22 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,35 Venta 39,55
26 de junio 2023 - 8:48hs

La candidata socialdemócrata Sandra Torres Casanova y el izquierdista Bernardo Arévalo de León se perfilan para disputar el 20 de agosto el balotaje de las elecciones presidenciales realizadas este domingo en Guatemala.

Con un poco más del 80 % de las actas procesadas, ambos candidatos opositores al presidente derechista Alejandro Giammattei encabezan el conteo, según datos preliminares publicados por el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

El próximo parte será dado a las 9.00 hora local pero ya fueron contabilizadas más de 4,2 millones de votos emitidos sobre un padrón de 9,3 millones y un abstencionismo del 43%.

Más noticias

La tendencia mantiene por el momento al frente al partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), de la candidata Torres, liderando el escrutinio, seguido muy de cerca por el Movimiento Semilla, de Arévalo, nacido de las manifestaciones contra la corrupción que vivió Guatemala en 2015.

En tercer lugar, se ubica el conservador Manuel Conde, del partido oficialista Vamos, con el 7,86 % seguido de cerca por los restantes 19 candidatos presidenciales.

La diferencia de Arévalo de León con respecto al tercer lugar es de 185.000 votos, por lo que según expertos y con lo que queda por contabilizar, es difícil que cambie la tendencia.

Las encuestas divulgadas en las últimas semanas y días vaticinaban una lucha por el segundo lugar entre el exdiplomático Edmond Mulet y la hija del dictador golpista Efraín Ríos Montt, Zury Ríos Sosa.

Sin embargo, Ríos Sosa y Mulet se ubican con un 6,7 % y 6,8 % de votos, respectivamente, en quinto y cuarto lugar.

Torres, quien perdió los balotajes de 2015 y 2019, se declaró confiada de pasar a la segunda vuelta y en esa instancia ganar la presidencia.

"Con quien sea [el balotaje] vamos a ganar”, declaró la ex primera dama. "Estamos listos, prestos y dispuestos para ganar", añadió.

Ninguna de las encuestas divulgadas en el proceso electoral daba como segundo lugar a Arévalo de León, cuyo padre, Juan José Arévalo Bermejo, gobernó el país entre 1945 y 1951, en un período considerado como una primavera para la historia política de la nación centroamericana.

"No es momento de cantar victoria, somos prudentes", dijo Arévalo, quien dio la sorpresa en la fase inicial del escrutinio, pues no figuraba entre los siete candidatos favoritos en los sondeos previos.

Además de elegir al sucesor del actual mandatario guatemalteco, Alejandro Giammattei, y a su vice, se votó para elegir a 160 diputados al Congreso, 340 corporaciones municipales y 20 diputados titulares al Parlamento Centroamericano.

Durante la cita electoral, signada por la proscripción de varios candidatos, se registraron varios incidentes.

El principal fue en el municipio de San José del Golfo, donde los pobladores no permitieron la apertura de cuatro centros de votación debido al supuesto "acarreo de votantes". Un grupo roció con nafta al personal electoral y amenazó con prenderles fuego, lo que derivó en disturbios a la llegada de la Policía Nacional Civil de Guatemala, que los dispersó con gases lacrimógenos.

Asimismo, en el municipio de San Martín Zapotitlán, departamento de Retalhuleu, otro grupo de personas quemó papeletas marcadas de antemano, lo que provocó el cierre de ese punto de votación y la detención de varias personas.

En ambos municipios se suspendieron las elecciones aduciendo que el objetivo de esta medida era privilegiar la seguridad de los votantes.

Además de la participación de solo el 57% hubo una alta cifra de votos nulos (17,50%) y blancos (7,14%), un reflejo del desinterés y desconfianza en el proceso electoral. El voto es voluntario en Guatemala y está prohibida la reelección.

(Con información de agencias)

Temas:

Guatemala

Seguí leyendo

Te Puede Interesar