Cargando...

Estilo de vida > MUNDIAL DE RUSIA 2018

Vive y triunfa: el álbum de figuritas en la era digital

A pesar de los cambios tecnológicos, el álbum del mundial sigue vigente y ha experimentado un incremento en su popularidad gracias al reciente éxito celeste

Tiempo de lectura: -'

23 de marzo de 2018 a las 05:00

No concibo un Mundial sin figuritas. El álbum es pieza clave de la experiencia que cada cuatro años ingresa a nuestras vidas como producto de la Copa del Mundo. Es parte del torneo. Es el inicio del Mundial. De hecho, mi primer recuerdo mundialista no es el de un partido o de un gol: es mi abuela trayéndome sobres del álbum de Francia 1998 del kiosco mientras me recupero de una gripe en mi cama.

Ese no lo completé. Tampoco el de Corea-Japón 2002, ni el de Alemania 2006. El primer álbum que llené fue el de Sudáfrica 2010 y de ahí en más todos las colecciones futboleras que emprendí (Copas América y Mundiales). La clave fue que, en ese momento de mi vida, ya podía gastarme mis propios ahorros en figuritas y no dependía de la bondad y el bolsillo de mis padres, o de un regalo de algún pariente que apareciera con un par de sobres en la mano. La misión de llenar el álbum oficial requiere suerte para que no toquen muchas repetidas, buenos contactos para cambiar, habilidad de negocio para que los trueques sean justos, pero sobre todo dinero para invertir en ese capricho.

La inflación dicta que los sobres que el mundial pasado salían $ 12, hoy cuesten $ 25. A cinco figuritas cada uno, y con el álbum de Rusia 2018 ostentando la friolera de 670 cromos para reunir, se necesitan al menos $ 3.350 para comprar todos los sobres necesarios para llenarlo. Pero claro, las repetidas son inevitables, y las reglas de la matemática indican que a mayor compra de sobres, la proporción de repetidas se incrementa, forzando el intercambio.

Los álbumes mundialistas tienen la particularidad de que son un hábito que se crea en la infancia y se acarrea en la adultez. Hoy no está mal visto ver a una persona mayor juntando figuritas, y la universalidad del fútbol se traspasa a este hobby. De hecho, eso también lo señaló Nicolás Lerner, representante comercial de Panini en Uruguay: "El coleccionista uruguayo tiene de cinco años en adelante. Juntan todos. Incluso los adolescentes y jóvenes, que hasta hace poco tenían vergüenza de decir que lo juntaban, ahora lo admiten", dijo.

$25 cuesta cada sobre de cinco figuritas del mundial Rusia 2018 . Se necesitarían $ 3.350 para llenarlo si no existieran repetidas. Lerner explicó que a Uruguay llegan 200.000 álbumes, de los cuales 135.000 se regalan porque la principal fuente de ingresos para Panini son las figuritas. A excepción del Mundial pasado, solo se entrega un álbum de regalo por persona, para evitar la reventa de esos ejemplares.

Uruguay tiene un consumo per cápita y un nivel de completitud del álbum que está ubicado entre los primeros lugares del mundo, según las cifras de Panini. El boom del coleccionismo local se dio a partir de Sudáfrica 2010, acompañando los éxitos de la selección uruguaya. "La clasificación al mundial de Uruguay es el 50% del éxito del álbum, aunque siempre se colecciona", dijo Lerner, que señaló que en Brasil 2014 se superaron las cifras de venta, y se espera que lo mismo suceda con Rusia 2018.

40% de las coleccionistas son mujeres. Después del mundial de Sudáfrica 2010, el fervor del álbum se incrementó , así como también la cantidad de público femenino entre los coleccionistas uruguayos y globales. Así como después de aquel celebrado cuarto puesto el machista mundo futbolero uruguayo se sorprendía y hasta alarmaba por la creciente presencia de un público femenino atrás de la selección, eso también se filtró al álbum, y hoy un 40% del público coleccionista son mujeres, según Lerner.

El álbum es el inicio del período y el fervor mundialista, como marca su lanzamiento tres meses antes del torneo. En esos meses previos se concentra el 90% del intercambio y la venta de las figuritas. El resto dependerá del éxito de la celeste, ya que mantiene la atención en el torneo y por lo tanto, en la colección.
"El coleccionista uruguayo tiene de cinco años en adelante. Juntan todos, e incluso los adolescentes y jóvenes que hasta hace poco tenían vergüenza de decir que lo juntaban, ahora lo dicen" Nicolás Lerner Representante comercial de Panini en Uruguay
Así como en mi caso, donde los primeros sobres de figuritas fueron regalados por mi abuela, el componente familiar es clave en las colecciones. Los abuelos le compran a los nietos, los tíos a los sobrinos y los padres a los hijos. "En cada casa hay un álbum", afirmó Lerner. A pesar del paso de las generaciones y de los cambios tecnológicos, el álbum del mundial está ahí desde hace décadas. Es una tradición y se ha hecho tan masivo que hasta hay maestros que lo utilizan como insumo para enseñar geografía o historia, según anécdotas que Lerner conoció en su trabajo en Panini.

Hoy me considero un fanático de los álbumes mundialistas. De hecho, descubrí que Panini publica desde 2006 una serie de figuritas "extra" que ejercen como actualización de los jugadores que están en el álbum y que luego no viajan al Mundial. Durante el fervor de Brasil 2014, busqué las actualizaciones de los mundiales previos y hasta las expansiones de nueve jugadores que Panini publicó de forma exclusiva ese año para algunos países europeos como España y Portugal (me faltan las de Francia y Bélgica, si las tiene, contácteme). Soy un adicto.

La razón de esos "errores" de Panini se deben a que el álbum se arma 15 meses antes del mundial, y a que se imprime en enero del año mundialista. Y las expansiones son el remedio.

El álbum de Rusia 2018 tiene como novedades un jugador más por selección, figuritas con los equipos que ganaron el Mundial y más iconografía oficial publicada por FIFA e información del torneo.

Las cinco etapas de la colección

1. La compra

Para empezar el álbum es necesario invertir, y es probable que las primeras compras sean de decenas de sobres, con la intención de generar una buena base de players adheridos al papel y de repetidas para cambiar. En las primeras etapas de la colección, el kiosco, el supermercado o el almacén son los mejores aliados.

2. El cambio

Los amigos de la escuela, los compañeros de trabajo y los primos son los primeros recursos una vez alcanzada la masa crítica de repetidas. La familiaridad ayuda a que los cambios sean más justos, y no haya reglas como "Suárez vale por tres" o "los escudos te los cambio solo por escudos". No olvide armar su papelito con los números que le faltan.

3. Fuera del círculo

Pararse en la puerta de una escuela a buscar niños para cambiar figuritas le puede granjear una mirada nerviosa de los padres, pero llega un momento en el que los amigos se quedan sin figuritas nuevas y hay que salir a buscar afuera. Si tiene algún infante en su familia, disimule haciendo como que lo va a buscar y úselo de representante para el intercambio.

4. Economía colaborativa

Si le da cosa ir a una escuela, o ya no sabe a quien preguntarle para cambiar, las ferias, los shoppings y los puestos callejeros céntricos son el siguiente paso. Durante la temporada mundialista se forman círculos de coleccionistas dispuestos a intercambiar, aunque tenga en cuenta que alguno podrá explotarlo en cuanto a los cambios (diez por una, por ejemplo).

5. Aceptar la derrota

Quedan pocas, no se consiguen, y como ya no compra porque le tocan todas repetidas, no tiene nada para ofrecer. Es momento de aceptar que se llegó al final, rendirse, y dirigirse a un puesto (oficial o no) y pagar por cada una de las figuritas que le restan. Recuerde que no hay premio por llenar el álbum más que la satisfacción personal. Si va a un puesto no oficial, no le diga al vendedor que son las últimas que le quedan, porque corre el riesgo de que le cobre más.

Bonus track: el álbum virtual

Desde hace dos mundiales, Panini incorporó una versión virtual del álbum que se llena en paralelo, ingresando códigos que vienen con los sobres.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...