Espectáculos y Cultura > SERIE RECOMENDADA

Years and years: la serie que te va a deprimir, pero que tenés que mirar

Relata la historia de una familia de Manchester en el futuro cercano; es devastadora pero busca evitar que ese futuro se haga realidad

Tiempo de lectura: -'

18 de agosto de 2019 a las 05:00

La receta de Years and years es sencilla. Hay que tomar todas las grandes crisis actuales: el calentamiento global, el brexit, las fake news, la guerra comercial entre China y Estados Unidos, el crecimiento de los movimientos de ultraderecha en el mundo y la crisis migratoria, y llevarlas a su peor conclusión posible. Vierte ese cóctel sobre una familia británica de clase media y la expone durante seis episodios. Intente no deprimirse en el proceso.

La advertencia es que será difícil no hacerlo. La propuesta nihilista de la serie de HBO y BBC va atemorizando al espectador con el paso de los episodios: la familia protagónica, los Lyons, se va degradando a medida que a su alrededor el mundo también lo hace. La serie transcurre entre 2024 y 2029, y todo va empeorando.

Y ahí en el medio está el clan protagonista, compuesto por cuatro hermanos, sus hijos y su abuela, la nonagenaria Muriel, dueña de un enorme caserón donde la familia se reúne en las fiestas a comer y beber, de la sabiduría que le da haber vivido casi todo el siglo XX y con un comentario ácido siempre en la punta de la lengua.

Cada hermano enfrenta sus dilemas personales y familiares: el mayor, Stephen, ve como tanto él como su esposa Celeste son ahorcados por una economía cada vez más devastada y que ya no requiere contadores porque las máquinas hacen los cálculos, mientras que su hija mayor, Bethany, se revela como trans. Transhumana. Es decir, quiere convertirse en máquina.

Luego está Edith, la hermana activista a quien no le faltan causas para embanderarse en un mundo cada vez más dañado y demente; Daniel, un funcionario municipal que se enamora de un refugiado ucraniano, y Rosie, una madre soltera que busca tanto una nueva pareja como un político en quien creer.

Cada integrante de la familia funciona como el encargado de ilustrar uno de los problemas de este futuro inmediato. Pero ahí está uno de los grandes defectos: sus personajes (quizá limitados por la brevedad de la serie, al estilo británico) están definidos únicamente por sus dilemas y no tienen mucho más desarrollo que el que les exige el desafío que el mundo del futuro les puso delante.

El otro es que la serie es manipuladora cuando quiere. Más allá de sus ataques satíricos al mundo moderno –porque aunque hace futurismo en realidad es para mostrar dónde puede terminar lo que sucede hoy– hay una pátina de sentimentalismo y romanticismo que vocalizan los personajes periódicamente.

Aunque en el futuro de la serie no se habla mucho de redes sociales (aunque se establece que se siguen usando) y algunos aspectos de la vida cotidiana no ameritan más que una mención casual, como el deporte y el entretenimiento, la tecnología y los vaivenes del planeta en llamas generan también algunos momentos hilarantes y una cercanía a Black Mirror (además de Rory Kinnear, uno de sus protagonistas, que fue el primer ministro que tuvo que mantener relaciones sexuales con un cerdo en uno de los capítulos más recordados de esa serie), pero aquí lo importante no es la tecnología, sino cómo le pegan los grandes eventos al ciudadano de a pie.

Por fuera de esos defectos, Years and years es un ejercicio que demuestra que la distopía puede estar a apenas un par de pasadas del calendario. Mientras la coyuntura embiste una y otra vez a los Lyons, por detrás hay una trama que engloba todo: la del ascenso de Vivienne Rook (Emma Thompson), una empresaria que a base de expresiones polémicas en entrevistas televisivas y de un discurso vago pero efectista –además de manipular elecciones, hacer campaña sucia y demás manejos turbios– pasa de ser un persona pintoresca a primera ministra británica.

La serie usa a Rook como lo más cercano a un villano, pero también para ilustrar cómo la desidia y el desencanto de la política generan la aparición de ese tipo de personajes. Como plantean los Lyons en un momento, antes la política y las noticias eran aburridas, ahora dan miedo. Y la culpa, acotaría la abuela Muriel, es de cada uno.

“Podemos sentarnos acá todo el día, echándole la culpa a otro. La culpa es de la economía, la culpa es de Europa, de la oposición, del clima”, monologa la matriarca en uno de los momentos más poderosos de la serie. “Y después le echamos la culpa a las vastas y poderosas mareas de la historia, como si no tuviéramos control, como si fuéramos débiles y pequeños. Pero sigue siendo nuestra culpa”. Porque compramos la ropa de oferta por la que se le pagan miserias a los que la confeccionaron. Porque permitimos que se precarice el trabajo. O porque permitimos que la tecnología elimine la necesidad de interactuar con otras personas, sobre todo con aquel personal de servicio que gana menos – y por lo tanto, sentimos como inferiores.

De todos modos, la serie no es ni antitecnológica, ni antipolítica. Sí establece que la tecnología tiene sus defectos y que, como en un mundo en el que ya no se sabe qué es verdad y todo puede ser falseado, se hace difícil creer en alguien (a la vez que se necesita desesperadamente creer en alguien que parezca saber lo que necesitamos). Es, más bien, un llamado de atención. Una advertencia.

A preocuparse por los demás. A no dejar que el mundo se vaya al diablo. A que la ficción siga siendo ficción. A que Years and years no suceda.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...