Agro > AGRONEGOCIOS

Una nueva herramienta financiera facilita la actualización tecnológica

La empresa que representa a John Deere lanzó Fideicomiso Interagrovial 1

Tiempo de lectura: -'

14 de febrero de 2019 a las 21:22

Fideicomiso Interagrovial 1 es el nombre de una nueva herramienta financiera, presentada por la compañía que representa en Uruguay en forma exclusiva a la tecnología John Deere, que brindará al productor “una solución productiva que le agregue sustentabilidad”, explicó Julio Blanco, director ejecutivo de Interagrovial SA.

Carlos Maiorano –el director financiero de la empresa–, puntualizó que los beneficiarios son clientes del segmento agropecuario en general, que se financia hasta el 80% de la inversión con un plazo máximo de siete años, con pagos en cuotas semestrales adaptables a los ingresos del productor, con una tasa media del mercado, tomándose como garantía la maquinaria adquirida y estando la evaluación del crédito a cargo de Interagrovial.

Todo esto fue presentado en una conferencia con la participación de otros integrantes del equipo de Interagrovial: su director de la división agrícola, Álvaro Venturini; su jefe de ventas agrícolas, Ignacio Mattos; su gerente de créditos, Juan José Olaso; la auxiliar del área de créditos, Eugenia Zas; y la responsable de marketing y comunicación, Patricia Sereno.

Instaurar esta herramienta, generada en el área de Soluciones Financieras, de modo que sea innovadora y eficiente, demandó dos años de intenso trabajo y se concretó en el marco de estrictas condiciones internacionales.

Blanco, tras detallar que todo esto se relaciona con la división agrícola de una empresa que atiende otras dos –construcción y forestal–, destacó que el productor uruguayo “tiene una condición de mercado muy desafiante y con mucha adversidad para producir en la mayoría de los rubros”.

Al margen de factores que han sido expuestos reiteradamente por el movimiento Un Solo Uruguay –“al que desde luego apoyamos”–, por ejemplo variables macroeconómicas y de impuestos que inciden en esa sustentabilidad, “está lo que el productor necesita hacer porteras adentro y ahí es donde venimos nosotros”.

La alternativa que se propone al conjunto de clientes que guardan relación con la empresa o los que se puedan sumar permitirá  un acceso más sencillo a la tecnología de John Deere, que posee un abanico de soluciones cada vez más llenas de tecnología, lo que es una de las patas conducentes a la sustentabilidad del negocio.

Permite que la financiación del proyecto que el productor decida esté resuelta, pero aclaró: “no somos un banco, no es nuestro negocio prestar plata, armamos este fideicomiso para darle soporte al cliente, para que puede decidir y hacer su inversión y resolver su problema de sustentabilidad”.

Así se despeja un problema, hacer llegar a los clientes todas las soluciones de John Deere, que a veces quedaban afuera del análisis por la limitante financiera.

La tecnología John Deere respalda a todos los sistemas productivos, en arroz, granos de secano, lechería y ganadería de carne, incluyendo la producción de forraje para una ganadería intensiva.

 

Blanco dijo que se habla “de tecnología, no son fierros, venimos a ofrecer una solución tecnológica específica para cada proyecto, no venimos a vender tractores”, por lo cual la dinámica será compartir con el productor, sentarse en su mesa de decisiones, apoyarlo en las decisiones agronómicas y –llegado el momento– con lo financiero.

Se explicó que el productor, asesorado por Interagovial, identificará una oportunidad, una solución, generándose un proyecto que será analizado por las áreas técnica y de financiación de la empresa, generándose una carpeta de crédito y, una vez aprobado eso con base en un desarrollo que se hizo con la institución multilateral de crédito vinculada (Banco Interamericano de Desarrollo), se cierra el negocio y se documenta.

Todo eso, en un aspecto muy valorado por el productor, “se hace solo en Interagrovial”. 

Blanco visualizó que en el caso del arrocero hay una oportunidad muy grande de ambientar una inversión inicial importante en un proyecto, pero que permita bajar los costos de producción casi a la mitad, con lo cual el productor se volverá sustentable. “Nos queremos meter en el ciclo productivo del cliente y entenderle todas las etapas y optimizarle todas las etapas”, reflexionó.

 

Maiorano añadió que es de interés de John Deere e Interagrovial llegar no solo a grandes productores, también a medianos y pequeños que no han accedido a estas soluciones tecnológicas.

Aclaró que no hay garantías adicionales a la tecnología adquirida, que en el caso del sector forestal los plazos comprenden cinco años y que en todos los casos “la resolución la tomamos nosotros”, en un proceso muy ágil.

Complementó que ya se han recibido propuestas y generado proyectos con clientes de la empresa, por lo tanto los interesados pueden vincularse para ser asesorados, en tanto se dan los pasos formales para que la herramienta sea autorizada por el Banco Central del Uruguay y se puedan conceder los préstamos para cerrar los negocios, estimándose que los beneficiados podrán acceder a las soluciones ya en marzo o en abril.

Eso hace que sea  valioso ir haciendo ahora las consultas de una operativa que tendrá especial impacto en la Expoactiva Nacional (se hará del 20 al 23 de marzo).

Venturini adelantó que ya hubo una respuesta muy buena, dadas consultas realizadas, pues esto permite “levantar una restricción de financiamiento a largo plazo”. Destacó que tras cuatro o cinco años caracterizados por dificultades para invertir, en escenarios restrictivos, ya era “impostergable” cambiar eso.

Dijo que los clientes accionan en un sector noble, de miradas a largo plazo, con descendencias que siguen la gestión, lo que ambienta un escenario propicio para que se diseñen y aprueben proyectos que hagan sustentable a los emprendimientos.

Aclaró que cuando se habla de tecnología se alude a propuestas y soluciones que derivan del centro de operaciones, que consideran la telemática y servicios a distancia, generándose soluciones para productores no solo de gran porte, citando dos ejemplos: un productor que compra una enfardadora, conserva forraje y eleva su nivel de productividad o quien adquiere un tractor moderno que consume menos y pasa una rotativa entre filas en un viñedo.

Venturini subrayó que para vincularse a Interagrovial Fideicomiso 1 no hay un monto límite, ni por lo elevado ni por lo bajo, se puede atender a todos los segmentos de clientes y de producciones, con paquetes de soluciones en labores de pulverización, siembra y cosecha y labores forrajeras en los que se brinda “todo el paquete tecnológico”, lo que considera conectividad, mantenimientos programados y garantías extendidas.

Eso ayuda a bajar los costos y hace más previsible la estructura de costos, “el cliente sabrá cuánto invertirá y cuál será su productividad”. Lo que se brinda permitirá disponer de datos para comparar consumos de combustible, pero también recibir alertas de mantenimiento y todos los paquetes estarán dentro de la financiación: “se paga una cuota semestral y está todo incluido”. 

 

Urge cambiar y dejar atrás años de inversiones postergadas

“Somos depositantes de mucha fe en el sector productivo uruguayo, tenemos un gran futuro, pero sabemos que muchos productores necesitan reconvertirse”, reflexionó Julio Blanco, señalando el valor de corregir cuanto antes el escenario de inversiones postergadas.

La inversión en mecanización agropecuaria hace prácticamente cuatro años que “está muy por debajo” de la tasa adecuada de reposición. Se han aplazado inversiones, se apostó más a reparar.

“De la mano de la tecnología y de un buen soporte de esa tecnología podemos agregar sustentabilidad a los productores”, comentó, algo que se facilita con la herramienta Fideicomiso Interagrovial 1.

Eso se visualiza como muy atractivo en el sector arrocero, donde se puede incidir en una mejor productividad de la mano de equipos muy eficientes en nivelación, siembra y cosecha, con motores más modernos, con una mejor capacidad de consumo y gestión. 

 

En la mira: aperturas sucesivas de fideicomisos
Carlos Maiorano destacó que se habla de Fideicomiso Interagrovial 1 porque se acota el manejo global a un monto de US$ 30 millones en la experiencia inicial, pero que están previstas, llegado el momento, aperturas sucesivas de otros fideicomisos. 
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...