The Sótano > THE SÓTANO / EDUARDO ESPINA

Un mundo de muchos orígenes

A pesar de que muchas veces no se nota, los países son más multiculturales de lo que parecen

Tiempo de lectura: -'

25 de julio de 2018 a las 04:45

En Alemania viven 3 millones de personas de origen turco. En caso de una hipotética guerra, ¿de qué lado estarían? La pregunta se la hice a un turco-alemán. Me quedó mirando, como si a sí mismo se estuviera preguntando: "Sí, ¿de qué lado estaría?" Vivimos en un mundo multicultural, pluriétnico, en el cual aumenta el número de gente que nace con doble ciudadanía. No la eligieron; la heredaron de los padres, quienes marcan de por vida al nuevo habitante del mundo.

Se nace teniendo todos los derechos de un país, pero se crece con los hábitos y costumbres de otro, que puede ser muy diferente, y no solo en idioma, al que sienten propio pues es el de sus progenitores, el bulevar del ADN que los lleva de regreso a la cuna de sus ancestros, a las raíces de su árbol genealógico. Es un mundo de ciudadanos que nacen con un guion entre medio de dos orígenes.

Dicen, soy méxico-americano, turco-alemán, hispano-francés. Como se observa en la mayoría de los casos, primero va la denominación cultural, luego la del país donde nacieron. El boxeador Óscar de la Hoya nació en el barrio de East Los Ángeles, en California. Es, por tanto, ciudadano estadounidense. Cuando en las olimpíadas de Barcelona ganó la medalla de oro, muchos de sus compatriotas se horrorizaron cuando lo vieron cubrirse el cuerpo con una bandera mexicana, en homenaje a sus padres. Algunos lo consideraron un acto de traición a su patria.

Le gritaron el peor insulto para el caso: "Volvete a México". En México seguramente nunca había estado. De la Hoya siempre se ha definido como méxico-americano, aunque los mexicanos lo toman como propio y lo idolatran por el respeto que siempre ha expresado en público por el país de sus antepasados.

Los estadounidenses, por su parte, no saben qué pensar. Tarde o temprano salta la liebre. Ahora la historia es con Mesut Özil, exquisito futbolista nacido en Alemania, país con el cual salió campeón del mundo en 2014 y al cual defendió en la reciente copa de Rusia. Estaba visto lo que tarde o temprano iba a pasar: que Özil no se siente completamente alemán, ni tampoco un gran porcentaje de la población alemana lo considera como tal. Así haya nacido tres veces en Alemania, seguirá siendo "el turco Özil".
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...