Lo mejor del año hasta ahora en Cultura y Tendencias

Series, cine, música, teatro, libros e internet: lo más destacado de la primera mitad del 2016 que ya se fue
Series que provocan risas agridulces, madres que ríen con máscaras, puestas en escenas deslumbrantes y lanzamientos musicales sorprendentes son parte de un repaso de algunos de los hechos y obras más destacadas de la primera mitad del 2016 que ya se fue.

Televisión: La consolidación de la comedia seria

Por Nicolás Tabárez

Game of Thrones

Más allá de que este año se haya emitido la mejor temporada de Game of Thrones, confirmada una vez más como el mayor evento televisivo del año, y de que géneros como la ciencia ficción (Preacher), y el drama (Todos contra O.J. Simpson) siguen funcionando en la pantalla, el 2016 ha sido, hasta el momento, un año dorado para la comedia. Sin embargo, las series destacadas no son aquellas que se centran únicamente en hacer reír, sino que tienen un trasfondo o directamente un costado dramático o reflexivo que se combina con los chistes, tendencia que viene desde fines de 2015 con programas como Master of None, de Netflix. Por una parte, se consolidaron las series que tratan sobre personajes con algún trauma o desequilibrio mental, como Crazy ex-girlfriend, y las series de Neflix Lady Dynamite y Unbreakable Kimmy Schmidt destacan en esta categoría; mientras que joyas como la segunda temporada de Better Call Saul (también disponible en Netflix), combinan pasajes livianos y las delirantes estafas de su protagonista, el abogado Saul Goodman, con escenas y diálogos sombríos y brutales, conformando un estilo que le permitió sacarse prácticamente del todo la etiqueta de "la precuela de Breaking Bad", y convertirse en un producto tan bueno como su serie madre.

Tráiler de segunda temporada de Better Call Saul

Incluso series que a priori se califican como dramas, como la mencionada sobre O.J. Simpson tienen un costado satírico y risible dentro de la tragedia y la tensión de la historia judicial que se narra en ese caso concreto. Por supuesto que las comedias tradicionales siguen siendo efectivas con ejemplos como Veep, de HBO, que acaba de terminar su quinta temporada, o Love (nuevamente Netflix), serie creada por Judd Apatow, responsable de películas como Vírgen a los 40. E incluso estas series tiene momentos de drama.

La risa parece haberse consolidado como el vehículo más efectivo para atraer al público y hablar de asuntos serios, desde el crimen y la justicia hasta la locura y el trauma.

Teatro: Puestas contra lo convencional

Por Brunella Tedesco

mauricio kartun

Desde el ascetismo hasta la estilización, las salas uruguayas vieron en este semestre una serie de exploraciones escénicas tan originales como significativas. Una de ellas se concretó con la visita del argentino Mauricio Kartun, que trajo su elogiado Terrenal al Teatro Solís. Ubicando a Caín y Abel en el conurbano bonaerense, Terrenal los convertía en hermanos que deben convivir en un lote que les dejó su padre/abuelo, Tatita. La escenografía replicaba un teatro vetusto con el objetivo de simbolizar la metáfora barroca theatrum mundi (Dios es el director, el resto somos personajes), pero Caín agregaba otra capa a ese escenario al trabajar constantemente con la imagen del lote: cuando debía cruzar de su lado del terreno al de Abel, trazaba una línea con su mano y pasaba la pierna por encima de una valla imaginaria.

Las fronteras también definieron a Juegos Mecánicos, una obra de Fernando Nieto Palladino
sobre un quiebre espacio/tiempo que permite traer a la vida a un personaje fallecido. En ella, una pared de armarios que funcionaban como puertas permitía la entrada y salida de actores como si pasaran de cuarto en cuarto y de universo a universo.

Otra obra nacional, Temporada amarilla, creó en la Sala Dos del Teatro Alianza el escenario para el retorno de Coco Rivero a la actuación. Autoficcionando la "temporada" con cáncer de Rivero, la obra discurre en una suerte de habitación gris, en la que proyecciones de fotografías de su infancia, textos y cosmos sobre una pared no apoyan su interpretación, sino que se vuelven recursos imprescindibles para sus reflexiones.

La puesta más impactante, empero, fue una del off Corrientes bonaerense, Mi hijo solo camina un poco más lento, que montó los conflictos de una familia a través de una escenografía despojada y actores que no se miraban entre sí al hablar, sino que se dirigían a la platea, permitiendo que de los escombros de la cuarta pared rezumara su emoción.

Libros: En todas las canchas

Por Andrés Ricciardulli

Pasada la mitad de 2016 ya se puede afirmar que es un año singular en materia literaria: la buena noticia es la calidad en los más diversos rubros. En la categoría de periodismo destaca Voces de Chernóbil, de la premio Nobel de Literatura Svetlana Alexiévich, un libro sensacional y único que recoge las voces de decenas de personas que vivieron en carne propia la devastación que provocó el mayor accidente nuclear de la historia. (Penguin Random House).

Igual de bueno es Mágico, sombrío, impenetrable, que reúne una decena de cuentos de la prolífica escritora estadounidense Joyce Carol Oates. Cada uno de los textos rezuma calidad por donde se lo mire y encierra un universo en sí mismo, rico y demoledor. (Alfaguara).

En ensayo sobresale Esperanza sin optimismo, del escritor y crítico inglés Terry Eagleton. Con grandes dosis de humor y enorme erudición, el autor reflexiona sobre el futuro de la humanidad y explica por qué, a pesar de los horrores del mundo, hay que tener esperanza. (Taurus).

De las novedades nacionales se lleva los aplausos Todo termina aquí, de Gustavo Espinosa. Se trata de una novela muy divertida que sin embargo se vuelve dramática cuando hurga sin contemplaciones en el corazón de sus protagonistas. Algunos pasajes son de lo mejor que se ha escrito en Uruguay en los últimos años. (HUM).

Internet: Comida, Chewbacca y streaming

Por Facundo Macchi

chewbacca-mask.jpg

Si hay un ámbito en el que resulta difícil determinar qué fue lo más destacado en lo que va del año, ese es internet. Sencillamente porque es una máquina de generar contenidos que nunca descansa. Sin embargo, algunos de estos contenidos se destacan más que otros y han logrado un alcance mayor.

La comida y las recetas en video se han apoderado de las timelines, los muros y las páginas de inicio de todas las redes sociales. Es que parecería que si hay algo que le gusta más a un internauta que comer es mirar comida bien hecha que entra por los ojos con un impacto casi tan fuerte como el de las papilas gustativas. El canal Tasty de Buzzfeed (62 millones de seguidores en Facebook) fue uno de sus propulsores pero rápidamente encontró varios competidores; entre ellos Tastemade (4 millones de seguidores en Facebook).

Creamy Chicken Penne

El gran fenómeno viral de lo que va del año fue la Chewbacca Mom.

Candace Payne, una máscara del peludo personaje de Star Wars y una carcajada contagiosa consiguieron -solo en Facebook- más de 158.5 millones de reproducciones. El fenómeno de la Chewbacca Mom trascendió las redes y Payne se transformó en toda una celebridad que hasta incluso consiguió su propia figura de acción de la mano de la fabricante de juguetes Hasbro y becas para la universidad para su familia. Lo tercero más destacado del año en internet fue la aparición de Facebook Live. Esta nueva herramienta para transmitir videos en vivo desde la red social, le plantó bandera a Periscope y viene liderando el sector de streaming. Buzzfeed ayudó a difundir esta herramienta cuando en abril transmitió en vivo la explosión de una sandía desde su redacción.

El video que sigue disponible on-demand en el perfil del sitio ya posee casi 11 millones de visualizaciones. Y las cifras se actualizan a cada segundo.

Rock: Sin dejar de ser

Por Sebastián Auyanet

David Bowie

El año no empezó bien: ningún año puede ser bueno si en su calendario está el día en que David Bowie murió. Con los primeros días de enero asistimos a una revelación inesperada (que Bowie no era extraterrestre y un día, efectivamente, se marcharía) y a otra sorprendente pero no inconcebible: que su última obra marcaría no solo el preámbulo y mensaje final de la muerte del artista, sino además un cierre increíblemente perfecto a una vida artística que transcurrió entre los discos, la personalidad, la estética y la performance en vivo. Blackstar, una emocionante, conciente, dura y al mismo tiempo increíblemente bella obra artística, salta de las formas del hip hop contemporáneo más actual y desfragmentado al jazz de avant-garde mientras Bowie, lleno de energía y pulsión, saluda desde su última pieza, mirando a la muerte a los ojos.

Radiohead - Burn the witch

De algún modo, encontrar la permanencia de la ética artística de Bowie en otros artistas es una manera de compensar su pérdida. Y vaya si Radiohead viene haciendo ese tipo de cosas, más allá de no compartir demasiados estilos musicales. Radiohead, que abreva de las inquietudes artísticas para con el arte en cuanto mensaje de Bowie, sacó A moon-shaped pool una vez más un disco lleno de recovecos, sensaciones, diferentes niveles de voces y trabajos de guitarras y sintetizadores que reclaman a quien se decide a escuchar un nivel de atención no configurado para los tiempos de la música pop de consumo ligero. Es además un festival de arreglos de cuerdas bien orquestados que se acerca a formas de la canción más convencional, pero más allá de lo técnico, tiene del disco lo que de él se espera: que una de las bandas calificables como "de rock" siga aportando a él la idea de que la música tiene que estar en evolución constante. Las canciones de Radiohead, que en este caso giran en buena parte alrededor de las rupturas de las relaciones entre personas (cuando no profetizan apocalipsis a la Donald Trump), son contundentes a veces en los pianos, a veces en un solo, y otras en la voz de Thom Yorke. Y en Uruguay, además, el rock encontró este año una nueva esperanza: el disco El maestro interior de Iván y los Terribles, segundo disco de la banda liderada por Iván Krisman que no tiene empacho en añadirle a la profundidad punk de su ADN sonoro una enormidad de capas tecno y hacia otros géneros que le hacen ganar solidez y la perspectiva de que son la banda del género más evolucionada a nivel musical del momento.

Pop: La reina de los grandes eventos musicales

Por Kristel Latecki

Beyoncé

Cuando se trata de masivas estrellas pop, la salida de un nuevo disco no se anuncia así nomás. Se trata de un gran evento que articula muchísimos medios y disciplinas.

El año pasado el gran evento musical fue protagonizado por Adele, pero este año fue de Beyoncé. La misma que revolucionó 2013 con su disco visual sorpresa lo hizo de nuevo con Lemonade, un especial emitido en HBO. Hasta el momento de su comienzo, nadie sabía que se trataba de un disco totalmente nuevo, acompañado de visuales para cada uno de los temas, con interludios de poesía y performance. La artista creó de nuevo una obra integral donde la música y la imagen estaban unidos como siameses y se otorgaban significado a cada una.

Pero no solo desarmó a sus fans en un solo acto y creó memes para utilizar de acá a fin de año, sino que por primera vez creó un disco conceptual basado en su supuesta propia experiencia: el engaño de su marido, el rapero Jay Z, y todas las etapas por las que pasó para llegar al perdón. Y por primera vez Beyoncé, la estrella pop más intocable de todas, realizó una declaración política, celebrando su raza y el poder de la mujer afro, se puso de lado de las movilizaciones a favor de los derechos civiles, el movimiento #BlackLivesMatter y las madres que vieron morir a sus hijos a causa de la violencia policial. Con Lemonade, la artista superó el listón alto que había puesto con Beyoncé y creó el que sin dudas será el mejor disco del año.

LEMONADE Trailer | HBO

Pero ella no fue la única que intentó hacer de su disco un gran evento. En la misma línea, Kanye West estrenó The Life of Pablo en el marco de la presentación de su colección de ropa, Yeezy Season 3. Pero no se trató de un disco normal: el rapero aún continúa modificando las canciones luego de haberlo editado. Otro lanzamiento controversial fue el de Rihanna y Anti, su excelente y muy postergado octavo disco. Sin una fecha de salida pautada, el disco se filtró a través del servicio Tidal, y tuvo que salir en forma apresurada.

Sin embargo, el que logró el disco más exitoso del año fue Drake, que con Views ya tiene, según Forbes, uno de los discos de hip hop más exitosos de la historia: lidera las listas de ventas y en streaming, consiguió superar el millón de unidades vendidas y con One Dance promete hacer bailar todo el verano boreal.

Hollywood: Cinco gratas sorpresas

Por Pablo Staricco

20ox05 deadpool 3 col.jpg
Deadpool ha recaudado sólo en su primer fin de semana US$ 260 millones en todo el mundo
Deadpool ha recaudado sólo en su primer fin de semana US$ 260 millones en todo el mundo

Es cierto que la avasallante productividad de una de las industrias más poderosas del cine (¡no hay que olvidarse de India!) suele tender una mesa de platos repetitivos en los que abundan las secuelas y los relanzamientos, pero entre tanta oferta Hollywood sorprendió en la primera mitad del año con cinco películas a las que vale la pena hincarles el diente. El siguiente es un listado en el que predomina el entretenimiento dirigido hacia el público infantil y el cine de género representado en la ciencia ficción y el terror. También, como todos los años desde que Robert Downey Jr. se puso el casco de Iron Man por primera vez en 2008, hubo filmes de superhéroes. Fue Deadpool, un personaje de la editorial Marvel –propiedad de los estudios Fox– que sorprendió burlándose del atiborrado subgénero de blockbusters, al que todavía se le puede tener esperanzas gracias a autores como estos que logran colar su personalidad en el negocio de la venta de pop.

Zootopia trailer

Avenida Cloverfield 10. El director Dan Trachtenberg fue bendecido por J.J. Abrams, que ligó este thriller de bajo presupuesto con la "franquicia" Cloverfield.

Deadpool. Ryan Reynolds dejó atrás a Linterna Verde y regaló una película de superhéroes subversiva, malhablada e hilarante.

El libro de la selva. Filmada completamente en un estudio en Los Ángeles, la fábula de Jon Favreau trajo la selva a la pantalla grande al renovar el clásico animado de Disney.
La bruja. La mayoría del público uruguayo esperaba una de sustos y en cambio se encontró con un relato desafiante y memorable.

Zootopia. Previo al estreno de Buscando a Dory,
el filme sobre una ciudad de animales ya se había coronado como la favorita del género.

Cine uruguayo: Un semestre menos productivo

Por Pablo Staricco

Clever trailer

El puntapié no fue muy amistoso. El cine uruguayo debió enfrentar, desde principio de año, dos verdades no muy alentadoras. Por un lado, la presencia de un público menos interesado en ir a las salas de cine para ver películas uruguayas. En 2015 se vendieron 35.000 entradas para ver producciones nacionales, la mitad del público que el año pasado. Por otro lado, y tras un público reclamo el año pasado por parte de los realizadores uruguayos para mayor apoyo estatal con la industria del cine nacional, la proyección menor y nada asegurada del lanzamiento de una decena de películas a lo largo del año, según lo ha indicado el Instituto del Cine y Audiovisual del Uruguay (ICAU). A esta altura del año, en 2015, se habían estrenado 8 películas. En 2016, esa cifra se redujo a la mitad. Desde enero hasta ahora, solo 4 películas de producción uruguaya se han estrenado en salas del circuito comercial y algunas, como Clever, lo han hecho con problemas.

Clever es la primera película de Federico Borgia y Guillermo Madeiro y la primera película de ficción que se estrenó este año. Los realizadores de la productora Montelona Cine denunciaron en mayo en sus redes sociales a la empresa Grupocine "por considerar que la película y el público han recibido un trato totalmente injusto y deshonesto" a la hora de programar la película en sus salas.

El mundo de Carolina teaser




Populares de la sección