Fútbol > HISTORIAS

Uruguay Montevideo, un club con esencia de barrio que vuelve al profesionalismo

Con jugadores laburantes que soñaban con su primer contrato en el fútbol profesional y una dirigencia que empuja a pulmón el equipo de Pueblo Victoria volvió campeón a la Segunda División Profesional

Hernández levanta la copa, el barrio se estremece

Tiempo de lectura: -'

19 de diciembre de 2020 a las 05:01

"Esta gente repartió canastas, cocinó en su cancha, crearon una olla popular para el barrio. No hubo un día en que no estuvieran atentos a la necesidad de todos. Esta  gente se merece mucho mas que el ascenso”. Eso escribió en su cuenta de Twitter la kinesióloga de Uruguay Montevideo, Mayra Jakimczuk, luego de que el equipo de Pueblo Victoria derrotara 2-1 a Colón en el Estadio Centenario para retornar a la Segunda División Profesional tras 12 años peleándola en la última categoría del fútbol uruguayo. 

Uruguay Montevideo es un grupo de amigos de barrio que empuja a pulmón un cuadro de fútbol. Es lucha y solidaridad. Es el cartel con el que festejaron los jugadores tras obtener el título: “Contra sol, viento y marea más grande será nuestro triunfo”. 

El cartel en recuerdo a Mario Benabi

La frase pertenece a Mario Benabi. “Era un veterano que sacaba fotos; la olla popular que hicimos fue en su casa cultural. Pintaba carteles. En su casa ahora dan ropa a la gente que necesita, hay libros y una policlínica que atiende al barrio”, reveló el capitán Ignacio Hernández, volante de 36 años que hizo formativas en Fénix y que pasó por Sud América, Huracán del Paso de la Arena y Villa Teresa antes de llegar en 2014 al celeste de Pueblo Victoria. 

Mario Benabi abajo a la izquierda, tras el título de la Intermedia en 1965

Para Daniel Musetti, el hombre que tomó las riendas del club tras la desafiliación de 2007, Uruguay Montevideo es un club donde “se respira el verdadero fútbol uruguayo”. 

Corría la fecha 13 del Apertura 2007 cuando Uruguay Montevideo no pudo pagar en la Asociación Uruguaya de Fútbol sus deudas que por entonces debían liquidarse el 15 de cada mes. El equipo perdió la categoría y no pudo competir en la temporada 2008-2009. 

“Había mucha deuda y la cancha estaba derruida, pero lo sacamos adelante. Hoy es un club saneado, acá no hay sociedad anónima deportiva ni gerenciamiento. Ninguno de esos inventos que ya sabemos cómo terminan. El fútbol uruguayo nació pobre, es pobre y morirá pobre. Y eso es Uruguay Montevideo, un club donde no se enriquece nadie y que está en las antípodas de esos inversores externos”, expresó a Referí Musetti.

Uruguay Montevideo en el festejo

Tres veces se le había resistido el ascenso a los celestes. En 2009-2010 perdió por penales contra Huracán del Paso de la Arena, en 2012-2013 llegó a la liguilla que ganó Canadian y en enero de este año, perdió el ascenso correspondiente a la temporada 2019 contra Rocha. 

“Dentro de la estructura amateur que tenemos nunca nos faltó nada: fruta, ropa, viáticos y algún sueldo. Con esta misma estructura, pagando salarios pero sin hacer locuras vamos a jugar en Segunda. Plata se precisa, pero lo vamos a encarar poniendo tiempo y cabeza”, adelantó Musetti. 

El Parque Ancap, muy mejorado

Marcelo Suárez, exayudante técnico de Leonardo Ramos en Peñarol, iba a ser el entrenador del club pero luego de la pandemia se vinculó con Rocha. 

Fue entonces cuando Daniel Bianchi y Luis Segovia le recomendaron a Musetti a Gastón De los Santos, un exzaguero de Rampla Juniors y Bella Vista que iba a dirigir al picapiedra en Segunda hasta que la conversión en sociedad anónima se llevó puesto su cargo al mismo tiempo que descartó a varios jugadores de la casa. 

De los Santos se llevó a varios de esos jugadores a Uruguay Montevideo que fue de menos a más en el certamen. En la fase regular perdió con Miramar Misiones y Basáñez. En los playoffs permaneció invicto. Le ganó los dos partidos a Bella Vista, eliminó por penales al equipo más fuerte del torneo, La Luz (Fernando Laforia, Carlos Santucho, Claudio Rivero, Aníbal Hernández) y en las finales empató 1-1 con Colón para luego vencerlo 2-1.

“Esta es una divisional que se evita y que se subestima. Pero este equipo no tiene nada que envidiarle a cualquiera de Segunda. Nos dieron las mejores condiciones para trabajar y creo que nos favorecieron las canchas en las que se jugó por nuestra propuesta”, expresó a Referí De los Santos. 

"Pensar que Colón hizo todo para no venir a jugar en nuestra cancha la primera final, como si jugaran fútbol ballet, y no lo digo por Colón sino por los gerenciadores que tienen detrás", expresó Musetti. 

Gastón De los Santos, DT campeón

Hernández, el capitán, contó que la gran mayoría de los jugadores cobra viático y que salvo Nicolás Vigneri todos trabajan. 

“El club cumplió con todo, alguna alimentación, algún dirigente-hincha trayendo un cajón con fruta a la práctica; siempre sacando del bolsillo para el equipo. Nunca faltó cancha, el gimnasio que está a disposición en la sede ni agua caliente”, comentó. 

Hernández, quien iba a ser ayudante técnico esta temporada pero que terminó posponiendo su retiro, trabaja en el puerto en una empresa que traslada autos y camiones.

Emanuel Machado, que en 2016 jugó la final de la Libertadores sub 20 con Liverpool, trabaja en un taller mecánico. “Yo estaba en Rampla donde el año pasado manejaron mal conmigo y fue clave la forma en que nos recibió el grupo que estaba del año pasado”. 

“Acá nunca fuimos soñadores, siempre estuvimos convencidos de que el ascenso se nos iba a dar”, agregó el lateral de 24 años. 

Emanuel Machado, lateral con gol en la 1ª final

El Gringo Walter Fernández trabaja de seguridad en un hospital, Facundo Rodríguez, autor del gol del ascenso, tiene un reparto en farmacias y Ezequiel Barboza trabaja con revestimientos de madera y yeso en la construcción. Varios jóvenes estudian.

Ese grupo, con el hombro de los dirigentes-hinchas, un DT que se animó a jugar y el empuje de un barrio solidario vuelve a poner al club en Segunda. 

La Primera División Amateur es la búsqueda de una nueva oportunidad. El sueldo mínimo en Segunda División es de $ 23.978 (para los mayores de 21 años). “No es mucho, pero es la posibilidad de aportar al BPS y tener un ingreso fijo. Para muchos va a ser el primer contrato”, cerró Hernández. 

El plantel, uno por uno
Andrés Samurio, golero de Rampla, terminó atajando los últimos partidos del Clausura 2019 en Primera. 

Andrés Samurio en un clásico con Cerro


Emanuel Machado, lateral derecho formado en Liverpool, pasó por Rampla sin debutar en Primera. 
Federico Díaz, lateral, Tercera de Rampla.
Gastón Gorrostorazo, volante jugó nueve partidos en la Primera de Rampla entre 2018 y 2019.
Joan Gamboa, volante, integró el plantel de Primera tres años y jugó cinco partidos.
Mauro Martín, volante, Tercera de Rampla Juniors.
Santiago Vega, delantero Rampla Juniors, jugó 11 partidos en 2019.
Damián Cabrera, formado en Rampla donde debutó en Primera en 2018; en 2019 estuvo en la Tercera de Progreso.
Wilinton Techera, 35 años, jugó en Tacuarembó, pasó por Peñarol, tuvo varios pasajes por Rampla y llegó desde Siquinalá de Guatemala. 
Ignacio Hernández, capitán, se formó en Fénix, debutó en Sud América, en Segunda, pasó por Huracán del Paso de la Arena, Villa Teresa y tuvo un paseje de seis meses por Guatemala. Desde 2014 está en Uruguay Montevideo, 36 años. 
Nicolás Vigneri, delantero, jugó en Peñarol, Nacional, Fénix y la selección uruguaya. Provino de Villa Teresa. 
Maximiliano Gómez, lateral izquierdo formado en Peñarol, llegó desde Villa Española. 
Cristian Muga, volante, formado en Liverpool, jugó en 2019 en Guillermo Brown de Argentina. 
Matías Quiroga, zaguero, formado en Cerro con un pasaje por Oriental de La Paz.    
Facundo Rodríguez, delantero, autor del gol del campeonato, ex Villa Teresa.
Michel Sosa, delantero, se fue al ascenso de México donde no pudo jugar por la pandemia y volvió.  
Jairo Coronel, ya estaba en Uruguay Montevideo, había jugado en El Tanque Sisley. 
Ignacio Caballero, ya estaba en Uruguay Montevideo 
Santiago Más, formado en Peñarol.
Ignacio Pintos, al igual que Machado se formó en Liverpool y disputó la final de la Libertadores sub 20 en 2016. 
Nahuel Benítez, 18 años, jugador del club que no llegó a sumar minutos en el torneo. 
Juan Dalmás y Matías Vizcara, goleros del club. 
Walter Fernández, lateral con pasajes por Progreso, Bella Vista, Central Español y Cerrito. 
Ezequiel Barboza, defensa formado en Progreso. 

El mejor jugador del campeonato: el equipo

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...