Nacional > La espera para ver al médico

SMU propone "sobreagendar" pacientes para no aumentar demoras

Esta iniciativa pretende paliar los efectos de que a partir de 2020 los médicos de la salud privada atenderán a cuatro pacientes por hora, en vez de cinco

Tiempo de lectura: -'

21 de marzo de 2019 a las 09:38

A partir del año que viene los profesionales de la salud privada empezarán a atender a cuatro pacientes por hora —en vez de cinco, como actualmente hacen—, por lo que la duración máxima de una consulta médica dejará de ser de 12 minutos y pasará a ser de 15. Este incremento del 25% del tiempo, que fue uno de los logros de las más de 20 sociedades científicas que integran el Sindicato Médico del Uruguay (SMU) en la última ronda de los Consejos de Salarios, propiciará una mejora de la calidad asistencial. 

Sin embargo, la demora para acceder a un especialista fue otra de las preocupaciones planteadas en la negociación colectiva, por lo que la reducción de las consultas "generó un debate en torno a un aspecto que es clave: la gestión de la agenda", explicó el presidente del gremio médico, Gustavo Grecco, en diálogo con El Observador. El SMU detectó que los pacientes "se quejan" de manera reiterada de que no pueden acceder a ser atendidos por determinado especialista, generándose tiempos de espera que a veces pueden prolongarse durante meses. 

Para cada especialidad, el Ministerio de Salud Pública (MSP) determina un plazo máximo en el que el usuario debería poder acceder a ser atendido. Sin embargo, muchas veces sucede que las personas consultan por un médico en particular y no quieren ser atendidos por otro profesional con la misma especialización, y esto hace que se incrementen los tiempos de demora. Además, según el SMU hay un "manejo ineficiente de la agenda": los pacientes que tenían una hora agendada faltan y ese tiempo podría ser destinado a otra persona. En algunas especialidades, el ausentismo es del 30%, sostuvo Grecco. 

Las sociedades científicas proponen hacer uso de los "recursos tecnológicos" para asegurar que la "mejora de la calidad asistencial" no implique que se agraven los tiempos de demora. Los registros informáticos muestran que hay especialistas que están atendiendo a menos de cuatro pacientes por hora, debido al alto porcentaje de ausentismo de los usuarios. Por tanto, el SMU sugiere en estos casos "sobreagendar" pacientes y hacer un "seguimiento y análisis permanente", para "ajustar" en caso de que se modifique la cantidad de personas que faltan a la consulta con ese profesional en particular.

Cuando fue consultado sobre qué pasaría si un día todos los pacientes que fueron sobreagendados se presentaran a la consulta, Grecco hizo énfasis en la posibilidad de corregir la estrategia. Y agregó que "si se evalúa que los mecanismos de gestión no sirven", los prestadores de salud deberán plantearse contratar más recursos humanos.

En la misma línea se manifestó sobre los tiempos en las salas de espera, y explicó que está relacionado a "cómo las instituciones gestionan sus agendas": "No se puede citar a todos los pacientes a la misma hora. Hay que tener en cuenta que son cuatro pacientes por hora, y en base a eso planificar y gestionar", argumentó.

En el ámbito de la salud pública, la reducción a cuatro pacientes por hora fue acordada años atrás. Aunque Grecco reconoció no tener "herramientas" para afirmar que desde entonces no se incrementaron los tiempos de demora, afirmó que las encuestas de satisfacción de los usuarios de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) dan resultados positivos. "No hay que incentivar el miedo de que atender a cuatro pacientes por hora va a generar más demoras, porque esto no es así", remarcó. 

El acuerdo firmado este miércoles permitirá que a partir de enero de 2020 empiece a aplicarse de manera progresiva esta medida. Las primeras especialidades en que será introducida la nueva modalidad serán pediatría, medicina interna, y medicina familiar y comunitaria. Luego serán integrada al resto, de acuerdo a un cronograma definido entre las distintas partes. Oncología, neurología y otras "consultas complejas que requieren tiempo" tendrán prioridad. 

Lo pactado tiene una vigencia de dos años y el Ministerio de Salud Pública (MSP) será el encargado de fiscalizar que se cumpla. El SMU, por su parte, estará atento a que se respete lo pactado, porque según dijo el presidente del gremio este miércoles, "esta no fue una decisión vertical del SMU" sino que, antes del convenio colectivo, fueron consultadas las sociedades médicas y sus reclamos fueron incorporados a la negociación. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...