29 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,35 Venta 39,75
30 de noviembre 2014 - 22:13hs

Aunque durante su vida política estuvo más vinculado a las tareas ejecutivas y al mundo empresarial a través de la petrolera estatal ANCAP, el próximo período de gobierno le presentará un desafío distinto a Raúl Sendic. El vicepresidente electo será el encargado de negociar con la oposición en el Parlamento y, sobre todo, deberá tejer a la interna del Frente Amplio (FA) para darle gobernabilidad a Tabaré Vázquez, sin olvidar la alianza con el MPP y con los comunistas que lo impulsó al cargo.

Hijo del líder de la guerrilla tupamara, de quien heredó el mismo nombre y varios rasgos faciales, Sendic es para el amigo de su fallecido padre y fundador del MPP, José Mujica, como un hijo. Pero el dirigente de la lista 711 también es el compañero de binomio de Vázquez y será responsable de encaminar en el Parlamento los proyectos impulsados por el Poder Ejecutivo.

La figura de Sendic será clave en la negociación interna en un escenario donde el MPP tendrá amplia supremacía en la bancada oficialista y con Mujica como una voz de consulta permanente para distintos dirigentes de la primera línea.

Más noticias

Vázquez, que tiene como aliado político a su ministro de Economía, Danilo Astori, pretende evitar durante su gestión las divisiones internas entre mujiquistas y astoristas que hubo en la presente administración, aunque el denominado Grupo de los 8 advierte que el manejo de la economía debe recaer en todo el FA (ver página 14).

En el sector de Sendic son conscientes de que deben respaldar la acción de gobierno, pero reconocen que están más afines a unos sectores que a otros.

“En la medida en que Raúl es vice debemos articular y asegurar un funcionamiento coordinado de la bancada. Vamos a tratar de tener un funcionamiento que garantice que los lineamientos que lleguen del Poder Ejecutivo tengan viabilidad a nivel parlamentario. Raúl en eso tiene una gran responsabilidad y nosotros vamos a tratar de cooperar”, dijo a El Observador el senador electo Marcos Otheguy.

La bancada de la 711 pretende ser articuladora entre los distintos grupos oficialistas.

Otro dirigente allegado a Sendic señaló a El Observador que el presente período será fundamental para el posicionamiento de la 711 y de sus dirigentes en la interna del FA y, sobre todo, en la opinión pública.

En ese sentido, y teniendo en cuenta el amplio perfil de sus votantes, el grupo procura ubicarse en el centro del mapa político de la izquierda. En la práctica, implicaría posicionarse en el medio del mujiquismo y del astorismo. Más allá de esa premisa, en la 711 reconocen mayor sintonía con el Grupo de los 8. “Vamos a seguir tendiendo puentes con los sectores con lo que veníamos recorriendo un camino común, sobre todo con lo que implica fortalecer el relacionamiento de la fuerza política”, dijo Otheguy.

Temas:

Decisión 2014

Seguí leyendo

Te Puede Interesar