Nacional > Curiosidades

Un viaje incómodo, los bonos de Mieres y el avión de Lacalle: los gastos curiosos de la campaña

Tiempo de lectura: -'

11 de febrero de 2020 a las 11:44

Los candidatos a la Presidencia debieron rendir cuentas ante la Corte Electoral por los gastos durante la campaña electoral, y en casi todos los casos aparecen rubros que, por curiosos, llaman la atención. Además de especificar en cada caso de dónde se sacó el dinero para financiar la campaña, los candidatos también especificaron qué hicieron con él. Los presupuestos variaron y también el destino de ese dinero. Mientras que el futuro presidente, Luis Lacalle Pou, usó un avión para trasladarse al interior en algunas oportunidades, el candidato de Unidad Popular, Gonzalo Abella, debió hacerlo en un auto viejo, que se le rompió en medio de la ruta y lo llevó a una experiencia incómoda con adversarios del Frente Amplio con los que acababa de confrontar. 

Lacalle Pou, en avión 

El futuro presidente usó algunas veces un avión para trasladarse durante la campaña. Según pudo saber El Observador, lo utilizó en viajes para ir al interior, en giras rápidas. No tuvieron un proveedor específico y el precio variaba en función de si el servicio se usaba de tarde o de noche –cuando necesitaban un bimotor por una cuestión de seguridad– o un avión más chico, de un solo motor, cuando se trataba de un viaje durante el día y no viajaban más de tres personas. En este servicio se desembolsaron $ 225.477.

Otro de los gastos que aparece en su rendición de cuentas es la compra del libro Once rounds, sobre Lacalle y escrito por Alfredo García. En ese caso, se compraron ediciones por $ 75.400 con el objetivo de regalarlos cuando viajaban y los votantes los pedían, incluso a veces autografiados. También se regalaron durante audiencias que el entonces candidato tenía con otras personas u organizaciones.

La contratación al estudio La Mayor, que entre otras cosas hizo el jingle de campaña, costó en total $ 942.750.

Hasta la lapicera

Uno de los partidos que fue más detallista en la rendición de cuentas fue Unidad Popular, y entre los gastos que marcó el candidato, Gonzalo Abella, aparecen una lapicera que le costó $ 240, alambre, por $ 258, telas –dos compras, una por $ 398 y otra por $ 203– y un pendrive que le costó $ 296.

Abella dijo a El Observador que no recuerda por qué necesitó el pendrive o la lapicera, pero que se encargó de ser detallista al extremo a la hora de rendir cuentas.

En el caso de las telas y del alambre, explicó, fueron para la cartelería que usaban en los escenarios cuando se iban de gira. "Nosotros no teníamos pantalla", detalló.

Además, en setiembre aparecen los gastos por dos taxis. En el primer viaje gastó $ 305; y en el segundo, $ 200. La mayoría del tiempo el candidato viajó al interior en ómnibus interdepartamentales. Abella señaló que los taxis no los tomó él, ya que vive a tres cuadras de Tres Cruces, por lo que va y vuelve caminando. 

En otros casos, Unidad Popular necesitó de encomiendas. Por ejemplo, aparecen dos de Agencia Central, cada una por un costo de $ 897. Este servicio se usó para el traslado de listas al interior. 

Durante la campaña, Abella sufrió un imprevisto con su auto –uno que se compró con US$ 4.000 que le donaron "compañeros de Australia"–. "Funcionó bien, pero colapsó en Soriano. Veníamos de una reunión con apicultores. Colapsamos y nos levantaron dirigentes del Frente Amplio, con quienes habíamos tenido un cruce en el encuentro. Así que volvimos hablando de fútbol del interior", contó. La reparación del auto le costó $ 5.400; y el servicio del Automóvil Club del Uruguay, $ 1.680. 

También gastó en la reparación de un sistema de audio, que costó $ 1.000. En ese caso, era la "camioneta vieja" de un amigo con la que hacían propaganda pero que "a veces el audio se enmudecía" y por eso tuvieron que arreglarlo. 

Los bonos de Mieres

En el caso de Partido Independiente, parte de los ingresos que declara para la campaña están a nombre de Pablo Mieres, el futuro ministro de Trabajo. Se describen como "valores mobiliarios" y fueron por un monto de  $ 4.429.522 –aparecen dos ítems, uno por $ 1.853.228 y otro por $ 2.576.294.

Al ser consultado por El Observador el contador de la fuerza política, Raúl Díaz, explicó que se trata de ahorros que el partido político tenía de la campaña anterior y que se invirtieron en bonos. Con ese dinero se compraron bonos del tesoro, letras de regulación monetaria y acciones en parques eólicos, que luego se vendieron para usar en la campaña 2019. El encargado de realizar la rendición de cuentas por el Partido Independiente dijo que en la descripción aparece el nombre de Mieres por una cuestión de formalidad, pero que no quiere decir que fuera dinero personal, sino que era parte de los ahorros de la agrupación. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...