Cargando...
Periodistas nipones se paran frente a un arbusto y pasto quemado, donde el hombre se prendió fuego

Mundo > Japón

Un hombre se inmoló en Tokio en protesta contra el funeral de estado de el exprimer ministro Shinzo Abe

Se desconoce hasta el momento la identidad de un hombre que se roció con combustible y se prendió fuego frente a las oficinas del primer ministro japonés

Tiempo de lectura: -'

21 de septiembre de 2022 a las 12:25

En Tokio, un hombre se prendió fuego frente a la oficina del primer ministro japonés este miércoles en protesta contra el funeral de estado programado para inhumar los restos de Shinzo Abe, asesinado el 8 de julio por un exmilitar.

El agresor, de unos setenta años, resultó con quemaduras en varias partes del cuerpo y estaba consciente cuando fue asistido por la policía a la que le dijo que él mismo se había prendido fuego tras rociarse con combustible.

La agencia de noticias Kyodo informó que se halló una nota en la que la persona afirmaba estar en contra del funeral de Abe.

Un funcionario del cuerpo de bomberos confirmó que el incidente se había producido en el distrito de gobierno Kasumigaseki y que tras la autoagresión el hombre había sido transportado con vida a un hospital, sin que se diera a conocer su identidad.

La policía caratula el caso como un intento de suicidio del que no se dieron detalles debido a que no implica un intento criminal. Tampoco se dio información sobre un miembro de la policía que habría sido alcanzado por el fuego al intentar asistir a la persona.

El acto de autoinmolación protagonizado por el desconocido es una de muchas protestas y criticas contra el funeral de Abe, un político conservador y ex primer ministro que es visto como uno de los lideres que más ha provocado polémicas y divisiones por su visión revisionista de la historia japonesa durante la segunda Guerra Mundial, relativizando o negando prácticas aberrantes de Japón y por su apoyo a la revisión del artículo 9 de la constitución japonesa para permitir el desarrollo de un poder militar japonés.

Se espera que las protestas vayan en aumento y alcancen su pico durante la realización del funeral, la semana próxima, a la que asistirán más de 6.000 personas, dirigentes políticos, funcionarios y dignatarios extranjeros, entre ellos, la vicepresidenta norteamericana Kamala Harris.  

La posibilidad de incidentes durante el funeral genera preocupación en ambientes oficiales ya que la capacidad policial de proveer protección e impedir agresiones a funcionarios está puesta en tela de juicio desde que el ataque en el que murió Abe, protagonizado por un exmilitar que logró aproximarse lo suficiente como para asesinarlo disparándole con una escopeta de fabricación casera.

Las críticas al funeral de Abe van en aumento desde que se conocieron detalles de la relación del partido Liberal Democrático que presidía el ex primer ministro, con la Iglesia de la Unificación, ligada a los legisladores conservadores con quienes compartía fuertes intereses.

El rechazo a las exequias oficiales se basa mayormente en que no fueron decididas democráticamente y son un costo excesivo e innecesario para el Estado.

Se argumenta también que el primer ministro Kishida decidió realizar el funeral para complacer al sector de Abe en el partido Liberal Democrático como una forma de reforzar su propio poder.

El funeral de estado está programado para el próximo martes en el estadio Budokan de artes marciales en la capital de Japón.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...