18 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
20 de noviembre 2022 - 10:11hs

El Ministerio de Defensa turco anunció que lanzó un amplio operativo militar que denominó “Operación Garra-Espada” y que incluye ataques aéreos dirigidos contra militantes kurdos en el norte de Irak y Siria, una semana después del atentado terrorista ocurrido hace una semana en el centro de Estambul con un saldo de 6 muertos y 81 heridos.

El ministro de Defensa, Hulusi Akar, dirigió la ofensiva desde el centro de operaciones de la fuerza aérea junto a altos comandantes y ordenó el despegue de los aviones de las bases para atacar a los objetivos, señaló el comunicado oficial.

El inicio de la operación sigue a los ataques a la estratégica ciudad siria de Kobane, un importante bastión de las fuerzas kurdo-sirias, a las que Ankara ha señalado como responsables del atentado, ofensiva que según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos provocó la muerte de al menos doce miembros de las fuerzas kurdas y de las tropas gubernamentales sirias.

Más noticias

Según la información difundida por el gobierno turco, los aviones atacaron bases del proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y de las Unidades de Protección del Pueblo Sirio (YPG), operativo que Ankara justificó apelando al principio de “autodefensa” contemplado en el artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas.

La operación militar turca apunta a áreas "utilizadas como base de los terroristas en sus ataques a nuestro país'', argumentó Turquía; al tiempo que enfatizó que la ofensiva tiene como objetivo “prevenir ataques, asegurar la frontera sur del país y destruir el terrorismo en su origen''.

Hulusi Akar agregó que "refugios, búnkeres, cuevas, túneles y almacenes pertenecientes a terroristas fueron destruidos con gran éxito” y que “la llamada sede de la organización terrorista también fue atacada y destruida con impactos directos'', ofensiva aérea que, según los medios locales, incluyó la ciudad de Sinjar, al norte de Iraq.

Por su parte, la autoridad liderada por los kurdos en el noreste de Siria había afirmado horas antes que si Turquía atacaba, entonces sus combatientes en el área tendrían "el derecho a resistir y defender nuestras áreas de tal forma que la región se sumergirá en una larga guerra''.

Turquía ha lanzado tres importantes operaciones transfronterizas en Siria desde 2016 y ya controla algunos territorios en el norte. A principios de este año, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, amenazó con otra operación en el norte de Siria.

En tanto, activistas por los derechos humanos expresaron su temor de que Irán se sume a la ofensiva turca contra las milicias kurdas, especialmente en el oeste del país, zona en donde se han registrado intensas protestas contra el gobierno teocrático de Teherán en el marco de las manifestaciones que se desencadenaron a mediados de septiembre tras la muerte de la joven kurda Mahsa Amini.

Se trata del mayor movimiento de desafío a la República Islámica desde su proclamación en 1979. Las primeras protestas ocurrieron en zonas de población kurda, incluyendo una marcha durante el funeral de Amini en Saqez, antes de extenderse por todo el país y cobrar especial intensidad en la ciudad de Mahabad. 

Según la oenegé Hengaw, con sede en Noruega, "agentes armados" fueron enviados a Mahabad desde Urmia, la principal ciudad de la provincia de  Azerbaiyán Occidental. "En las zonas residenciales de Mahabad, hay muchos disparos", escribió en Twitter. Por su parte, la organización Iran Human Rights (IHR), también tiene sede en Noruega, publicó imágenes que mostraban disparos resonando en la ciudad.

Su director, Mahmood Amiry-Moghaddam, informó que las autoridades "cortaron la electricidad y que se escuchan tiros de ametralladora" presumiblemente contra milicianos kurdos, una de las principales minorías chiita del país y que, además, lucha desde hace un siglo para tener un Estado propio en parte de los territorios de Turquía, Siria, Iraq e Irán.

Los kurdos son uno de los pueblos originarios de las llanuras y tierras altas de Mesopotamia, que actualmente comprende el sureste de Turquía, noreste de Siria, norte de Irak, noroeste de Irán y suroeste de Armenia. Se estima que entre 25 y 35 millones de kurdos habitan esta región montañosa, convirtiéndolos en el cuarto grupo étnico más grande de Medio Oriente.

 

 

Temas:

Turquía ataques aéreos

Seguí leyendo

Te Puede Interesar