The Sótano > THE SOTANO/ EDUARDO ESPINA

Todos somos críticos, 2

Vivimos en tiempos de algoritmos y de rankings

Tiempo de lectura: -'

02 de febrero de 2018 a las 05:00

Desde que existen, los diarios tienen una sección "Cartas" en la cual se publican comentarios de los lectores. Dicha sección tiene un formato específico, que hay que respetar, por lo que las cartas deben ser escritas con un determinado número de palabras y cierta dignidad gramatical. El lector debe esmerarse para que en la misiva coincidan ideas y estilo. En otras palabras, hay que saber usar con corrección las palabras para que la carta reciba el visto bueno del editor de la sección y sea publicada.

Además, en tanto hay que incluir nombre y número de documento, no es imposible determinar la identidad de autor del comentario. Si un lector opina, debe dar la cara, no esconderse de manera cobarde tras un seudónimo o nombre inventado, como sucede hoy en día en las versiones on line de diarios y revistas, y también en negocios que permiten que en la página en internet los clientes dejen sus opiniones.

La compañía Amazon ha puesto en práctica una forma de monitoreo de reseñas, lo cual le permitirá autorizar la publicación de solo aquellas que fueron escritas por quienes compraron el libro. Los comentarios que hayan sido posteados sin que se confirme la compra del ejemplar serán removidos del sitio. No sería mala idea emplear el mismo criterio en los diarios, es decir, que solo los suscriptores pueden dejar sus opiniones en la sección Comentarios.

Claro está, la idea puesta en práctica por Amazon no evitará que solo quienes tengan argumentos válidos u opiniones fundamentadas puedan opinar, pero es un buen paso para evitar que el espacio gratuito, generosamente otorgado, que tiene la gente donde opinar se convierta en un circo de idioteces y sinsentidos generadas en la mayoría de los casos por meros pareceres carentes de ideas de fondo y para peor, mal escritos.

La sección de los comentarios on line de diarios, revistas, hoteles, restaurantes, Amazon etc., es un espacio hoy prácticamente carente de requisitos, una especie de "tierra de nadie" donde cualquiera puede opinar, aunque no tenga nada para decir ni aportar al tema, al servicio ofrecido, o al producto en cuestión, y el único motivo de su participación sea dejar mal parada a la inteligencia del autor del comentario.

Comentarios