Economía y Empresas > TECNOLOGÍA

Vehículos utilitarios eléctricos pueden costar solo US$ 25 mil y la diferencia de precio se desquita en un año

Acceden a exoneraciones impositivas y tienen menor gasto de mantenimiento frente a un vehículo a combustión

Tiempo de lectura: -'

05 de junio de 2018 a las 05:00

Actuales exoneraciones tributarias y menores costos de consumo y mantenimiento son aspectos centrales que las empresas deberían tomar en cuenta a la hora de comprar un vehículo utilitario eléctrico.

Ya hay disponibles en el mercado modelos utilitarios en su versión eléctrica e incluso UTE tiene algunos que forman de su flota. Y las exoneraciones existentes para la adquisición de esas unidades con fines de transporte para empresas pueden volcar la balanza a favor de ese tipo de vehículos, según cálculos efectuados por la consultora energética SEG Ingeniería.

Este lunes, dentro de las actividades que componen el 4° Congreso Latinoamericano de Energía Eólica que se realiza en el LATU, el gerente comercial de la consultora, Sebastián Baccino, realizó un comparativo.

Mencionó que el precio promedio de un utilitario eléctrico es de US$ 40 mil, mientras que otro a nafta con las mismas características vale aproximadamente US$ 20 mil. Pero realizó un desglose de beneficios para el primer caso.

Cada empresa puede recibir una quita de 30% sobre el valor del vehículo por concepto de exoneración del Impuesto a la Renta. Eso equivale a US$ 12 mil. Además, percibe, sobre ese valor de compra del utilitario eléctrico en promedio US$ 3 mil a través de un Certificado de Eficiencia Energética que se extiende en dinero y lo otorga por la Dirección Nacional de Energía del Ministerio de Industria, siempre que se cumpla con determinadas condiciones.

Con esos beneficios el costo pasa a ser de US$ 25 mil y la diferencia con un vehículo de similares características pero a combustión queda US$ 5 mil. Pero Baccino mostró otro elemento. Esos US$ 5 mil son equivalentes al ahorro anual promedio que tiene un utilitario eléctrico frente a un naftero por el menor costo de la energía para su utilización.

De esa manera, al año de adquirido el eléctrico llega al valor del utilitario a combustión. Y ese ahorro se mantendrá durante cada año de vida útil del vehículo. Además, recordó que los autos eléctricos están exonerados del pago de patente, medida que año a año es analizada y aprobada por el Congreso de Intendentes.

El representante de SEG agregó que el costo de mantenimiento es muy bajo, ya que por sus características sufre muy poco desgaste.

La actual matriz energética está compuesta en un 90% por energías renovables, dijo el experto. Igualmente, indicó que "todavía el país cuenta en su matriz con un fuerte componente derivado del petróleo cuyo principal responsable es el transporte".

Por eso, en la medida en que se pueda ir transformando el transporte hacia los vehículos eléctricos, continuará creciendo la independencia energética.


Otro aspecto que resaltó fue que el país cuenta con la infraestructura adecuada para los nuevos vehículos impulsados por electricidad. "Si se pudiera transformar todo el parque automotor a eléctrico, están dadas todas las condiciones para no tener ningún tipo de problemas", afirmó.

A nivel global

Refiriéndose al mercado internacional, Baccino indicó que se asiste a una revolución de la industria automotriz. En ese sentido, informó que el año pasado se comercializaron un millón de automóviles eléctricos y la previsión es que en el próximo se alcancen los dos millones.

Las estimaciones a más largo plazo marcan que en 2030 serán 30 millones los vendidos y en 2040 se duplicará esa cifra para llegar a 60 millones de unidades.

Por último, mencionó otro aspecto importante a nivel mundial. "China es el principal demandante de estos vehículos y el principal fabricante de baterías; China llegó tarde 100 años al desarrollo de la industria del automóvil a combustión, pareciera no querer darse el lujo con esta nueva tecnología", marcó.

Comentarios