a declarar el detalle de los gastos, con la normativa vigente no hay forma de controlar que lo escrito sobre el papel refleje los números reales. En más de una ocasión, la Corte Electoral ha comunicado a los partidos políticos que no cuenta con los recursos para investigar la vasta documentación que recibe luego de cada elección.

Esa discusión estuvo presente en el Parlamento en los últimos años, a partir de que el Frente Amplio impulsara un proyecto de ley para ajustar las clavijas de la normativa referente al financiamiento de los partidos. 

Aunque el sistema político decía coincidir en la necesidad de realizar algunos cambios a la ley que está vigente desde 2009, las modificaciones propuestas por el Frente Amplio recibieron cuestionamientos de la oposición y se enfrentaron al voto díscolo de su diputado Darío Pérez.

El proyecto que naufragó y ahora está archivado en el Parlamento establecía entre otras cosas ciertos topes a las autodonaciones de candidatos. Mientras que la normativa vigente permite a los postulantes a cargos electivos a donar todo el dinero que quieran a sus campañas, el texto debatido en la última legislatura (aprobado en su momento por el Senado) fijaba en 2 millones de unidades indexadas el máximo que podían donar los candidatos a legisladores.

La donación declarada por Sartori es más de 12 veces mayor a ese tope que finalmente no prosperó (lo supera en unos $ 98 millones).

Con el dinero desembolsado, el hoy senador se ubica varios cuerpos por encima de otros candidatos que también abrieron su billetera en la campaña. El empresario Edgardo Novick declaró haber volcado $ 33,3 millones de su propio bolsillo (unos US$ 900 mil) para su campaña presidencial. 

Entre los candidatos nacionalistas al Parlamento hay disparidad en los montos que salieron de sus propios bolsillos, pero todos en dimensiones mucho menores a las de Sartori. Sergio Abreu, que asumió como suplente de Javier García por la lista 40, donó $ 1 millón, es decir un 1% de lo declarado por el empresario. El monto desembolsado por Abreu es a su vez más del doble que otros integrantes de la lista como Rodrigo Goñi, Sebastián Da Silva y el propio García, que declaran haber donado $ 450 mil (casi US$ 12 mil) cada uno. 

Amín Niffouri, que reemplaza al secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, declaró una donación de $ 1,5 millones. Luis Alberto Heber, que fue reelecto senador pero asumirá como ministro de Transporte, dice haber donado $ 912 mil para la lista al Senado del Herrerismo, y casi $ 500 mil a la lista en Montevideo. Sergio Botana volcó $ 731 mil para la lista al Senado y otros $ 500 mil para su agrupación en Cerro Largo, según las rendiciones de cuentas presentadas por el herrerismo. Gloria Rodríguez, tercera senadora electa por la 71, declaró una donación de $ 490 mil , al igual que Gustavo Penadés, que asumió en lugar de Heber. 

Comprometidos a modificar ley

Sobre fines de 2019, cuando todavía regía la anterior legislatura, diputados de varios partidos aprobaron una moción en la que se comprometían a continuar el tratamiento del proyecto de financiamiento de los partidos a partir de este año. 
La moción, propuesta por el Partido Nacional, expresaba que a partir de febrero se instalaría nuevamente la comisión especial para abordar el tema, y establecía que la nueva normativa contendría una "regulación de los topes de aportes de candidatos".
Los diputados también se comprometieron a habilitar el reparto de minutos de publicidad gratuita, limitar "el financiamiento empresarial" y desarrollar "mejores controles y sanciones más estrictas sobre el financiamiento de los partidos".
"Reconocemos la trascendencia que tiene la aprobación de una nueva ley de financiación de partidos políticos. El Uruguay ya tiene una que es perfectible, que es mejorable, que necesita ser modificada. En eso coincidimos todos", dijo en ese entonces el diputado blanco Gustavo Penadés, hoy coordinador de la bancada nacionalista en el Senado.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...