Nacional > INVESTIGACIón

Vivian Trías era espía checoslovaco, según documentos desclasificados

Fue el "mejor agente" del STB en América Latina según los archivos, entre los que hay recibos de los pagos

Tiempo de lectura: -'

19 de octubre de 2017 a las 13:15

El exsecretario general del Partido Socialista y dos veces diputado en las décadas de 1960 y 1970, Vivian Trías, trabajó durante 13 años como espía rentado para el servicio de inteligencia del régimen comunista de Checoslovaquia, la STB (Seguridad del Estado), según se desprende de documentos desclasificados por el gobierno checo y recuperados por un grupo de investigadores independientes.

Un informe, divulgado este jueves en el programa En la mira, de VTV, informó de una serie de documentos que surgen de los archivos del STB, entre los que figuran recibos por US$ 200, que era lo que se le pagaba a Trías al mes, aunque en algunos casos el financiamiento de operaciones llegó a unos US$ 23 mil, a la cotización actual.

Los documentos obtenidos por los investigadores Mauro Kraenski y Vladimir Petrilak señalan que Trías –quien actuaba con el nombre de Ríos– fue el "mejor agente" del servicio de inteligencia checoslovaco en América Latina.

De otro documento surge que entregaba informes orales, trabajos escritos y documentos. El oficial que condujo el entrenamiento que recibió en Santiago de Chile en el arte de la escritura con tinta invisible, escribió: "Ríos es un agente de valor, memoriza todo. Deseaba aprender todo y demostró una alta capacidad de absorber nuevas informaciones".

Vivian Trías

Petrilak dijo si bien fue reclutado en base a su ideología, como resultado de sus convicciones se tornó un agente pago que recibía diversos presentes como, por ejemplo, whisky, cigarros estadounidenses y dinero para comprar un televisor que para la época era bastante caro.

Entre los documentos aparecen recibos de alquiler de apartamentos en Ciudad Vieja, donde se hacían los encuentros clandestinos y guías acerca de cómo reunirse con el oficial checo que estaba en ese momento en Montevideo.

Además hay un dosier que asegura que algunas de las obras literarias por las que el dirigente socialista es conocido en la región fueron inspiradas, financiadas y distribuidas por el STB. Según surge de la investigación, una operación llamada Inca constaba en que, tras un viaje a Perú, en el que se le pagó el equivalente a US$ 23 mil actuales, escribiera un libro monitoreado por los checos. "El libro Perú, Fuerzas Armadas y Revolución salió en 1971 y fue el final de la operación Inca", dijo Kraenski.

Tras el golpe de estado de 1973 en Uruguay, el STB hizo un parate para no comprometer la operación, pero luego la retomó. Trías les recriminó, y el agente checo estampó en el dosier: "Depende financieramente de nosotros". Trabajó como espía hasta 1977.

Los informes señalan que Trías logró reclutar a su propia esposa. Al cierre del contrato los checos declararon que dejaban a Trías al servicio de la KGB soviética, pero los investigadores entrevistados por VTV dijeron que no tienen evidencia de que el dirigente haya trabajado para la Unión Soviética. Trías murió en 1980.

Comentarios