Cargando...
La gente camina a lo largo de un puente peatonal en el distrito financiero de Singapur, el 25 de junio de 2021

Mundo > FOCO EN LA VACUNACIÓN

Singapur quiere dejar de contabilizar los contagios diarios de covid

A medida que más personas se vacunen, cambiará la forma de monitoreo y pasará a ser solo para quienes se enfermen con cuadros graves

Tiempo de lectura: -'

30 de junio de 2021 a las 19:09

En medio de un endurecimiento de restricciones en países asiáticos por el desarrollo de la variante Delta, tres científicos que integran el grupo de trabajo covid-19 de Singapur quieren cambiar la pisada y propusieron dejar de contar los casos diarios de la enfermedad, en vista de nuevas visiones para que la vida vuelva a la normalidad.

Además plantearon eliminar bloqueos, ya no rastrear de forma masiva los contactos y permitir un regreso libre de cuarentena para quienes ingresen al país, así como también la reactivación de grandes reuniones, según consignó CNN. Se le denominó el modelo “transmisión cero” pero ponerlo en práctica, significará la propagación de nuevas variantes, con un resultado a largo plazo insostenible, tienen en cuenta los miembros del grupo.

Aún con esa información sobre la mesa, apuestan por la vacunación para regular la pandemia y dicen que se puede vivir con el covid-19.

Singapur va en camino a que dos tercios de su población hayan recibido su primera dosis de la vacuna contra el coronavirus a principios de julio –según prevén las autoridades– y apunta a vacunar completamente con dos dosis a esa población, para el 9 de agosto de 2021.

"Las vacunas son muy eficaces para reducir el riesgo de infección y de transmisión. Incluso si está infectado, las vacunas ayudarán a prevenir los síntomas graves de covid-19", indicaron los ministros de Singapur Gan Kim Yong (Comercio), Lawrence Wong (Finanzas), y Ong Ye Kung (Salud), en un artículo de opinión en el Straits Times la semana pasada.

Es así que a medida que más personas se vacunen, cambiará la forma en que Singapur monitorea diariamente las cifras de infección por covid-19. Siguiendo un camino similar a cómo rastrea las infecciones de influenza, el país monitoreará a quienes se enfermen gravemente o cuántos están en unidades de cuidados intensivos.

Las personas infectadas podrán recuperarse en casa, en el sentido de que "nos preocuparemos menos por el desbordamiento del sistema de salud", añadieron.

"La mala noticia es que es posible que el covid-19 nunca desaparezca. La buena noticia es que es posible vivir normalmente con él entre nosotros", apuntaron los jerarcas. "Podemos convertir la pandemia en algo mucho menos amenazante, como influenza, fiebre aftosa o varicela, y seguir con nuestras vidas".

Es un plan audaz que puede convertirse en un modelo para otros países que buscan volver a la vida normal y reanudar los viajes y el turismo, sostienen. Y dar esperanza a que la gente vuelva a sus vidas después de 18 meses de restricciones por la pandemia.

Sin embargo, ante nuevas variantes que pueden ser potencialmente más contagiosas, es posible que se necesiten inyecciones de refuerzo en el futuro, por lo que se deberá establecer un "programa de vacunación de varios años".

Singapur apuesta al plan de vacunación para dejar de reportar los contagios diarios

“Con la vacunación, las pruebas, el tratamiento y la responsabilidad social, puede significar que en un futuro cercano, cuando alguien contraiga covid-19, nuestra respuesta puede ser muy diferente a la de ahora”.

Otros países mantienen cautela

Singapur se consideró una historia de éxito en el control del virus, gracias a estrictos controles fronterizos, el establecimiento de cuarentenas y rastreo de contactos, así como las reglas sobre reuniones sociales y el uso de tapabocas.

Logró contener brotes anteriores, incluido un pico de casos en abril de 2020. En mayo, un pequeño grupo de casos se relacionó con los empleados del aeropuerto de Changi, lo que provocó restricciones más estrictas.

El país de 5,7 millones de personas promedia alrededor de 18 casos por día durante el último mes y registra 36 muertes desde que comenzó la pandemia, según publicó la Universidad Johns Hopkins.

En contrasentido, varios estados australianos bloquearon ciudades este lunes por la preocupación de que la variante Delta pudiese provocar brotes. Ese país tiene solo el 5,8% de su población vacunada con dos dosis, en comparación con el 47% en Estados Unidos y el 49,% en el Reino Unido, según Our World in Data con datos cerrados la tarde de este miércoles.

En tanto, el gobierno Nueva Zelanda informó que está considerando hacer obligatorias el uso de mascarillas ante niveles de alerta altos y detuvo la burbuja de viajes sin cuarentena con la vecina Australia luego de un brote de la variante Delta.

Y el centro financiero de Hong Kong, donde la duda sobre las vacunas es alta y solo el 21% de la población ha sido completamente vacunada, anunció que suspenderá los vuelos de pasajeros desde el Reino Unido a partir del 1º de julio, debido al aumento de casos de la variante Delta.

Mientras tanto, si bien China administró más de mil millones de dosis anticovid, está evaluando mantener sus fronteras cerradas un año más. La ciudad sureña de Guangzhou, un importante centro de viajes internacional, planea construir un centro de cuarentena con 5 mil habitaciones para albergar a los viajeros y contactos cercanos de covid-19 por temor a la propagación de la variante Delta, según el periódico estatal Global Times.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...