Básquetbol > SELECCIÓN

Una década de cortocircuitos en el básquetbol uruguayo

Pablo López, Alberto Espasandín y Emilio Taboada opinaron sobre los inconvenientes de la selección en los últimos años

Tiempo de lectura: -'

15 de octubre de 2018 a las 05:03

En los últimos años los procesos de selecciones de básquetbol fueron embestidos por inconvenientes que no permitieron el desarrollo ideal para conseguir diferentes objetivos y luego del cese de Marcelo Signorelli se abrió la incógnita del porqué.

¿Qué pasa en este deporte que desde hace años se reiteran problemas con las salidas de entrenadores, renuncias de jugadores y problemas fuera de la cancha? El extécnico celeste, Signorelli, respondió: “Es una buena pregunta. Un tema profundo para responder. Pienso que tendría que hacerse una consulta de todo tipo, con dirigentes, jugadores, técnicos”.

En comunicación con Referí, diferentes profesionales de la materia dieron su opinión al respecto.

El extrenador de la selección y Coordinador del Área de Deporte Federado, Alberto Espasandín, aseguró que “el quiebre del proyecto, que estaba previsto hasta el Mundial, lógicamente es lamentable y es algo que sucede”.

Por su parte, Pablo López, extécnico de la celeste y actual de Malvín, dijo que le es muy difícil opinar de este tema ya que se considera un poco ignorante por lo que puede hablar con un grado superficial. De todas maneras como hombre de básquetbol piensa que “no es el momento de hacer un cambio de entrenador estando tan cerca de la finalización de clasificación para el Mundial”.

“Es un momento difícil, pero no creo que sea una crisis, una coyuntura más. En realidad todas las situaciones son diferentes, habría que ver los momentos. Nunca fue algo personal siempre es una decisión de entrenador sobre jugadores, esa es realidad”, comentó el DT playero.

Mientras que el jugador de Urunday Universitario Emilio Taboada, quien defendió en más de una oportunidad a la selección, aseguró: “Más de la salida de Signorelli hay que hablar de la llegada de (Rubén) Magnano que me parece que es un acierto tremendo. Ojalá pueda marcar a una generación más joven con una forma de pensar diferente y exigencia a la que no están acostumbrados. Es necesario un tipo de estos y seguro nos va a nutrir a todos”.

El arribo del entrenador argentino, a quien López lo catalogó como un “top 10 mundial”, apaciguó las aguas y maquilló los inconvenientes.

“La apuesta de la dirigencia fue muy fuerte, traer a un técnico como Magnano es absolutamente maravilloso. No puede haber ninguna oposición del básquet, es un entrenador de sumo prestigio que viene a aportar su experiencia y capacidad y espero que a contribuir”, aseguró Espasandín.

Para López, el técnico argentino “va a jerarquizar nuestra selección de una manera increíble,  porque es de los mejores. Ojalá no venga solo por dos ventanas y un Mundial, ojalá pueda concluir una estructurara mejor de la que hay hoy desde su conocimiento, no que dependa solo de él su gestión, así como lo hizo en Argentina y Brasil o en Europa”.

Más allá de los resultados conseguidos, los entrenadores de la vecina orilla que pasaron por el banco celeste dejaron su marca grabada a fuego. El caso más resaltante fue el de Néstor “Che” García, quien hasta el día de hoy es recordado.

“En 2003 nos citaron a una generación con el “Che” y tuvimos la suerte que nos marcó para siempre. Lo de Néstor en aquel momento fue impresionante y tomas magnitud con el tiempo. Nos fuimos dando cuenta lo que nos generó en nuestras carreras posteriores, obviamente Magnano calza los puntos del Che o más, entonces es un tipo al cual ojalá los jóvenes le puedan sacar el jugo y realmente potencien con su método todas sus condiciones”, comentó Taboada.

Y los técnicos uruguayos, ¿son igual de respetados por los jugadores de la selección?

Luego del inconveniente público entre Marcelo Signorelli y Esteban Batista, reflotaron en el recuerdo las idas y vueltas entre Pablo López y Leandro García Morales, que también terminaron en declaraciones por fuera del ámbito debido.

“Básicamente nos enteramos de todo, lo mejor sería arreglarlo puertas para adentro porque no dejan de ser detalles que siempre complicaron, pero esta vez salieron a la luz”, opinó Taboada.

Sobre el tema puntual, López aseguró: “Considero que lamentablemente está impuesto en el inconsciente colectivo que si sos un entrenador uruguayo ‘bla bla bla’, cuestionan tu saber, obviamente estoy absolutamente en desacuerdo. La coyuntura de un club y una selección es absolutamente diferente, que es una excusa que se utiliza de manera perversa”.

“En 2003 nos citaron a una generación con el “Che” y tuvimos la suerte que nos marcó para siempre. Lo de Néstor en aquel momento fue impresionante y tomas magnitud con el tiempo. Nos fuimos dando cuenta lo que nos generó en nuestras carreras posteriores, obviamente Magnano calza los puntos del Che o más, entonces es un tipo al cual ojalá los jóvenes le puedan sacar el jugo y realmente potencien con su método todas sus condiciones”, Emilio Taboada.

“Puede haber sucedido y en muchos casos es la impaciencia del jugador de querer las cosas ya y en otros casos no entender y lograr el compromiso con los entrenadores. Hay jugadores que están marcados desde sus carreras, muchos lograron carreras exitosos con entrenadores exitosos en el mundo y la vara queda alta y pueden generar roces por no conseguir cosas con otros entrenadores de acá”, agregó Taboada.

Los inconvenientes para poder ser profesionales

Dentro de la variedad de los inconvenientes suscitados no solo existieron enfrentamientos entre jugadores y entrenadores, sino también por intentar profesionalizar el deporte para que los jugadores pudieran tener las comodidades correspondientes.

“Antes lamentablemente, cuando yo trabajé e incluso en el período de Gerardo (Jauri), no teníamos las condiciones para entrenar, sin embargo el trabajo se hizo”, dijo Espasandín, quien no encuentra un patrón de conductas similares en cada uno de los casos recordados. “Son situaciones diferentes, lamentablemente estos últimos procesos no se pudieron cumplir”, agregó. 

Por su lado, Taboada recordó: “Justamente fui parte de la selección en donde se luchó por los viáticos y canchas para entrenar. No había agua caliente, no teníamos ni la ropa, ni los talles correctos, peleamos de a poquito y se fue entendiendo que la manera era hacer bases sólidas y valorizar la selección y que al jugador le de placer vestir la camiseta de Uruguay”.

Lograr una cohesión entre dirigentes, entrenadores y jugadores para que el desarrollo se enmarque dentro de la diversión y la responsabilidad, no siempre es fácil de lograr, pero sí lo ideal para Pablo López.  

"Considero que lamentablemente está impuesto en el inconsciente colectivo que si sos un entrenador uruguayo ‘bla bla bla’, cuestionan tu saber, obviamente estoy absolutamente en desacuerdo. La coyuntura de un club y una selección es absolutamente diferente, que es una excusa que se utiliza de manera perversa”, Pablo López

“La selección es un lugar para devolver, para representar a tu club, a tu familia, a tus amigos, no es un lugar de prestigio sino que es de responsabilidades”, aseguró.

Los entrevistados coincidieron en que no encuentran mala fe por parte de los dirigentes, más allá que en algunos casos difieren con las ideas propuestas por quienes llevan adelante esa función, tal como opinó Espasandín: “No hay de parte de los dirigentes una idea clara de qué tipo de entrenador se necesita para una selección nacional o cuáles son los objetivos para seguir haciendo crecer el básquet”. 

Emilio Taboada agregó: “Siempre se trató de poner la mejor intención más allá de la discrepancia, para lograr que Uruguay consiguiera los resultados ideales”; mientras que Pablo López expresó que “hay un tema que los resultados te sustentan pero es importante que los dirigentes elijan el cómo ganar, los perfiles de los técnicos y jugadores elegidos y que no haya una desesperación de ganar como sea”.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...