Cargando...
La vivienda colapsó luego de que la palmera cayera sobre la estructura.

Nacional > TEMPORAL

Temían que la palmera cayera, no podían pagar para sacarla, y terminó matando a un joven

El hombre murió en el momento y su novia, que estaba en otra habitación de la pequeña casa de bloque y techo de chapa sobre la calle Mario Pérez, logró salir ilesa

Tiempo de lectura: -'

18 de mayo de 2022 a las 05:03

Si bien los pronósticos auguraban un panorama crítico, el ciclón extratropical que azotó al país en las últimas horas tuvo una intensidad menor a la esperada, aunque para un joven de 23 años resultó fatal luego de que una palmera se partiera en dos y cayera sobre su casa de Paso de la Arena como consecuencia de los fuertes vientos.

El hombre murió en el momento y su novia, que estaba en otra habitación de la pequeña casa de bloque y techo de chapa sobre la calle Mario Pérez, logró salir ilesa. Pasó al caer la tarde del lunes cuando recién se hacían sentir las primeras ráfagas del temporal en el sur del país.

El tronco del árbol de unos 15 o 20 metros de altura estaba en mal estado y, debido a la proximidad con la vivienda ahora destruida, la anterior propietaria de la casa había hecho un pedido a la Intendencia de Montevideo para que lo retiraran, según contó a El Observador uno de los vecinos que acompañó la solicitud a la comuna en ese momento.

La respuesta que recibieron la mujer y Eduardo Barrios fue negativa. El argumento de la intendencia fue que la enorme palmera estaba dentro de un terreno privado y que, fuera de la vía pública, la Intendencia no tenía la potestad ni podía intervenir para derribarlo. “Nos dijeron que tendríamos que sacarlo bajo nuestra responsabilidad, pero averiguamos y era muy caro. No podíamos pagarlo”, indicó el vecino, cuya vivienda estuvo a pocos metros de ser afectada.

Por estar en un predio particular, el Centro Coordinador de Emergencias Departamentales (Cecoed) no había recibido ninguna denuncia ni reclamo y tomó conocimiento de la situación una vez que los medios de comunicación dieron a conocer la noticia.

Los vecinos dijeron que no tenían dinero para pagar la extracción del árbol.

Este martes por la tarde, el intenso viento contrastaba con el poco ruido y el dolor que se hacía visible en los ojos llorosos de las personas que transitaban por las calles de Paso de la Arena. “Cerrado por duelo”, se leía en el cartel de un almacén con luces apagadas, casa por medio de la vivienda destruida. La consternación que se percibía en la zona motivó el comentario de uno de los primos de la víctima: “Hay mucho dolor porque acá nos conocemos todos desde chiquitos”, dijo Alejandro Bermúdez en diálogo con El Observador.

La novel pareja se había mudado hacía poco menos de un mes a la pequeña vivienda y el fin de semana pasado habían conversado, junto con el resto de la familia, de la posibilidad de cortar el árbol de a tramos porque les preocupaba que se pudiera caer y ocasionar daños.

El joven ahora fallecido y su novia estaban en la casa de los padres de él cuando se retiraron y fueron hasta su casa para dormir la siesta —un rato antes del accidente— con el desvelo además de estar allí el mayor tiempo posible para que “nadie entrara a llevarse nada”, según contó uno de los familiares. El vecino, además, contó que la palmera “se movía como una vara de mimbre” debido al viento y que, cuando cayó, el estruendo y los gritos le alertaron que algo había pasado.

Tanto Barrios como Bermúdez dijeron que los llamados a la Policía, al cuerpo de Bomberos y a la emergencia médica no fueron respondidos con una presencia rápida de los efectivos en la zona. Según sus testimonios, los primeros auxilios llegaron prácticamente una hora después, cuando los vecinos ya habían cortado el tronco del árbol para intentar rescatar al joven, atrapado debajo de la palmera y los escombros.

Los vecinos cortaron el tronco del árbol para intentar auxiliar al joven de 23 años.

“¿Recién ahora llegan?” y “si esto pasaba en Pocitos o en Punta Carretas había 40 patrulleros enseguida”, fueron algunos de los reclamos que les hizo Barrios, según contó este miércoles a El Observador, que lamentó que Paso de la Arena “es una isla” en cuanto a los servicios a los que pueden acceder.

Consultado al respecto, el vocero de Bomberos, Pablo Benítez, indicó a El Observador que no tenía información ni conocía los reclamos que hicieron los vecinos en torno a las demoras. El portavoz dijo que el hecho fue una “fatalidad” y dio la recomendación de “tratar de cortar y podar los árboles” próximos a las viviendas porque estas situaciones dejan al desnudo que “no conviene tenerlos tan cerca”.

La vivienda destruida, sobre la calle Mario Pérez.

La amenaza de la alerta roja

Durante buena parte del lunes se advirtió de las singulares características que tendría el ciclón subtropical y las autoridades repitieron una y otra vez el llamado a extremar las precauciones. El Sistema Nacional de Emergencias (Sinae) se preparó “para lo peor” –en palabras de su director Sergio Rico– y los pronósticos adversos derivaron en la suspensión de las clases tanto en Maldonado como en Rocha.

A pesar de que el mal tiempo se mantuvo durante toda la jornada y continuará, en parte, este miércoles, el nivel rojo en la alerta meteorológica no llegó a concretarse porque las ráfagas de viento estuvieron lejos de los registros históricos: bastante por debajo, por ejemplo, que las del recordado temporal del 23 de agosto de 2005. Este martes las rachas más poderosas se registraron en Punta del Este y en Atlántida, con 98 y 87 kilómetros por hora respectivamente, según informó Inumet en un comunicado.

Las inundaciones por la acumulación de lluvias y la caída de árboles en algunas zonas requirió la intervención de personal de la Armada y del cuerpo de Bomberos, aunque más allá de caídas del tendido eléctrico, levantamiento de techos y algunas evacuaciones no hubo mayores consecuencias.

La doble alerta naranja y amarilla por vientos “muy fuertes y persistentes” cesó en parte del país al caer la tarde del martes y el organismo meteorológico informó a esas horas que el ciclón se estaba alejando del territorio nacional. La estimación, finalmente, es que el ciclón pueda alcanzar “características tropicales” sobre aguas brasileñas, más cálidas, pero ya lejos de las costas uruguayas. La marina brasileña designó el fenómeno meteorológico como “Yanecan”, es decir, “sonido del cielo”.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...