Cargando...
Schiappacasse en la audiencia en la que se determinó que debía ir preso en forma preventiva

Nacional > CASO SCHIAPPACASSE

Investigación que se cerró para Schiappacasse sigue en Maldonado y Montevideo en busca de pesos pesados

Junto al fiscal de Flagrancia Fernando Romano irán tras las "vinculaciones" que estaban detrás de Schiappacasse

Tiempo de lectura: -'

08 de abril de 2022 a las 05:01

Con un pedido de "no más armas" de la jueza Ana María Guzmán al futbolista y un acuerdo abreviado entre las partes que resultó en una condena a seis meses a prisión domiciliaria y otros seis de libertad vigilada, se cerró el capítulo penal para el exjugador de Peñarol, Nicolás Schiappacasse. Cuando la fiscal Ana Carolina Dean había pedido que estuviera preso preventivamente, argumentó que era una causa compleja por las múltiples "vinculaciones" que tenía el jugador. En diálogo con El Observador, Dean afirmó que si bien el proceso con Schiappacasse está cerrado, la investigación continúa. 

La fiscal señaló que apunta a desentrañar la red de los delitos relacionados al fútbol y que a partir de ello la investigación se dividió: parte continúa a su cargo en Maldonado, pero también se encuentra trabajando en el tema el fiscal de Flagrancia Fernando Romano en Montevideo. Hay cuestiones del mismo caso que aún no se han podido determinar, por ejemplo, quién le dio al jugador el arma hurtada que portaba cuando fue detenido. 

"Los hechos después me dieron la razón, porque lo de Schiappacasse no fue un tema menor. Si hubiera ingresado el arma, no digo que hubiera pasado algo dentro del estadio, pero afuera del estadio seguramente sí", había dicho Romano en una entrevista que La Diaria publicó el pasado 24 de marzo. 

La audiencia y la acusación

Solo la punta de sus botas tocaban el suelo, las yemas de los dedos apenas se rozaban y miraba para abajo, hasta que vio que la pesadilla de su hijo se había terminado y rompió en llanto. Afuera de la sala estaban el padre y la novia de Schiappacasse, pero adentro, solamente su madre, que miraba atentamente, y casi sin moverse durante los 45 minutos que duró la audiencia, todo lo que sucedía. 

El jugador, que según Dean está "muy arrepentido" de lo que hizo, también estuvo muy atento y habló, a pedido de la jueza, en dos oportunidades. La primera, para aceptar el acuerdo que entre su abogada, Karen Pintos, y la Fiscalía habían confeccionado. La segunda, para reconocerse culpable de los delitos de tráfico interno de armas y municiones en concurso formal con un delito de receptación real y porte de arma de fuego en lugares públicos. 

"No más armas, por favor", le dijo Guzmán una vez finalizada la audiencia, a lo que el jugador asintió. La fiscal agradeció a Schiappacasse y se mostró conforme en que pueda continuar su carrera, lejos de la violencia. 

Durante los seis meses que cumpla la prisión domiciliaria, Schiappacasse podrá salir únicamente a entrenar en su club, Tanque Sisley, que según se dijo en audiencia entrena de lunes a sábado de 15 a 19 horas y podrá jugar los partidos que se hacen los domingos. Consultada Dean si este cronograma estaba validado por el club, señaló que sí. 

En la acusación, la fiscal Dean retomó lo que había relatado ante la Justicia en la audiencia de formalización. Junto con el arma que lo llevó a la cárcel, a Schiappacasse se le incautó su celular, que sirvió para demostrar que en al menos tres oportunidades el deportista adquirió armas de fuego en forma ilegal. En el dispositivo había numerosas fotos de él posando junto a distintas armas. También permitió comprobar que las llevó con él en lugares públicos como partidos de fútbol, “cuando salían a hacer pintadas relativas al cuadro del que son hinchas” y que se las prestó a distintos integrantes de la hinchada de Peñarol.

Para justificar su teoría, la fiscal había leído en la audiencia anterior una serie de mensajes que el jugador cruzó con diferentes personas en distintos momentos y algunos los volvió a leer este jueves. El más reciente era del 20 de enero —casi una semana antes del clásico que se disputó en Maldonado—, en el que mandó a un grupo de Whatsapp con otras tres personas una foto del arma que luego se incautó y de otra junto con un mensaje que decía que los iba a “dar a chumbazos”. En la imagen, aseguró Dean, se veía parte del bolso Louis Vuitton que fue retenido el día de la detención.

Pero estas prácticas llevaban, por lo menos, unos meses. El 11 de octubre del año pasado, por ejemplo, mandó fotos de dos pistolas semiautomáticas y expresó: “Me la quiere vender un milico amigo de mamá, me la deja a mil, creo”. Dos días después, mandó otra foto de la pistola y puso: “Que se agarre la gallina”.
Casi un mes después, el 10 de noviembre, conversó con otra persona a la que le dijo que le había prestado una pistola a un tercero. Días más tarde y chateando con otro joven, le preguntó: “¿La nueve la usaste?”. “No, hermano, tiene todos los cosos que vos me diste”, le respondieron.

En otro mensaje que leyó Dean, hay drogas de por medio. Un contacto agendado como “Mamá Uruguay” le envía un audio reclamándole que se cree narcotraficante. Le envió: “Va a saltar mierda por un porro y dos balas que tirás te hacés el bandido”.

La fiscal manifestó que el jugador fue detenido en un control de rutina. Sobre las 17:40 horas, relató la funcionaria, policías interrumpieron el camino del auto marca Hyundai en el que Schiappacasse iba sentado atrás. Hicieron bajar del vehículo al conductor, la copilota, el aurinegro y otra joven que iba detrás con él. Con “actitud evasiva y sospechosa”, el imputado dejó un buzo de tipo canguro color negro que llevaba en su falda, en el asiento trasero del auto, con intenciones de ocultarlo. Se le preguntó por qué y respondió que era “solo un buzo”. Cuando lo registraron encontraron la pistola 9 milímetros con un cargador y ocho proyectiles. El arma fue denunciada como robada el 9 de febrero de 2020 de Charrúa y Coronel Alegre, en el barrio Pocitos.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...