Nacional > EN FEBRERO

Vázquez aprobó subsidio para 34 ómnibus eléctricos, entre ellos 20 de Cutcsa

El presidente firmó una resolución el pasado 20 de febrero que habilitó al Ejecutivo a poner la diferencia de precio entre un ómnibus convencional y uno eléctrico

Tiempo de lectura: -'

03 de marzo de 2020 a las 19:26

El 20 de febrero el entonces presidente Tabaré Vázquez firmó una resolución del Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM) que habilitó a varias empresas del transporte, entre ellas Cutcsa, a acceder al subsidio económico para cambiar ómnibus convencionales por eléctricos, según el documento publicado en la página web de Presidencia. 

De las empresas adjudicadas de Montevideo, la del empresario Juan Salgado es la que fue beneficiada con una mayor cantidad de unidades. El presidente de Cutcsa, además de ser amigo personal de Vázquez, fue asesor honorario durante su presidencia. 

En la resolución se aprueba el subsidio "destinado a apoyar la sustitución inicial de ómnibus con motor diésel por ómnibus con motorización eléctrica 0 kilómetro" a siete empresas de transporte de pasajeros de todo el país. Mientras que la mayoría obtuvo la aprobación para adquirir entre 1 y 4 unidades, Cutcsa lo hizo por 20. 

La primera convocatoria se hizo en julio de 2019 y cerró a finales de octubre de ese mismo año. Se presentó una empresa de Cerro Largo (pidió 1 unidad), otra de Canelones (pidió 2 unidades), cuatro de Montevideo, que además de Cutcsa son Come S.A., Coetc S.A., y UCOT S.A. (que suman 30 unidades) y otra de Rocha (1 unidad más). 

Las propuestas fueron evaluadas por una Comisión Técnica integrada por representantes del MIEM, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), el de Transporte y Obras Públicas (MTOP) y el de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (Mvotma), según la información publicada en el portal de la cartera de Industria. 

El subsidio se aprobó en la Rendición de Cuentas de 2018, que en su artículo 325 facultó al Poder Ejecutivo a afrontar la diferencia entre comprar un ómnibus a combustible y uno eléctrico. Mientras que el convencional tiene un costo aproximado de entre US$ 100 mil y US$ 150 mil, el eléctrico vale cerca de US$ 400 –dependiendo del modelo–, por lo que el subsidio puede llegar hasta US$ 350 mil por unidad. 

Las unidades eléctricas que se adquieran a través de este subsidio deberán contar con piso bajo, condiciones que aseguren la accesibilidad, así como cámaras de seguridad, pantallas de información y aire acondicionado. 

El gobierno del Frente Amplio pretendía que con este subsidio se llegara a reconvertir el 4% de la flota nacional, es decir, unas 120 unidades en total, lo que implicaba una transferencia de cerca de US$ 42 millones terminada la primera etapa. Por el momento, con esta primera adjudicación firmada, son 34 las unidades que accederán al subsidio. 

La lógica, según señaló en su momento el director del proyecto Movés del MIEM, Ariel Álvarez, era que por cada ómnibus eléctrico que se incorporara al sistema el Estado dejaría de aportar recursos a las empresas por concepto de fideicomiso del gasoil –también conocido como el fideicomiso del boleto–. El boleto del transporte urbano está subsidiado a través de este fideicomiso, que fue puesto en marcha en 2006 y que está relacionado con el consumo de gasoil. 

"Si uno toma lo que hoy requieren los ómnibus durante su vida útil (por parte del fideicomiso), alcanza para este subsidio eléctrico. Al ser una sustitución de un ómnibus por otro, cada vez que viene uno eléctrico se elimina uno diésel", afirmó Álvarez. Además, el jerarca del MIEM consideró que, pese al impulso que busca dar Uruguay a la movilidad eléctrica, no se pueden "cambiar las condiciones" a los "operadores del transporte público".  

En una entrevista con El Observador el presidente de Cutcsa fue consultado sobre el subsidio del Poder Ejecutivo y la participación de la empresa en el mercado. "Sin el subsidio Cutcsa capaz que puede traer cuatro, cinco, seis o diez unidades. Hay empresas a las que se les complicaría más y esto tiene que ser a nivel nacional", señaló el empresario. 

Respecto a la bonificación a Cutcsa, Salgado dijo que si bien su empresa iba a tener una mayor participación en el subsidio, también iba a ser la empresa que "más ómnibus eléctricos" tendría que "comprar". 

"El subsidio es una apuesta del gobierno a cambiar la matriz energética. Es más, creo que tendría que ser más fuerte todavía. Lo que pasa es que en el gobierno está quien lleva adelante el cambio de la matriz energética y está quien saca la cuenta de lo que puede perder Ancap en gasoil. Porque esa cuenta también la hacen y no somos nosotros. Cutcsa gasta dos millones y medio de litros de gasoil por mes. Si mañana cambiara la mitad de la flota a eléctricos... Lo que hace el Estado es incentivar. Acá estamos acostumbrados a que la palabra subsidio es un sinónimo de otra cosa", afirmó en mayo de 2019.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...