Reflexiones liberales > Actualidad

Señales preocupantes

Un nuevo informe de Freedom House revela un mayor deterioro de la libertad de prensa en el mundo y en América Latina

Tiempo de lectura: -'

09 de mayo de 2013 a las 00:00

Señales preocupantes


Todos los años, Freedom House publica un informe sobre el estado de la libertad de prensa en el mundo. Las conclusiones de esta organización independiente, que se conocieron el miércoles 1 de mayo, es que el año pasado la realidad de la prensa libre fue muy sombrío. Solo una minoría de la población mundial (menos del 20%) vive en países donde la prensa puede cumplir con su papel de informar dentro de un entorno jurídico de respeto y garantías al ejercicio del periodismo.

Los 10 países incluidos en la lista negra del periodismo son los siguientes: Corea del Norte, Guinea Ecuatorial, Turkmenistán, Uzbekistán, Eritrea, Bielorrusia, Cuba, Irán, Siria y Bahrein. En todos ellos, aunque en diferentes grados, existe un férreo control del Estado sobre los medios de comunicación, apresan periodistas, asesinan periodistas y los gobiernos aplican medidas de censura o de censura previa como ocurrió durante la última dictadura de Uruguay y muchas otras del continente.

Esa lúgubre fotografía esconde otra imagen muy preocupante para América Latina: la libertad de prensa presenta problemas en seis países latinoamericanos, el mayor número en la región desde 1989. Además de Cuba, Freedom House menciona a Ecuador, Honduras, México, Paraguay y Venezuela. A esa lista podría incluirse a Argentina y Brasil donde esta organización independiente advierte que la libertad de prensa declinó en 2012 respecto al año anterior.En Venezuela, con Hugo Chávez en el poder, se continuó sus políticas "para controlar a la prensa”.
En cuanto a Honduras y México, se advierte que tuvieron "altos niveles de violencia e intimidación contra los medios", aunque el segundo país "aprobó dos medidas positivas" en 2012 para proteger a los periodistas y defensores de derechos humanos. Paraguay y Ecuador cayeron en 2012 en la lista de los países donde la prensa solo es "parcialmente libre", según Freedom House.
El grupo destaca que en Paraguay el Gobierno del presidente saliente Federico Franco "supervisó" una purga en los medios estatales, con 27 periodistas que perdieron su trabajo en la televisión pública.
Ecuador bajó de categoría debido a los años de "prolongadas amenazas" contra la libertad de expresión. La puntuación de Ecuador ha caído 17 puntos en los últimos cinco años, "uno de los más dramáticos declives en el mundo", señala Freedom House.
Con respecto a Argentina, la erosión se ha producido fundamentalmente por el incremento de ataques físicos y amenazas verbales dirigidas contra periodistas que son considerados críticos con el Gobierno de la presidenta Cristina Fernández, "particularmente aquellos afiliados al grupo Clarín".
El declive de Brasil estuvo motivado por un incremento en el número de periodistas asesinados el año pasado, así como por la influencia de intereses políticos y empresariales en el contenido de los medios.

De esos ochos países latinoamericanos con conductas dañinas para los medios, cinco tienen estrechos vínculos con Uruguay por el Mercosur o por lazos históricos.Que en un contexto económico muy favorable para los países de la región, en que están siendo examinados permanentemente por los inversionistas y en que los organismos internacionales elogian un manejo prudente de la economía –con algunas excepciones como Argentina y Venezuela-, es un gol en contra que una organización tan respetada como Freedom House, advierta su preocupación por el estado de la prensa.

Sería un error creer que estamos ante un problema solo de los periodistas y de los propietarios o permisarios de los medios de comunicación. La libertad de prensa es un bien para toda la sociedad. La salud del estado de derecho depende en parte de una prensa libre e independiente para buscar la verdad y ponerla a disposición del público. En una sociedad democrática la prensa juega el papel de contrapoder y si esta función de contrapoder pierde fortaleza por acciones autoritarias de los gobiernos, entonces sería toda la sociedad la que se perjudicaría pues se afectaría una de las redes neurológicas del estado de Derecho con todo el daño que ello supone. Mucho me temo que el informe de 2013 marque un nuevo deterioro, especialmente en la región. Y viendo lo que ocurre en Argentina y Brasil, sería bueno que pusiéramos las barbas a remojar sobre todo cuando el gobierno se apresta a enviar al Parlamento una controverdida Ley de Medios.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...