Nacional > UNIDAD POPULAR

Campaña abordo de un Nissan del 89 y alojamiento en casa de militantes

Las magras finanzas de Unidad Popular hacen que su campaña sea "a pulmón"

Tiempo de lectura: -'

25 de mayo de 2019 a las 05:04

Mientras que el precandidato nacionalista Juan Sartori recorre el país junto a un equipo de no menos de 15 personas, ente fotógrafos, prensa, desarrollo de contenido multimedia, personal encargado de logística, choferes y secretarios –y dispone en ocasiones de un avión privado para sacar el mejor provecho al tiempo de las giras–, el candidato a la presidencia de Unidad Popular, Gonzalo Abella, debe conformarse con viajar solo en ómnibus de línea.  “Lamentablemente no hay recursos para más”, admite el maestro que en octubre representará al partido con la bancada más pequeña. 

Aunque las finanzas de Unidad Popular están muy por debajo de lo que gastan la mayoría de los precandidatos de los partidos en disputa electoral, lo cierto es que sus números nunca habían sido tan buenos. Es que este partido de izquierda fundado en 2013, a partir de grupos inconformes con las posturas del Frente Amplio, reunió en la pasada elección 26.869 votos que le permitieron obtener su primera banca en la Cámara de Diputados. 

Fue así que los $ 221.188 que cobra por concepto de salario y gasto de representación el primer diputado de Unidad Popular, Eduardo Rubio, se convirtieron en uno de los principales ingresos del partido. Según contó Rubio a El Observador, él se queda con media canasta familiar (casi $40 mil), mientras que el resto va a parar a las arcas de la Unidad Popular con el objetivo de cubrir gastos de funcionamiento del partido. La decisión del colectivo de que su único legislador cobre media canasta familiar tiene que ver con una de la propuesta de Unidad Popular de que el salario mínimo sea elevado a la mitad del costo de vida de una familia uruguaya, explicó Rubio.

Los aportes del legislador y otros aportes pequeños permitieron alquilar un local  en la calle Vázquez y Mercedes, que se convirtió en la sede de la fuerza política. “Hasta la pasada elección Unidad Popular era una reunión de ocho representantes en la casa de un compañero”, contó Abella. 

Otra forma de financiarse, es la venta de tortafritas y choripanes en actos proselitistas. Rubio dijo que casi todas las semanas, en algún punto del país, se hace este tipo actividades, que aportan dinero para la pintura y la tela con la que se hacen los carteles escritos  a mano.  Otra forma de ingreso es el dinero que aporta el diario La Juventud, vinculado al Movimiento 26 de Marzo que integra Unidad Popular.  

Abella también destacó el aporte de los militantes. “Una jubilada que cobra $ 12 mil y  siempre dona $ 300, me dijo que se iba apretar hasta noviembre para poder dar $ 600”, contó el candidato presidencial.

Recientemente, el partido adquirió un viejo Nissan del 89 que pudieron comprar gracias a la donación de US$ 4.000 que hizo un grupo de uruguayos radicados en Australia que mantienen contacto con el partido. El auto dormía en el garage de una militante. 
Abella dijo que el vehículo solo es utilizado para las recorridas por barrios de la periferia de Montevideo, a los que resulta más difícil de llegar en ómnibus, así como para giras por Canelones y Colonia. Sin embargo, para ir al norte del país, el candidato de la Unidad Popular se toma ómnibus de línea.

El candidato explicó que el vehículo no aporta la confiabilidad necesaria para hacer largos recorridos, y el costo de la nafta para hacerlo supera con creces las posibilidades de la ajustada billetera popular. Y por eso mismo es que Abella es el único protagonista de las recorrida de su partido.

Unidad Popular estima gastar solo en impresión de listas unos $ 500.000, a lo cual hay que sumar la logística para la distribución de la papeletas en los circuitos de votación.

Sin hoteles, ni oficina de prensa

Antes de recorrer el país como candidato a la presidencia, Abella visitó distintos puntos de la campaña en busca de lobizones, luces malas, y demás historias sobrenaturales  del campo uruguayo, como parte del trabajo de investigación para su libro Mitos, leyendas y tradiciones de la Banda Oriental. “Yo creía que conocía el país”, dice el maestro devenido en candidato presidencial, cuando rememora momentos de su gira por el interior del país.

Cada vez que llega a un pueblo o ciudad del interior, Abella se queda a pasar la noche en la casa de algún militante dispuesto a recibirlo. Esa es una de las razones para viajar solo: “Si voy con más gente es doble el esfuerzo de quien me aloja”, explicó.

“Una vez quedándome en una casa muy humilde, llega el niño de la escuela y pregunta ‘mamá y por qué ahora hay Coca-Cola’. Ese tipo de cosas te demuestran el entusiasmo de la gente”, dijo el candidato presidencial.  También son los militantes quienes se ocupan de hablar con los periodistas de los medios locales y se ocupan de coordinar entrevistas, y hasta dejan alguna hora en el día para que Abella pueda dormir la siesta. 

Unidad Popular buscará aumentar su presencia en el Parlamento, con miras a obtener una banca en el Senado. “Si con un diputado pudimos hacer cosas, con una bancada en ambas cámaras en un Parlamento fragmentado, podemos hacer mucho más”, concluye Abella.

El dinero de la Corte Electoral
La Corte Electoral entrega US$ 7 por voto recibido en la elección nacional, de modo de contribuir en el financiamiento de las campañas políticas. Por ese concepto, Unidad Popular recibió  US$ 188.000. Asimismo, los partidos pueden reclamar un adelanto de hasta el 50% de ese dinero en base a un estimado de los votos recibidos.  
Unidad Popular reclamará ese adelanto para financiar la impresión de listas y su distribución, según adelantó el candidato Gonzalo Abella. 
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...