Cargando...
The Wire cumplió 20 años este mes

Espectáculos y Cultura > ANIVERSARIO

The Wire: por qué ver esta serie histórica que cumple 20 años y se conecta con el Uruguay de 2022

Una de las mejores series de la historia está de aniversario, y sus temas de fondo se conectan con las discusiones que Uruguay está teniendo en este momento

Tiempo de lectura: -'

12 de junio de 2022 a las 05:05

Empieza como una serie de policías. Parece una más de esas que vimos mil veces. Pero algo asoma bajo la superficie. ¿Serán los personajes?, ¿serán los temas que se adivinan debajo de esa sencilla historia de un grupo especial encargado de capturar mediante escuchas telefónicas y vigilancias a un narcotraficante poderoso?, ¿será el realismo? ¿Será todo eso?

Cuando uno quiere acordar, se terminó la primera temporada. Y ahora es una serie policial, pero además es una serie política. Y ahora es también una serie de periodistas. O sobre un grupo de adolescentes marginales. The Wire es todo eso, y es, también, una serie sobre la vida misma, sobre la existencia cotidiana y los problemas sistemáticos de cualquier ciudad del mundo.

Los detectives Bunk y McNulty, lo más cercano a protagonistas centrales en la serie

Esta serie acaba de cumplir 20 años de su estreno en HBO, y es tan relevante ahora como lo fue en ese momento. Haga la prueba de sentarse frente a este retrato de la ciudad estadounidense de Baltimore: hay polémicas por las cifras de delitos, debates por el presupuesto en la educación, violencia creciente entre grupos criminales, discusiones sobre la legalización de las drogas, un puerto en el que cada tanto se encuentran cosas turbias adentro de contenedores, uso político de desgracias y tragedias. ¿Le suenan esos temas? La serie se ambienta en el noreste de Estados Unidos, pero bien podría transcurrir en Montevideo.

Eso se explica fácil: en The Wire hay policías y ladrones, sí, pero es más bien una serie sobre la vida ciudadana moderna. Que sea Baltimore es solo una circunstancia. Así lo piensa David Simon, el periodista devenido en creador de esta serie, que tomó sus experiencias en la redacción del principal diario de la ciudad como material base para esta obra. 
En el libro The Wire: toda la verdad, del periodista y guionista de la serie Rafael Álvarez, Simon dice que esta ficción “muestra cómo vivimos en Occidente en el inicio del milenio, como una especie ciudadana hacinada en poco espacio que contempla con amor y miedo en lo que se ha convertido no solo en Baltimore o Saint Louis o Chicago, sino también en Mánchester o Ámsterdam o Ciudad de México”.

A esa lista le podemos agregar una ciudad de cualquier otra parte del mundo occidental, incluyendo Montevideo. Y va a funcionar igual, porque en las últimas décadas Uruguay se volcó del todo al capitalismo más feroz y consumista (con todo el egoísmo, las diferencias, brechas y aspiraciones imposibles de alcanzar que genera) y porque aunque esta es una serie que en su elenco incluye a varios hijos de puta, el gran enemigo, por decirle así, es “el sistema”. Y es un villano que mete más miedo que el Demogorgon, Walter White y Hannibal juntos, porque es eterno, inamovible, injusto y corrupto hasta la médula. 

El actor Idris Elba, una de las caras que se hicieron conocidas con The Wire

Simon lo corrobora, y resume en ese mismo libro en apenas unas líneas como, en realidad, la serie no es de policías, sino que es una serie sobre cómo las ciudades y las instituciones que la pueblan muestran el éxito o el fracaso de sus habitantes: “En el mejor de los casos nuestras metrópolis son la culminación de las aspiraciones de la comunidad, el depósito de todos los mitos y esperanzas de la gente que se aferra a los lados de la resbaladiza pirámide que es el capitalismo. En el peor, nuestras ciudades –o esos lugares de nuestras ciudades a los que la mayoría no nos atrevemos a ir– son recipientes que contienen las contradicciones más oscuras y la competición más descarnada que se oculta bajo la forma en la que convivimos, o no logramos convivir”, dice el guionista, que creó la serie junto con un expolicía y docente, en parte con la intención de criticar la política punitivista en el combate contra las drogas que ambos vivieron desde dentro.

Temporada a temporada, la serie se va expandiendo y haciendo más compleja, poniendo el foco en distintas investigaciones policiales, pero también en una escuela pública con estudiantes pobres, en un diario enfrentado a la crisis de los medios tradicionales que aún hoy se vive, en los pasillos de la alcaldía de Baltimore, en los despachos de la jerarquía policial, en las viviendas sociales que son cantegriles pero con varios pisos de altura, en las fábricas cerradas, en los bares, en las calles, en los refugios de indigentes.

Y eso está poblado por personajes memorables que ofrecen todo el abanico de la moral humana, donde no existen los buenos ni los malos, donde algunos buscan la ventajita propia, otros quieren un bien mayor, pero todos, en definitiva, son falibles, reprochables y, a veces, dignos de redención. Así lo plantea Simon: “Con excepción de santos y psicópatas, pocos en este mundo somos otra cosa que una combinación confusa y corrupta de motivaciones personales, la mayor parte de ellas egoístas y algunas hilarantes”.

Elegida en 2021 por más de 200 críticos de todo el mundo como la mejor serie del siglo xxi en una encuesta realizada por la BBC, The Wire no fue un bombazo de audiencia mientras se emitió entre 2002 y 2008, nunca tuvo demasiado éxito en las ceremonias de premios, y resultó alienante porque subvertía todas las convenciones que un espectador promedio esperaba cuando un tipo de uniforme azul aparecía en pantalla.

Pero esa cualidad subversiva fue lo que la hizo perdurar y seguir siendo relevante. Y también global. Porque aunque su telón de fondo sea la existencia estadounidense, hay cuestiones que repican en todas partes: la burocracia, las fuerzas del orden, los sindicatos, los medios y hasta el crimen operan de forma más o menos parecida en cualquier punto del planeta. Y las personas también.

Aunque empieza como una serie policial, la política, el periodismo y la educación se van sumando a la historia

Datos clave

¿Dónde ver la serie? The Wire puede verse en HBO Max y en las plataformas de streaming de los cables locales, para aquellos usuarios que tengan contratado el pack HBO. Son cinco temporadas, para un total de 60 episodios. 

Una compañía. Para acompañarse la experiencia de la serie, el libro The Wire: toda la verdad incluye una guía de episodios, entrevistas, ensayos y reflexiones sobre esta producción. El libro, firmado por Rafael Álvarez y David Simon, se encuentra en librerías uruguayas.

Un podcast. En 2020, un grupo de argentinos comenzó un podcast en el que analiza la serie a través de varias disciplinas, como la sociología, el deporte, lo jurídico y hasta lo gastronómico. Está disponible en Spotify.

El regreso. David Simon y George Pelecanos, otro de los responsables de The Wire, estrenaron este año (también en HBO Max) la serie La ciudad es nuestra, que marca su retorno a Baltimore y a la temática policial, esta vez tomando un caso de corrupción en la policía de la ciudad como eje de la narración.

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...