Economía y Empresas > Índice de competitividad

Uruguay descendió en ranking global de talento laboral

El estudio de Adecco, Insead y Google calcula cómo los países fomentan el crecimiento, atraen y retienen el talento

Tiempo de lectura: -'

29 de enero de 2020 a las 16:29

Uruguay retrocedió cinco lugares en relación a la anterior medición del Índice de Competitividad por el Talento Global, presentado en Davos por Grupo Adecco, en alianza con Insead y Google. Este año se ubicó en el puesto 51 de 132 economías; el año pasado, estuvo en el 46. 

El estudio calcula cómo los países fomentan el crecimiento, atraen y retienen el talento. Este año se orientó a la inteligencia artificial y cómo está impactando en el mundo del trabajo y en las distintas economías.

De los 20 países latinoamericanos, Uruguay quedó en tercer lugar, por detrás de Chile (34) y Costa Rica (37). Además, 43 de las 48 economías de altos ingresos entraron en los primeros 50 lugares. Uruguay fue una de las cinco que quedó fuera. 

"A Uruguay generalmente le cuesta adaptarse a nuevas tecnologías y tendencias. Por lo tanto, acá lo importante es cómo a partir de ahora nos vamos a acomodar a esto", apuntó el director de Adecco Uruguay, Manuel Alonso. Para el ejecutivo, la clave está en que Uruguay atraiga inversiones en tecnología "de última generación" como la inteligencia artificial. "Para eso necesitamos una política clara de Estado, para desarrollar capacitación en tecnología", añadió. 

El índice se centra en 4 pilares externos y 2 pilares internos. Los externos son habilitación, atracción, crecimiento y retención. En el ranking de habilitación, Uruguay se ubicó en el puesto 46; en atracción, en el puesto 30 (en el que resultó mejor posicionado) y en retención se ubicó en el puesto 37. 

En el índice de crecimiento, en tanto, Uruguay quedó en el puesto 46.

Atracción

Para cada uno de estos pilares se miden diferentes factores y luego se hace un promedio. Para evaluar el nivel de atracción, se tomó en cuenta la prevalencia de propiedad extranjera, la inversión extranjera directa o transferencia de tecnología, stock de inmigrantes, ganancia de cerebros, inclusión social y equidad de género.

En este pilar Uruguay se destacó en la tolerancia a las minorías, (quedó séptimo entre los 132 países) y en la brecha de desarrollo entre géneros, también en el séptimo lugar. Se ubicó en el lugar número 14 en cantidad de mujeres graduadas y 25 en tolerancia a inmigrantes. 

Del otro lado de la balanza, el país quedó en el lugar 88 en oportunidades de liderazgo para las mujeres, 88 en stock de inmigrantes y en el puesto 97 en ganancia de cerebros. 

Para Alonso, en un mercado laboral donde la tecnología tiene desempleo negativo, es importante que el país fomente el desarrollo de estos puestos de trabajo a través de la educación. "Esto es muy importante para el pilar de atracción, que es la capacidad de un país de atraer negocios extranjeros. Estos negocios muchas veces llegan a un país cuando hay mano de obra calificada", subrayó. 

Retención

Para medir la retención se tuvieron en cuenta, entre otras cosas, la protección social, retención de cerebros, estilo de vida y seguridad personal. En protección social, Uruguay se ubicó en el puesto 20. No obstante, en seguridad personal, quedó en el lugar 82 y en retención de cerebros, en el 94 de 132. 

En 2018, Uruguay se había ubicado por primera vez entre los primeros 50 del ranking (44) debido al fuerte desarrollo e impacto del talento proveniente del extranjero, principalmente de países caribeños. Consultado sobre si el retroceso en el ranking se debe a un menor impacto del talento inmigrante, Alonso dijo que "cuando no hay talento antes y llega, impacta en mayor medida" y que luego se estabiliza. "Ese impacto que genera en el desarrollo de puestos de trabajo, cuando se estabiliza ya no impacta tanto, pero no es que el talento haya dejado de llegar ni que no sean tan buenos como antes", agregó. 

Uruguay también retrocedió en los pilares internos. En el conocimiento de habilidades globales, quedó en el lugar 75. En habilidades técnicas, en tanto, quedó en el puesto 96 de los 132 países. En este pilar se mide la relevancia del sistema educativo en la economía, que quedó en el puesto 125 entre 132. En facilidad para encontrar empleados calificados, se ubicó en el 78; en habilidades coincidentes con la educación secundaria, en el 98, mientras que en habilidades coincidentes con la educación terciaria, se posicionó en el puesto 35.  

Además, de 155 ciudades evaluadas, Montevideo quedó en el puesto 128. En ese ranking se midió la velocidad de internet, la facilidad para hacer negocios y la cantidad de empresas Forbes Global 2000 (ranking anual de la revista). 

Los líderes del ranking

Al igual que los años anteriores, Suiza mantiene el liderazgo, seguido por Estados Unidos y Singapur. De esta forma, los países europeos continúan liderando el ranking, con 17 de ellos en los primeros 25 lugares.

La ciudad mejor clasificada de este año es Nueva York, por delante de Londres en el segundo lugar y Singapur en el tercero.

El informe revela, además, que más de la mitad de la población en el mundo en desarrollo carece de habilidades digitales básicas.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...