Economía y Empresas > Deres

Sustentabilidad de una organización durante la pandemia del covid-19

Tiempo de lectura: -'

01 de abril de 2020 a las 11:46

Esc. Beatriz Spiess, Dr. Leonardo Slinger y Dr. Carlos Brandes, socios de Guyer & Regules

La expansión del covid-19 desafía la capacidad de adaptación, reacción e innovación de las empresas y organizaciones: ser sustentable pasa a tener nuevas implicancias. Garantizar vidas saludables y promover el bienestar de todos (el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 3 de la Agenda 2030 de la ONU) y promover el crecimiento económico sustentable y el empleo productivo y decente (el ODS 8), es ahora a la vez clave y mucho más complejo.

Las  normas y recomendaciones emitidas por el gobierno marcan caminos que las empresas pueden o deben tomar ante esta nueva realidad de estado de emergencia nacional sanitaria. Muchas empresas han resuelto rápidamente adoptar voluntariamente medidas desde la aparición misma del virus. La sociedad civil también va acatando las recomendaciones.

El MTSS reguló el trabajo durante la situación de emergencia sanitaria. Así, se exhortó a todos los empleadores a instrumentar y promover el home office, disponiéndose que el empleador deberá suministrar los implementos necesarios para ello. En esa misma línea, el área de Zonas Francas decidió autorizar transitoriamente el trabajo remoto a los trabajadores de empresas de Zonas Francas. El MTSS también decidió permitir que empleado y empleador acuerden el adelanto del goce de la licencia a generarse en el año 2020.

Desde el punto de vista de la seguridad social, se estableció que todas las personas obligadas a guardar un régimen de aislamiento quedan comprendidas en el régimen de subsidio por enfermedad que sirve el BPS; también se aprobó un régimen transitorio de seguro de desempleo que atiende a los trabajadores mensuales que se encuentren en una situación de desocupación parcial, previendo el pago de un subsidio especial, incluso a aquellos trabajadores que hayan agotado los plazos de amparo por el régimen general.

La IMM reguló las condiciones de funcionamiento de locales comerciales (restaurantes, cafés, centros comerciales, etc.) para intensificar las medidas de higiene. El personal debe contar con los insumos de protección necesarios. Se dispuso también que se guarden distancias mínimas y se limite el número de personas en los ambientes. También, se limitó el horario de permanencia del público. El comercio minorista y mayorista, oficinas y todo establecimiento análogo debe limitar la cantidad de público presente por metro cuadrado y mantener distancias mínimas entre clientes de las cajas. También se debe intensificar las medidas de higiene y el personal debe estar provisto de alcohol en gel, guantes y tapabocas.

El área de Defensa del Consumidor, apuntando a un consumo responsable (ODS 12) exhortó a los comerciantes a evitar la especulación en los precios de los productos considerados necesarios para enfrentar el covid-19 y a la población a realizar consumo racional, evitando la compra compulsiva en cantidades excesivas.

Las medidas adoptadas han planteado y plantearán dificultades en las empresas en el cumplimiento de obligaciones contractuales. Se verán casos en que ante situaciones de incumplimiento se intente invocar la “fuerza mayor” buscando justificar eventuales incumplimientos o demoras, y exonerar de responsabilidad al deudor. Se vienen tiempos de aumento de la conflictividad. Es necesario adelantarse y buscar soluciones negociadas, de forma de intentar evitar el conflicto.

Hacia el interior de la empresa, es fundamental la comunicación fluida entre los miembros del equipo. Con el trabajo a distancia, las herramientas tecnológicas permiten mantener encuentros tan enriquecedores como las reuniones personales. Es necesario hacerse el tiempo para mantener un contacto periódico para garantizar la continuidad del negocio y estar preparado para retomar la actividad normal rápidamente cuando se supere la crisis. 

Ahora más que nunca, para ser sustentable es necesario tejer alianzas entre gobierno, sector privado y sociedad civil (el ODS17). Las medidas del gobierno y las acciones de los particulares dan cuenta de estas alianzas necesarias e imprescindibles para revertir los efectos del covid-19.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...