Cargando...

Espectáculos y Cultura > COCKSUCKER BLUES

Sexo, drogas y rock and roll: un documental prohibido de los Rolling Stones salió a la luz

La película, filmada en 1972, retrata sin filtros una gira de la banda por Estados Unidos, y su exhibición fue prohibida por los músicos

Tiempo de lectura: -'

14 de diciembre de 2020 a las 11:11

Los Rolling Stones llegaron a Estados Unidos en 1972 para una de las giras más anticipadas de su carrera. La última vez que habían estado en ese país había sido en 1969, y todo había terminado en desastre, con un show en el autódromo de Altamont en el que un integrante del público fue asesinado por la pandilla de motoqueros Hell's Angels, a quien la banda había contratado como seguridad. El regreso era acompañado por uno de los que es considerados de los mejores discos de la banda inglesa, Exile on Main street, y los encontraba además en uno de sus picos de popularidad. 

El grupo decidió que la gira sería filmada por el fotógrafo suizo Robert Frank, y con ese material se generaría un documental. Frank había hecho las fotos del Exile, y el vínculo generado con el por entonces quinteto generó esa siguiente invitación. Con libertad absoluta, el suizo filmó y filmó. Con acceso libre a las aventuras de la banda, Frank generó un contenido que resume la trilogía no oficial del rock: sexo, drogas y rock and roll. 

Además de los shows musicales, en la película hay escenas que muestran sin demasiados tapujos el consumo de drogas, desde Mick Jagger aspirando cocaína hasta una groupie inyectándose heroína. Otra de las escenas más impactantes muestra a dos groupies en una orgía con técnicos y productores, mientras los músicos siguen conversando como si aquello fuera una escena cotidiana, todo a bordo del avión personal de los Stones. 

También hay televisores revoleados por ventanas de hotel, visitas de Andy Warhol y Tina Turner, y un enfrentamiento entre Keith Richards y la prensa que termina con la intervención de la policía y la detención de los músicos. 

Los Stones vieron el material terminado y se pusieron nerviosos. Una cosa era mostrar todo sin problemas y otra era aquello, que de hecho podía hacer que terminaran en la cárcel o peor aún para sus bolsillos, que les impidieran volver a entrar a Estados Unidos, sobre todo por el asunto de las drogas. La banda vetó el documental, hizo otro (Ladies and gentlemen: The Rolling Stones), más lavado y musical, y siguió como si nada hubiera pasado. 

Pero Frank quería mostrar su trabajo, y además de ponerle un nombre ofensivo (Cocksucker blues, tomado de una canción que la banda hizo para terminar su contrato con el sello Decca, y que por su nombre y su temática sabían que nunca sería publicada, aunque el sello le cambió el nombre y la lanzó igual), terminó en los juzgados frente a Jagger y los suyos. 

El acuerdo al que se llegó es que la película no tendría un estreno formal, pero tampoco quedaría archivada en una bóveda. Solo se podía proyectar hasta cuatro veces al año, siempre en presencia de Frank, y en un contexto de festivales cinematográficos, muestras de arte o repaso del archivo de la banda. 

 

Así nació un mito de película "clandestina" o "maldita" de los Stones, que a pesar de ese título pudo verse en el museo MoMa de Nueva York en 2012, en la Cinemateca de la ciudad estadounidense de Cleveland en 2013, y en el festival de cine de Róterdam, en los Países Bajos, en 2015. Aunque legalmente Frank debía estar presente, esa regla se aplicó con cada vez más laxitud. En 2009, en el museo Metropolitan de Nueva York, se le dijo a los presentes que el fotógrafo "estaba en el edificio", siendo un enorme predio de más de 185.000 metros cuadrados, “Miren a su izquierda, miren a su derecha. Uno de ustedes podría ser Robert Frank", dijo el comisario de arte del museo antes de la proyección. 

Este sábado 12, la película volvió a verse, con la particularidad de que fue la primera vez que Cocksucker blues se vio oficialmente luego de la muerte de Frank en 2019, en el contexto del festival Madrid Documenta, en la capital española. 

De todas formas, la película ya no es tan secreta. Nunca lo fue, porque circularon copias en VHS y DVD durante décadas, y ahora puede verse completo en YouTube, dividido en partes, algo que la banda no ha hecho mucho esfuerzo en evitar. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...