Personajes > Entrevista

Wally Diamante: "Punta del Este está caro para todos"

Al frente de la empresa de comunicación Grupo Mass, el argentino –que veranea en la costa uruguaya desde hace varias décadas– es uno de los nombres detrás de los grandes acontecimientos de la temporada

Tiempo de lectura: -'

07 de enero de 2019 a las 05:00

El sol raja la tierra en Manantiales y del otro lado de la ruta 10 se escucha el murmullo de la gente, las olas, la música electrónica. Wally Diamante (46), sin embargo, siente más de cerca los martillazos y el ruido de una sierra eléctrica. Es temprano; todavía no ha vuelto a la playa, pero disfruta la vista desde ese punto, un punto de la costa uruguaya que por primera vez es suyo. “Estaba cansado de los alquileres, de pagar casas carísimas. Por eso decidí comprar y construirme esta. Así ahorro guita”, dice, sin ningún signo de estrés por los estridentes sonidos de alrededor. Su voz, pausada, mantiene la misma calma así esté hablando del evento de la noche, del mejor lugar para bañarse en El Chorro o de la cena que, el último jueves, compartió con Susana Giménez y el empresario Guiseppe Cipriani. El hombre – de pelo revuelto, remera blanca, short de baño azul corto y descalzo– señala la casa donde se aloja el resto de la “tribu” de Grupo Mass y comienza a repasar la agenda de la temporada. Es el director, pero sigue muy de cerca todo lo que envuelve a su empresa de comunicación, una de las más grandes de Argentina y la que tiene los principales clientes de Punta del Este. 

Wally Diamante –uno siente la necesidad de llamarlo por los dos nombres– viene a Punta del Este desde hace más de veinte años. Comenzó como cualquier otro, como esos turistas argentinos que venían entre amigos seducidos por las fiestas y la cercanía. Hoy, al frente de Grupo Mass, empresa que fundó en 2001, es uno de los PR (public relations) más importantes del verano. Con oficinas en Santiago de Chile, Buenos Aires y Miami, gestiona gran parte de todo lo que sucede en Punta del Este-La Barra-José Ignacio en enero y dice que aprendió todo de Javier Lúquez, uno de los relaciones públicas argentinos fundamentales de la década de 1990. También, dice, que extraña el ambiente que había antes en la costa, y que cree que Punta del Este seguirá expandiéndose al mundo. No sabe si esta casa nueva lo hará mudarse definitivamente; lo tienta, pero todavía disfruta del este como ese rincón al que llega cada 15 de diciembre y se va cada 20 de febrero. Y del que conoce cada secreto, fiesta, acontecimiento e historia. 

Varias notas lo definen como experto en tendencias. ¿Qué implica eso?

El mundo hoy está muy conectado, pero hay poca profundización. Entonces, implica profundizar en distintas áreas para trabajar y comunicar; mientras vas adquiriendo conocimiento, sentido común e instinto, y con eso lográs muchas cosas. Hoy, a diferencia de cuando comencé, todas las tendencias pasan por las redes. Todas las activaciones que hacen las marcas pasan por allí. Antes te pedían inmediatez en medios, hoy te piden inmediatez en redes, y después viene el coletazo en los medios. Se evalúa como la amplificación de un evento o marca pega en las redes. Para eso se utilizan comunicadores, personajes, influenciadores que viralizan, que tienen carisma. El carisma es muy seductor.

El Grupo Mass trabaja en el proyecto de Cipriani para la remodelación del San Rafael. ¿Qué le puede dar a Punta del Este cuando se inaugure en 2024?

Creo que es el gran proyecto de Punta del Este. Porque si bien es un proyecto inmobiliario y acá hay muchos, el sello Cipriani es un sello internacional. Él (Guiseppe Cipriani) es una persona que genera tendencias. Es uno de los hoteleros gastronómicos más importantes, está en todas partes del mundo, y cuando una persona ve un hotel Cipriani se quiere quedar ahí. Para Uruguay como destino país, que vaya a haber un Cipriani es muy importante. Marca tendencia en el mundo.

¿Cómo ve a Punta del Este en ese momento?

En 2024 lo veo más internacional que ahora, creciendo en sofisticación, y si la economía nos acompaña, puede llegar a ser el punto estratégico de Sudamérica como siempre lo soñamos. 

¿Qué extraña del Punta del Este de la década de 1990?

Para los argentinos fue siempre un punto de encuentro de amigos y familia. Eso era lo seductor. Anoche justo tuvimos una cena en lo de Cipriani, con una convocatoria increíble, y tenía algo de eso. Guiseppe es una de las personas clásicas de Punta del Este, y nos invitó a su casa con comida hecha allí. Todos decíamos lo mismo: "Eso era el Punta del Este de antes". Las fiestas que no eran de las marcas, sino de los amigos, de casa en casa. Las marcas recién se estaban arrimando, se instalaban en los paradores. Recién llegaban los primeros djs a las playas. 

¿Y eso ha cambiado?

Hoy la masificación hace que esté todo más segmentado. Hay playas familiares, otras más musicales, otras más tranquilas, otras más cool. Hay tanta gente que todo se segmenta. La misma música segmenta a la gente. Hay turistas que les encanta la música electrónica, hay otros que van a Tequila y bailan cachengue. Hay todo para todos. 

Para los uruguayos Punta del Este siempre tuvo mucha impronta argentina ¿Dónde se ve, sin embargo, la impronta uruguaya?

Bueno, acá en El Chorro es donde más casas de uruguayos hay. Este es justo un punto bastante estratégico de uruguayos. Yo al uruguayo lo considero hermano. Siento que hay una afinidad muy fuerte, que hay un lenguaje que compartir. Estamos pegados, nos parecemos un montón. Hay muy buena energía. Uruguay y Argentina son dos países que se quieren. Creo que los que venimos hace tiempo acá buscamos eso. Maldonado y San Carlos, por ejemplo, me vuelven loco. Hay una palabra que usan, el "merecido", que creo que identifican mucho al uruguayo. Es una manera linda de estar abierto al otro. Quizás es común, pero que te digan "merecido" después de un "buen día", deja entrever un intercambio de energía verdadero. Pero volviendo, sí los dos países nos potenciamos, económicamente nos sirve. A ustedes le sirve que llegue la masa fuerte de argentinos a este rinconcito, y a los argentinos nos sirve tener esta maravilla tan cerca y sentirla como propia.

La costa turística parece estar extendiéndose cada vez más al este. Hay, ahora, emprendimientos pasando la laguna Garzón. ¿Frenará allí o cree que la costa seguirá estirándose?

Nosotros tenemos varios proyectos inmobiliarios del otro lado de Garzón. Son Las Cárcavas y Las Garzas. Son campos marítimos que los europeos ven como el verdadero diferencial de Uruguay. Ven campo, naturaleza virgen, no en todo el mundo se ve eso. Ves playas enormes vacías, que a nosotros nos parecen cotidianas, pero para el resto del mundo es increíble. Sobre la tendencia a estirarse por la costa, yo lo divido en dos tipos de personas. Hay gente que tiene la proyección de elegir un lugar en el mundo. Para ellos, es un buen point el este al este del este. La gente que viene a Punta del Este a hacer negocios, sin embargo, sigue considerándolo un mercado más débil. Hay un poder de reventa y revalorización muy fuerte antes del puente que hace que la gente que hace negocios se interese más. Nosotros también trabajamos con FENDI Chateau que está en la Mansa. Pero hay una tendencia de ir al este, pero si te querés ir a vivir. Si estás buscando tu espacio en el mundo. No hay dudas de que allí puede estar. Como inversión, sigue siendo más potente este lado.

Si no viniera a trabajar, ¿cuál sería su circuito vacacional?

La playa me gusta la de acá abajo, me gusta Las Rocas, José Ignacio, pero de Manantiales soy fanático. Me gusta ir a La Huella a comer fuera de temporada, me gusta Casa Suaya. También me gusta ir a comer a Maldonado, a La Cantina del Vigía, a alguna parrilla. Cuando llego, el 15 de diciembre, siento que soy de acá. Cuando pasa todo el tumulto de adrenalina de la temporada, vuelvo a estar en contacto con los de acá.

¿Es cierto que la temporada ahora es mucho más corta?

Sí, y me encantaría trabajar algún día con el municipio para que no suceda. Creo que eso es lo que le hace falta a Uruguay. La temporada corta a nivel económico es muy dura, me animaría a decir que en pocas partes del mundo es tan corta. Trabajaría para que los alquileres y los restaurantes sean más baratos, para que la gente vuelva más tiempo. Febrero es espectacular acá.

¿Cómo evalúa la temporada este año?

Para Argentina el tema de la devaluación fue muy fuerte. Hay una masa muy grande que quedó muy golpeada por el dólar y esa franja prefiere quedarse en Argentina o ir a otros países donde el cambio no es tan malo. Punta del Este está caro para todos, pero principalmente para ellos. El año pasado explotó. Este año hay un público fuerte de alto poder adquisitivo al que no le afecta el dólar y viene igual. Pero la franja intermedia está castigada y esa es la que hace que baje la aguja. 

¿Cómo se hacen las convocatorias de las figuras del verano en los eventos? ¿Los nombres argentinos convocan más que los uruguayos? 

Todo depende de la marca y del cliente. Son ellos los que, en muchos, casos deciden. Y depende el contexto. El público uruguayo tiene determinadas figuras más influyentes, el argentino tiene otros. A veces trato de que haya una mezcla entre las dos partes. Lo que sucede acá es que muchas veces los personajes argentinos llaman más la atención. Ayer en la comida de Cipriani estuvo Susana. Ella es fuerte para todos. ¿Quién va a tener más carisma que ella? Susana es una activadora fuerte para todos los países. 

¿Alguna vez se le cruzó por la cabeza la mudanza completa a la costa uruguaya?

Cuando pienso en el disfrute, pienso en Uruguay. Esta es la primera vez que tengo casa acá y es uno de mis sueños, sí, quedarme más tiempo instalado. Pero te digo la verdad: me da miedo el invierno. Ya he venido y es crudo. No tengo dudas que seis meses viviría chocho, pero siento que el invierno es difícil. Me encanta el calor. Viviría de playa en playa. Eso sería divertido. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...