Cargando...

Espectáculos y Cultura > MÚSICA

The Who: la última gran banda de rock llega al sur

La banda británica tocó en Brasil y este domingo lo hará en Argentina

Tiempo de lectura: -'

30 de septiembre de 2017 a las 05:00

Demoramos demasiado en venir a Sudamérica, demasiado", se lamentó Pete Townshend en una entrevista apenas terminado su show en Rock in Rio, el sábado 23. Parecía sincero. Es que desde 1964, cuando se formó The Who en Londres, y tras décadas de giras y más giras, la banda llegó este mes por primera vez a América Latina. Ni siquiera a México habían ido, un mercado que está a tiro de piedra de sus circuitos habituales. Y no sólo es la primera vez; probablemente sea la última.

Aunque la banda británica que lideran Pete Townshend y Roger Daltrey tiene más despedidas que Los Olimareños, es posible que esta gira sea la del definitivo adiós a los escenarios. El principal motivo: lo que Tabaré Vázquez definiera como "la biología". Townshend tiene 72 años y Daltrey 73. Sus cuerpos lo saben.

El guitarrista sigue haciendo el molinete con el brazo derecho, pero ya no pega los saltos acrobáticos que patentó en los 60, ni destroza guitarras. El cantante aún revolea el micrófono sosteniéndolo por el cable –nada de tecnología inalámbrica para Daltrey– y mantiene su caudal de voz, pero sus movimientos sobre el escenario son menos agresivos de lo que solían ser. En las pantallas, los ausentes Keith Moon y John Entwistle son continuamente recordados. Moon –apodado "el lunático"– fue el baterista más salvaje de su tiempo y murió en 1978. Entwistle era el monumento al bajista: serio, estoico, confiable.

1964 es el año de fundación de la banda, que nació en Londres con la incorporación de Keith Moon en la batería. Hasta ese momento se llamaban The Detours y llevaban dos años sobre los escenarios.

San Pablo, la Cidade do Rock en Rio de Janeiro y Porto Alegre fueron las ciudades brasileñas en las que los Who prometieron a los espectadores que volverían a sus casas "hechos pedazos". Les propinaron un set de dos horas con sus más grandes éxitos –My Generation, I Can't Explain, Substitute, I Can See for Miles– canciones de sus monumentales óperas rock –Tommy y Quadrophenia– así como los temas que los han mantenido vigentes a través de las diferentes franquicias de CSI: Who Are You, Won't Get Fooled Again y Baba O'Reilly.

Es cierto que el repertorio de los Who data de las décadas de 1960 y 1970, que sus canciones difícilmente suenen en la radio y que su popularidad por aquí nunca haya sido masiva. Pero también es cierto que su influencia ha atravesado numerosas generaciones de músicos de todos los estilos. Desde sus orígenes exhibieron una mezcla de inocencia y agresividad, de frivolidad y trascendencia, de popularidad con cierto aire de culto por ser los voceros del movimiento mod. Y si bien son considerados el "tercer grande" entre los grupos británicos de los sesenta, ni Lennon-McCartney o Jagger-Richards expresaron con tanta fidelidad la frustración, el inconformismo y la naciente rebeldía juvenil que en 1964 expuso My Generation. Este himno contestatario fue absorbido por la cultura hasta llegar a ser la canción elegida para cerrar los Juegos Olímpicos de Londres en 2012.

Para mediados de la década de 1970, con un repertorio enriquecido por las canciones de sus dos álbumes conceptuales, Tommy (1969) y Quadrophenia (1973), The Who era la banda más ruidosa del planeta, algo que quedó certificado en el libro Guinness, decibelímetro mediante.

Otras cifras y datos sueltos prueban la importancia de la banda: fueron animadores de los principales festivales de la generación hippie –Monterey (1967), Woodstock (1969), Isle of Wight (1970)–, han vendido alrededor de 100 millones de discos; colocaron 27 canciones en el Top 40 de Estados Unidos y Gran Bretaña así como 17 álbumes en el Top 10; tienen 18 discos de oro, 12 de platino y 5 multiplatino sólo en Estados Unidos.

"Todo el mundo es muy simpático, los conciertos fueron increíbles", apuntó Townshend en Río de Janeiro, e insistió: "Demoramos demasiado". De hecho, en 2007 se había anunciado una gira de The Who por Sudamérica que fue cancelada seis o siete semanas antes de concretarse por la dificultad para conseguir escenarios adecuados en Brasil.

Finalmente, este domingo en el Estadio Único de La Plata, la banda que alguna vez fue la más ruidosa de la historia hará su debut en Argentina. Que Guns N' Roses comparta el cartel y encima cierre la noche es una anécdota para los viejos fans de The Who. Capaz que hasta es mejor, para irse más temprano.

El hijo de Ringo, el hermano de Pete

Ringo Starr no quería que su hijo Zak tocara la batería. Iba a ser siempre el "hijo de", pensaba el ex Beatle. Pero el padrino del chiquilín, Keith Moon, fue en contra de sus deseos: le regaló una batería y lo motivó a tocar. Años después, a partir de 1996, Zak Starkey se integró a The Who no sólo por motivos sentimentales: es el mejor baterista de la banda desde Keith Moon, aseguran Townshend y Daltrey. Simon Townshend, hermano menor de Pete, toca la segunda guitarra en la banda. El bajista de la gira que los trajo ahora a Sudamérica es Jon Button (46 años), quien reemplaza a Pino Palladino.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...