Polideportivo > A EUROPA

Talentos de exportación del vóleibol uruguayo: pese a su escaso desarrollo igual emigran

A pesar de las precariedades del medio local, varios uruguayos se van a jugar al extranjero

Sofía Neves en el Monumental

Tiempo de lectura: -'

26 de julio de 2020 a las 05:03

Caso curioso el del vóleibol uruguayo. Desde 2007 no se juega el torneo federal, la única liga que se disputa, la Livosur, es social, las formativas no tienen competencia organizada y sin embargo la cantidad de deportistas que sale a jugar fuera de fronteras –a mercados competitivos– crece exponencialmente.

Luego de que la pandemia de coronavirus dejara suspendidas las principales ligas del mundo en este deporte, cuatro uruguayos ya recibieron ofertas para cruzar el océano e ir a jugar a Europa.

Una es Sofía Neves, la opuesto o punta de 22 años formada en el Club Colonia Rowing que en setiembre del año pasado pasó a River Plate argentino.

Luego de que el torneo argentino se diera por finalizado, la jugadora recibió una oferta para emigrar a Portugal, donde seguirá su carrera.

“Fue un salto muy grande. River es un club gigante, con enormes valores. Fue un orgullo vestir esa camiseta”, dijo a Referí.

Sofía Neves de festejo

Jugar en Juan Ferreira junto a una centro de nivel mundial como Florencia Aguirre o una referente como Paola Galusso fue el fogueo ideal para dar ese salto.

"Juanfe es un equipo que no se conforma y eso es lo que te da una perspectiva de crecimiento aún mayor en un entorno micro dentro de algo macro que no siempre es propicio a ello, debido a que nuestro deporte no es profesional en Uruguay”, expresó la también estudiante de Psicología.

Al igual que Neves, Camila Bausero no pudo completar la temporada en Argentina por la pandemia. La opuesto o punta formada en Náutico jugó en Gimnasia y Esgrima La Plata que en 2017 ya había querido llevarla.

“No fui entonces porque integraba el proceso de selecciones de beach volley. Fui a los Juegos Odesur de Cochabamba, estuvimos en carrera para clasificar a los Juegos Panamericanos, fui al Mundial de Hamburgo 2019 con Florencia Rotti pero luego por razones de gestión y deportivas se desarmó todo”, explicó.

Camila Bausero en el Lobo

Bausero, de 21 años, pasó de jugar por amor al deporte a hacerlo con sueldo, un apartamento que compartió con la brasileña Mari Dantas, y las comodidades necesarias para el alto rendimiento.

“Cuando jugamos contra Boca Juniors, la barra de Gimnasia fue con bombos y banderas a alentarnos. Llegué a un cuadro formado y que siempre apuesta a estar entre los cuatro mejores, con el correr de los partidos me fui ganando confianza y creo que contra Vélez Sarsfield y Rosario Central jugué mis mejores partidos”, dijo Bausero que antes del vóleibol practicó tenis, gimnasia artística y también integró el plantel de natación de Biguá con 11 años.

Del beach al sala también pasó Mauricio Vieyto (23 años) que con Marco Cairús disputó los Juegos Olímpicos de la Juventud de Nanjing 2014, ganó una etapa de Circuito Sudamericano en Lima en 2019 y la medalla de oro a Argentina en los Juegos Odesur de Playa de Rosario 2019.

“Me cansó el ambiente del playa, tuve un par de problemas personales, no le encontré la vuelta y decidí volver al sala que fue la modalidad con la que empecé en Juan Ferreira”, contó Vieyto que está a la espera de que el equipo de Chipre que lo quiere negocie con la Federación Uruguaya de Volleyball el pago del tránsfer.

Mauricio Vieyto en sus épocas de arena

En noviembre volvió al piso y poco después fue determinante para ganarle 3-0 la final del Clausura y 3-1 la final del Uruguayo a Nacional para darle el título a Juanfe en la principal categoría de la liga Livosur.

Las carencias del medio

Paola Galusso, nombre de referencia en el vóleibol nacional, graficó la realidad de este deporte: “Nuestra competencia local está en manos de la Livosur que se ha puesto al hombro la competencia y es lo único que tenemos. Los clubes y los jugadores lo agradecemos y valoramos porque es un torneo que crece año a año, pero hay una gran pérdida que tuvimos en base al protagonismo solo de esta liga que está en las formativas. Antes vos jugabas de menores a mayores, pero hoy en día al haber solo una categoría se alteró esa escalera que había que hacer y que te generaba mucho enriquecimiento y un proceso. Una de las tantas cosas que cambiaría, en primera división es que todo equipo que participe obligatoriamente debe tener formativas ya que con eso generamos que haya una verdadera transición de generaciones”.

“Otra de las cosas que necesitamos activar es nuestra Federación que tiene que tener mucho más protagonismo, ya sea local como internacional, ya sea en la cancha como fuera de las canchas. Necesitamos mostrar nuestro deporte, nadie sabe qué hay más de 200 equipos jugando solo en Livosur en diferentes divisionales, nadie sabe que en el interior de nuestro país –donde tenemos las mejores formativas, sobre todo en femenino– hay torneos internacionales multitudinarios que se organizan hace muchos años. Nadie sabe que nuestros árbitros están muy bien vistos también”, agregó.

“En mi opinión, el voley uruguayo está en su peor momento y lo que más me frustra es que hay mucho material. Tenemos jóvenes talentosos pero necesitamos gestión, necesitamos generar un buen equipo de trabajo y diversificar. Necesitamos aggiornarnos, explotar nuestros recursos y explotar nuestro punto geográfico que no es más ni menos que al lado de los dos mejores de Sudamérica. Hay que remangarse y nadar en barro y se puede sacar adelante nuestro deporte, pero hay que olvidarse de la foto por un tiempo. En conclusión tenemos que resetear”, concluyó Galusso.

Los embajadores

Los Neves, Vieyto, Bausero y María Noel Ruba (24 años, viene de jugar en Leixoes de Portugal), son la savia nueva para un deporte que tuvo a Florencia Aguirre (31) en Volero Le Cannet de Francia y a Renzo Cairús (30) que es el referente de Urbia Palma en España.

María Noel Ruba en Leixoes

Aguirre es sin dudas la gran jugadora del vóleibol urugayo de la última década. En 2011 llegó por primera vez a Francia y alterna el deporte con su profesión de arquitecta. 

Cairús, quien supo integran con gran suceso las selecciones de beach uruguayas, está dedicado al sala desde hace años. En España, el torneo se canceló por la pandemia y el jugador, que fue padre hace pocos días por segunda vez, ya tiene todo acordado con su equipo para renovar contrato por una nueva temporada. 

El jueves se confirmó que los colonienses Marcelo Calderón (20) y Federico Briano (27), jugadores de Nacional, pasarán a jugar en la tercera categoría de España, en CV Roquetas de Cataluña. También en España, pero en ligas de caracter más social, militan Florencia Suárez y Mauricio Gutiérrez Dufour. 

Renzo Cairús en Urbia Palma Voley

Dejando huellas en la arena

A estos talentos de piso se suman Santiago Freire que está radicado en España donde se dedica al beach volley en cuya modalidad Nicolás Zanotta y Néstor "Bocho" Serrón montaron una academia tanto en Mallorca como en Barcelona. 

Adrián Carámbula disputó los Juegos Olímpicos por Italia en beach volley pero es uruguayo de nacimiento y se dedicó a este deporte cuando se radicó de joven en Miami. 

Otro uruguayo radicado en el exterior es Bastian Peralta quien juega en Francia donde se radicó su padre Yamandú Peralta, exjugador uruguayo. 

 

 

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...