22 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,35 Venta 39,55
6 de julio 2022 - 16:19hs

Cuándo regar las plantas y con cuánta agua es una decisión que afecta directamente al estado de las mismas, incluso puede perjudicar a su producción. Saber qué humedad necesitan las plantas permite que no se generen excesos o déficits de riego y con ellos pérdidas de rendimiento o productividad, por ejemplo.

Es por eso que existen varias tecnologías para atacar ese tema, como por ejemplo los tensiómetros, que permiten gestionar el riego en cultivos protegidos, como en invernáculos.

Los sensores de humedad son tecnologías que permiten mejorar el resultado productivo de los cultivos y reducir el impacto ambiental sobre ellos, destacó el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) en un informe, ya que tanto el riego excedentario (que sobrepasa la cantidad de agua necesaria) como el deficitario generan pérdidas de rendimiento.

Más noticias

Con un sensor de humedad se puede conocer el estado hídrico del suelo, y con esa información tomar decisiones.

Los sensores de humedad son tecnologías que permiten mejorar el resultado productivo de los cultivos y reducir el impacto ambiental sobre ellos.

La fuerza que hacen las raíces

Los tensiómetros son sensores de humedad de fácil manejo, bajo mantenimiento y costo y alta precisión, además los datos que producen son fáciles de interpretar, explicó el instituto en la investigación.

Una de las ventajas que tiene esta tecnología es que no requiere ser calibrado por tipo de suelo, sino que es posible utilizarlo directamente.

Con uno de estos elementos es posible medir el potencial matricial del suelo, y saber cuánta fuerza realizan las raíces de las plantas para extraer agua del suelo.

El tensiómetro se forma por un tubo transparente con agua y una capa porosa de cerámica y cuenta con un manómetro. La cápsula de cerámica permite el equilibrio de fluidos entre el tensiómetro y el suelo, cuando el suelo empieza a secarse se incrementa la presión del agua dentro del tubo y se aleja de 0 en el manómetro, cuando la humedad del suelo es alta la tensión baja y la lectura del manómetro se acerca al 0, de esa manera se puede saber qué sucede bajo la tierra.

Cómo saber cuánto y cuándo

El INIA recomienda utilizar tensiómetros en diferentes profundidades del suelo, colocar uno donde hay mayor cantidad de raíces para saber cuándo regar y otro a más profundidad para controlar el drenaje de agua y saber cuánto regar.

Según indica el informe, las lecturas se deben hacer en la mañana previa al riego o en la tarde.

INIA

Por ejemplo, para saber cuándo regar tomates o morrones, el tensiómetro se debe ubicar entre 20 y 30 cm de profundidad, y para saber cuánta agua utilizar se lo debe colocar entre 40 y 50 cm, al final del sistema de raíces. Dos horas luego del riego se debe ver el aparato y si la lectura del manómetro se acerca al 0 el riego fue suficiente.

Temas:

Riego Cultivos protegidos Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) agua Tensiómetro

Seguí leyendo

Te Puede Interesar