Nacional > HOMBRE IMPUTADO

Una familia fue sometida a la picana, al abuso sexual y a trabajo forzado durante 10 años

Un hombre fue imputado por varios delitos contra sus cuatro hijos y su pareja, que fueron denunciados meses atrás

Tiempo de lectura: -'

26 de octubre de 2020 a las 10:50

Una mujer y sus cuatro hijos vivieron, durante diez años, varios tipos de violencia ejercida por el padre de familia, un hombre de 54 años que fue imputado por la fiscal de Atlántida, Mirna Busich, por los delitos de violación, atentado violento al pudor, violencia doméstica y trata de personas, informó Telenoche y confirmó El Observador con fuentes del caso.

El juez de Atlántida Marcos Seijas hizo lugar al pedido de la fiscalía, y dispuso que el hombre permanezca en prisión preventiva durante 180 días mientras continúa la investigación. Le imputó reiterados delitos de violación, reiterados delitos de atentado violento al pudor, reiterados delitos de violencia doméstica y un delito de trata de personas. Según informaron las fuentes puede haber más imputados por delitos vinculados a este caso en los próximos días, informaron las fuentes.

La audiencia de formalización se realizó este sábado y allí la fiscal relató las situaciones a las que fueron sometidas las víctimas, que vivían en una casa de la zona rural de Atlántida.

En cuanto a la violencia física, el hijo varón del matrimonio, de 14 años, declaró que su padre lo golpeaba con los puños y también en la espalda con un caño, y agregó que lo lastimó a él y a sus tres hermanas con una picana eléctrica. En tanto, su madre fue intervenida quirúrgicamente por un fuerte golpe en la espalda en febrero de este año.

También fueron denunciadas reiteradas situaciones de abuso sexual hacia los integrantes de la familia.

Sin embargo, no fue hasta hace unos meses que la familia realizó la denuncia policial y comenzó la investigación en fiscalía ya que, según allegados al caso, las víctimas tenían miedo y eran sometidas por el imputado.

El hombre controlaba los movimientos de los integrantes de la familia, ya que solo podían salir de la casa si él lo autorizaba, y avisando el lugar en el que estarían, con quién iban y a la hora en que regresarían.

Su pareja fue víctima de violencia patrimonial, ya que la mujer trabajaba afuera de la casa pero el imputado manejaba sus tarjetas y cobraba su sueldo. Le impedía tener contacto con el dinero.

Además, sus hijos –menores de edad– eran obligados a trabajar en el criadero de animales desde las tres de la mañana.

Pero la dominación que ejercía el hombre no se limitó a la órbita familiar. También fue imputado por un delito de trata de personas ya que recibía dinero de una trabajadora sexual, que le daba un porcentaje de sus ganancias por "seguridad" y por facilitarle algunos clientes.

El hombre estaba fugado desde el 15 de octubre, cuando fue emitida una orden de detención. Personal de Interpol lo detuvo en Rivera y lo trasladó a Atlántida.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...