Nacional > OPERATIVO

Unidos frente al crimen: así trabajaron Fiscalía y Policía en Casavalle

La intervención en el barrio marca el inicio de una coordinación para atacar el delito

Tiempo de lectura: -'

21 de diciembre de 2017 a las 05:00

"La mano derecha ahora sabe lo que está haciendo la mano izquierda", afirmó el fiscal de Corte, Jorge Díaz. Así definió el trabajo en conjunto de tres fiscalías con la Policía, que derivó en un megaoperativo con 68 ordenes de allanamiento que mantuvo cercado este miércoles buena parte del barrio Casavalle.

La fiscal de Drogas, Mónica Ferrero, el fiscal de Delitos económicos y complejos, Enrique Rodríguez, y el fiscal de Homicidio, Juan Gómez, delimitaron un área en Montevideo en la que se acumulaban delitos concretos. En esa zona había personas requeridas por tráfico de armas, de drogas y por extorsión.
Díaz hizo hincapié en que la coordinación se generó a partir de la puesta en marcha del nuevo Código del Proceso Penal (CPP), que permitió que las fiscalías cruzaran la información que manejaban.

Los fiscales mantuvieron durante noviembre y parte de diciembre reuniones con la Policía. A partir de esos encuentros resolvieron intervenir Casavalle y Los Palomares, dos barrios en los que hay bandas criminales que se disputan el territorio. El trabajo en conjunto permitió coordinar los allanamientos y decidieron que todos ocurrieran el mismo día a la misma hora.


Así fue que a las 5 de la mañana de este miércoles ingresaron 600 policías a la zona y detuvieron a 34 personas. De ellas, 28 estaban requeridas por investigaciones previas en curso. También detuvieron a una mujer que, según información preliminar, podría ser la líder de una banda de narcotraficantes.

A su vez, incautaron más de 12 armas de fuego, unas 213 municiones, más de cinco kilogramos de una sustancia blanca que podría ser cocaína, unos 800 gramos de un polvo que podría ser pasta base y 850 gramos de una planta de marihuana. Todas las sustancias están siendo analizadas por la Policía, que se retiró de Casavalle sobre las 11 de la mañana.

operativo casavalle7
Díaz destacó que esta nueva modalidad de trabajo significa "un salto cualitativo" en las investigaciones. En ese sentido, explicó que la coordinación entre las fiscalías se seguirá poniendo en práctica para proteger a los "ciudadanos honestos" que viven en barrios asediados por el crimen. "En este país no hay ninguna zona adonde el Estado no llegue", agregó.

Sobre la hora

La alcaldesa de Casavalle, Sandra Nedov, se despertó este miércoles a las 6 de la mañana cuando le sonó el celular. Un mensaje de texto le informaba que la Policía iba a intervenir el barrio y le pedían que les avisara a los funcionarios del centro cívico de la zona para que no fueran a trabajar. Si llegaba a haber complicaciones, mejor que no hubiera gente allí.


Nedov dijo a El Observador que el operativo estuvo "muy localizado" en las viviendas que fueron allanadas, por lo que el resto de los vecinos "casi no se enteró". Según afirmó, si no hubiera recibido ese mensaje no se hubiera dado cuenta de que había más de 600 policías desplegados en la zona. "Se escuchaba el ruido del helicóptero que sobrevolaba el barrio, pero nada más", sostuvo.

La alcaldesa contó que los enfrentamientos entre las bandas criminales son "ancestrales", pero se intensificaron a principios de diciembre. Los tiros que se escuchan sobre todo de noche detonaban "a cualquier hora", por lo que los vecinos empezaron a tener miedo y trataban de no salir de sus casas si no era necesario.

operativo casavalle8
"El ministerio tomó la decisión de hacer algo y no avisó cuándo lo iba a hacer. Creo que pasó lo que tenía que pasar; siempre insisto con que en este barrio hay gente que trabaja, que va a estudiar y, como la plaza del barrio, queda en el medio de todo esto", agregó.

Megaoperativo

Casavalle fue cercado casi por completo. No podían ingresar autos ni personas y también clausuraron la ruta de salida de Montevideo. Policías en moto bloqueaban la circulación de vehículos desde San Martín hacia Unidad Casavalle por la avenida Aparicio Saravia, en la zona de Los Palomares, mientras efectivos de la Guardia Republicana se adentraban en los pasajes de Casavalle. A su vez, se impidió circular por Gustavo Volpe.


Encapuchados, con escudos, chalecos antibalas y armados, los policías recorrieron algunos de los callejones de Casavalle. Uno de los efectivos que participaba del operativo dijo a El Observador que las personas que no estaban requeridas sí podían salir de la zona.

Cuando terminaron de allanar las viviendas, los uniformados se retiraron. Los autos salieron de dos en dos y los vecinos regresaron al barrio mientras los veían alejarse.

Comentarios