Cargando...
En Nigeria solo ha sido vacunada el 8 por ciento de la población, menos del 5 por ciento en Camerún y el 17 por ciento en Libia.

Mundo > La pandemia

Suspendieron las patentes de las vacunas contra el covid-19

La decisión adoptada por la Organización Mundial de Comercio tiene un alcance temporal limitado y no alcanza a las herramientas de testeo, los datos de los ensayos clínicos ni los tratamientos alternativos

Tiempo de lectura: -'

17 de junio de 2022 a las 18:56

Los 164 miembros de la Organización Mundial de Comercio (OMC) acordaron luego de casi dos años de negociaciones suspender por un período de cinco años las patentes de las vacunas contra el covid-19, a los países en vías de desarrollo. Una decisión cuyo alcance real por el momento se desconoce y que muchos expertos y Organizaciones no Gubernamentales califican como un acto simbólico.

La decisión incluye la tecnología de ARN mensajero, la novedad científica de los laboratorios Pfizer y Moderna que impulsó los tratamientos y que ahora los países que lo deseen podrán utilizar sin tener que contar con la autorización del laboratorio que la descubrió ni pagar regalías, condición que reclamaban potencias regionales como Sudáfrica e India.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), aunque el 60% de la población mundial ha recibido dos dosis de la vacuna contra el covid-19, la situación es muy desigual. En Nigeria solo ha sido vacunada el 8% por ciento de la población, menos del 5% en Camerún y el 17% en Libia. Un statu quo que "equivale a un sistema de apartheid vacunatorio", según lo definió Tendayi Achiume, relatora especial de las Naciones Unidas sobre discriminaciones.

Es la primera vez que se adopta una suspensión de patentes en el seno de la OMC y el único antecedente similar se remonta a 2001, cuando la organización votó la creación de un mecanismo de licencia obligatoria para los tratamientos contra el VIH; es decir: la autorización para que los países en desarrollo pudieran utilizar y/o reproducir las fórmulas farmacéuticas sin el acuerdo de sus creadores.

La decisión, si bien permitió disminuir el precio de los tratamientos –pese al descontento de los laboratorios– demoró demasiado. Los países de África que estaban siendo azotados por la epidemia venían reclamando que se liberaran las patentes desde 1996 y los costosos medicamentos antirretrovirales –que estaban disponibles en los países ricos desde 1996– tardaron finalmente casi una década en llegar a precios accesibles a los países pobres.

La situación actual es similar. Aunque desde el punto de vista legal se trata de un paso adelante con relación a las licencias obligatorias que se crearon jurídicamente en 2001, Médicos sin Fronteras expresó su decepción: "Estamos decepcionados de que no se haya podido alcanzar una verdadera derogación de la propiedad intelectual que cubra todas las opciones médicas contra el covid-19, en todos los países", señaló su presidente, Christos Christou.

Una de las críticas al texto aprobado, que la directora de la OMC, la nigeriana Ngozi Okonjo-Iweala, calificó como “sin precedentes", es que no obliga a las empresas que tengan las patentes a compartir su tecnología. Tampoco los datos de sus ensayos clínicos, que seguirán estando protegidos por el secreto comercial. Además, varias ONGs rechazaron el plazo de cinco años y enfatizaron que lo acordado no alcanza los tests y otros tratamientos que se usan para detectar y combatir la enfermedad.

Un lado bueno del acuerdo es que los Estados pueden de ahora en más decidir por si mismos la producción de vacunas “sin tener que hacer una petición” y además exportarla a otros países. Un hecho, sin embargo, que es altamente improbable. La producción de vacunas ya es muy elevada. A mediados de junio se habían producido cerca de 14 mil millones de dosis en todo el mundo, según el gabinete de análisis de datos científicos Aifinity. Algunos productores, como el gigantesco Serum Institute of India, decidieron incluso interrumpir la producción ante la falta de demanda.

"Simplemente es demasiado tarde para que se abran nuevas fábricas”, opinó el ministro indio de Comercio en la OMC, Shri Piyush Goyal. Mediante un comunicado de prensa, Médicos sin Fronteras agregó que de haberse suspendido las patentes y todas las herramientas médicas como lo proponía el documento original de octubre de 2020 presentado por India y Sudáfrica se podrían haber evitado muertes innecesarias, algo que fue imposible incluso en el pico de una pandemia que causó ya más de 15 millones de muertos.

Los países de la Unión Europea (UE), Suiza y Reino Unido, sedes de grandes farmacéuticas, fueron los principales opositores y presentaron su propio texto, que proponía crear un acuerdo multilateral que incluyera "precios asequibles" para los países más necesitados e impulsaba "el uso de licencias obligatorias" –el mismo mecanismo adoptado para el HIV–, lo que hubiera significado que lo laboratorios que desarrollaran fármacos genéricos les pagaran un canon a los poseedores de las patentes.

En la práctica, la situación frenó cualquier tipo de avances en la discusión, hasta que en marzo pasado la UE, Estados Unidos, India y Sudáfrica lograron elevar una iniciativa común que limitó el levantamiento de patentes solamente a las vacunas, estableció un período de tres a cinco años de duración y estableció que solamente beneficiaría a las naciones que hayan fabricado menos del 10% de las exportaciones mundiales de inoculantes en 2021. Con este último texto como base se alcanzó en la OMC el acuerdo difundido desde Suiza.

El texto final tampoco conformó a la Federación Internacional de Fabricantes y Asociaciones Farmacéuticas, principal lobby mundial del sector. La entidad insistió en que el problema desde el principio fue la distribución y que numerosos países productores bloquearon las exportaciones en nombre de la soberanía sanitaria. Su presidente, Thomas Cueni, sostuvo que la cuestión "no ha sido tratada correctamente”. Argumento que “siguen subsistiendo problemas de logística para distribuir medicamentos que requieren cuidados especiales” y que lo dispuesto “envía un mensaje equivocado a los investigadores e innovadores", sugiriendo que desalienta las inversiones.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...