17 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 49,65
21 de enero 2024 - 5:00hs

Ama el mundo Nintendo, dejó su profesión y decidió dedicarse a hacer videos en YouTube sobre la icónica marca japonesa.

Mundo N, que en cinco años logró tener más de 1 millón de suscriptores en la plataforma de videos, ha tenido un vaivén de reproducciones que hace dudar a su creador a seguir como creador de contenidos.

Daniel Sosa, su creador, tiene 37 años y un hijo de cuatro. Hace cinco años, conoció a un venezolano y juntos decidieron emprender este canal, que logró consolidarse entre los fanáticos de Nintendo.

Más noticias

En su momento, instó a su compañero a venir a vivir a Uruguay. Lo invitó a vivir unos meses en su casa hasta que consiguiera un alojamiento. Con el paso del tiempo, su compañero pudo alquilar una casa.

Los seguidores, en su 70% mexicano, empezaron a crecer en el canal. Reviews, noticias, trucos y un sinfín de contenidos vinculados a la marca creadora del videojuego han marcado estos cinco años de Mundo N.

Cómo genera ingresos Mundo N

YouTube tiene un complejo sistema de financiamiento a los creadores de contenido. A grandes rasgos, los creadores reciben una parte de los ingresos generados por los anuncios mostrados en sus videos. Estos se miden por la sigla RPM, que significa ingresos por mil vistas. Cada mil reproducciones, YouTube da determinada cantidad de dinero.

Con una creación de vistas continua, el canal logró darles más de 6 mil dólares mensuales. Ese dinero debe repartirse entre dos personas, y un porcentaje menor a un tercero que colabora con la producción.

Si a él le quedaran más de 2 mil dólares por mes “estaría bien”, confesó. Pero es tan volátil el canal, que hoy está ganando menos de 30 mil pesos.

Además, hace publicidad dentro de los videos para una empresa que enseña cursos de programación en México. Él coloca un enlace en su descripción del video y gana comisiones por cada persona que decide inscribirse en ese curso.

El cambio en el consumo y el por qué de la caída de reproducciones

Sosa percibió una transformación en el consumo de los usuarios: antes estaban dispuestos a ver videos más largos, pero hoy prefieren un consumo mucho más efímero, influenciado por la proliferación de los reels en Instagram y de los videos de TikTok.

YouTube, que no quiso quedarse afuera de esta tendencia, impulsó YouTube shorts. Si bien Mundo N sube contenidos a esta plataforma, los ingresos son significativamente menores respecto al  YouTube tradicional.

En promedio, un buen video tiene más de 100 mil reproducciones. Calificó como muy bueno el último año debido a que se lanzó Super Mario Bros. La película, que derivó en un aumento en el consumo de videos en Mundo N.

Pero en los últimos tiempos cayó de manera estrepitosa: tiene entre 10 mil y 30 mil, según se constató.

Sosa se esfuerza en entender por qué sucedió esto y los entretelones del algoritmo. Cree que es porque ha bajado mucho el interés en la marca porque el Nintendo Switch tiene una vida útil de ya siete años, y han emergido otras consolas que han crecido en popularidad como el PlayStation 5. “Como que cansó”, señaló.

Además, dijo que tener 1 millón de suscriptores “no valen nada” hoy en día en YouTube, si eso no se condice con una buena cantidad de reproducciones.

Las jornadas demoledoras de trabajo

A Daniel le apasiona Nintendo. De hecho, tiene una N tatuada. Pero su pasión se ha ido resignificando.

“Estoy todo el día trabajando”, comentó Daniel Sosa a El Observador. Lo hace de lunes a viernes, desde las 9 de la mañana hasta las 11 de la noche.

Pensar contenido, editar y subirlo a la plataforma hace que pierda gran parte del día. “Estamos todo el día porque de lo contrario no nos dan los tiempos. Es cansador”, resume.

Mundo N suben entre cuatro y cinco videos a la semana. Así lo resume Daniel: “Te chupa la vida. Es superdesgastante tenés que estar entreteniendo a la gente y parece fácil, pero no es fácil. Acá yo tengo que entretener, tengo que escribir guiones, que por lo menos sean interesante”, dijo.

Si tuviera que recomendar ser o no Youtuber a una persona, Sosa se lo desaconsejaría. “Sos como un esclavo de la plataforma , como un esclavo del trabajo. Todo el tiempo estás pendiente del trabajo. No hay chance de que te puedas tomar un tiempo libre. Es estresante. Además tiene estas fluctuaciones que se dan de repente. Son bajones enormes que te deprimen horrible”, dijo.

Dijo que por momentos “es insalubre” porque tiene que estar todo el día encerrado en su casa.  

Ahora busca estabilidad

Daniel Sosa no se arrepiente de haber tomado la decisión de lanzarse en esta aventura de ser creador de contenido en YouTube. Pero considera que, “como todo en la vida”, tiene “un ciclo”.

Si bien por momentos el sueldo fue “muy bueno” y “se puede vivir” siendo Youtuber en Uruguay hoy  aspira a otros horizontes laborales. “Es que no es como ir a trabajar a cualquier lugar que vos sabés que a fin de mes tenés tu sueldo. Acá a veces cobrás bien y a veces cobrás mal. Yo si pudiera, ya es momento para mí, sobre todo desde que nació mi hijo, de apartarme. Me gustaría buscar otras cosas”, dijo.

Con el paso del tiempo, Daniel busca un trabajo estable, que sea seguro y “no tan fluctuante”. No descarta en volver a ser maestro, profesión en la que se dedicó en su momento y que estaba haciendo carrera.

Temas:

internet YouTube Nintendo

Seguí leyendo

Te Puede Interesar