Nacional > FAMILIARES EN EL ESTADO

Tabaré Vázquez evalúa pedir renuncia a Ardus tras presiones del Frente Amplio

El presidente sigue con preocupación la situación del vicepresidente de ASSE, que contrató a la novia de su hijo como secretaria

Tiempo de lectura: -'

14 de febrero de 2018 a las 05:00

La línea de tiempo del Twitter de Mauricio Ardus, vicepresidente de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE), lo dejaba claro. Los últimos días venían proveyendo de buen material a los frenteamplistas para criticar a la oposición y por eso Ardus, como muchos otros dirigentes del oficialismo, aprovechó para amplificar desde sus redes sociales los casos de algunas intendencias blancas, como la de Artigas o Lavalleja, en donde familiares de los jerarcas habían ingresado a trabajar.

Pero este lunes, el partido dio un giro y los cuestionamientos volvieron como un péndulo a filas del Frente Amplio, cuando VTV Noticias informó que Ardus tenía contratada a la novia de su hijo como secretaria, por un sueldo de $ 57 mil. Aunque a las pocas horas el jerarca acordó la renuncia de la joven, que había estado en funciones una semana, ya era tarde.


La difusión del hecho no solo motivó una andanada de críticas por parte de la oposición, sino que también removió la interna del gobierno. Según informaron a El Observador fuentes políticas, el presidente Tabaré Vázquez ha estado siguiendo los acontecimientos con preocupación y evalúa pedirle la renuncia al jerarca debido a las presiones dentro de su propia fuerza política. Mientras tanto, Ardus se tomó unos días de licencia y también evalúa la posibilidad de renunciar, dijeron las fuentes.

Ardus ingresó a ASSE durante la primera presidencia de Vázquez, y si bien no es afiliado al Partido Socialista, sí es votante de ese sector.

Este martes, legisladores del Frente Amplio salieron al cruce del vicepresidente de ASSE, buscando desmarcar al partido de gobierno de ese tipo de actitudes. El senador y secretario general del Partido Comunista, Juan Castillo, dijo a El Observador que noticias como esta "irritan" a la población y "entorpecen" la gestión de ASSE, "sobre todo en el contexto actual de los cuestionamientos" al organismo público.

"Si es frenteamplista y tiene algo de vergüenza, debería renunciar", agregó.

Según Castillo, en el caso Ardus confluyen dos tipos de cuestionamientos. "Por un lado, hay una lupa grandota puesta sobre ASSE; por otro, una suerte de situación pública generalizada que está sensible frente a casos de parientes en distintos cargos. La suma de las dos cosas hace que esto sea lamentable", señaló.

Asimismo, aseguró que "no hay que barrer debajo de la alfombra" ni incurrir en un doble discurso. "Uno ve que cuando ocurre una cosa con un intendente de Larrañaga, después sale a justificarlo. Cuando ocurre con uno de Lacalle Pou, lo mismo. Estas cosas eran comunes en los gobiernos de los partidos tradicionales y no pueden transformarse en algo común y corriente con el Frente", señaló Castillo, y agregó que cuando los jerarcas "cometen errores", le "cuesta caro" a toda la fuerza política.


Otro legislador que cuestionó al vicepresidente de ASSE fue el diputado del MPP Alejandro Sánchez, quien dijo a VTV que ante estos hechos "deberían actuar los organismos del Frente Amplio", ya que se trata de una situación "irregular" e "inaceptable". El legislador agregó que desde su sector están haciendo averiguaciones en ASSE, antes de definir qué conducta asumir, pero afirmó que "en principio, si se diera la situación de que el jerarca de ASSE contrató ex profeso a su nuera, es una falta ética importante y debería ameritar por lo menos una observación de la fuerza política", aseguró Sánchez. "Uno no puede contratar a su nuera, sencillamente eso es una falta ética", reiteró.

Funcionarios de la salud

Fuera del Frente Amplio también se oyeron voces críticas con la conducta de Ardus. El presidente de la Federación de Funcionarios de Salud Pública, Martín Pereira, dijo a radio Carve que si bien la contratación no es ilegal, no le parece ético, sobre todo "teniendo en cuenta que no se trataba de una persona idónea para la tarea".

Pereira agregó que "en principio" consideraba que el jerarca debería renunciar, aunque dijo que es una decisión que deberá tomar el propio jerarca. "Al hacer renunciar a la muchacha enseguida quedó muy mal parado. Quedó claro que había sido puesta por ser la novia del hijo", manifestó el dirigente sindical.

Comentarios