12 de junio 2024
Dólar
Compra 37,90 Venta 40,30
27 de mayo 2024 - 5:00hs

Yamandú Orsi sostiene el micrófono con una mano y porta el programa del Frente Amplio con la otra. Ese símbolo del "mandato colectivo" de "miles y miles" de frenteamplistas a sus precandidatos, y no la entrega de "una mesa de trabajo entre cuatro escribanos, dos o tres contadores", empezó a acompañarlo en escenarios hace un par de semanas.

Más o menos las mismas desde que Carolina Cosse lanzó su "Plan País" con medidas más específicas que las bases generales –y ambiguas en varios tramos– de la coalición de izquierda.

Los principales contendientes de la interna ponen ahora toda la carne en el asador en Montevideo y Canelones, donde el Frente Amplio juntó en junio de 2019 más del 65% de sus votos. Y habiendo cumplido con las recorridas por las estructuras del interior –salvo algún departamento que quedó postergado en la agenda–, ambos acentúan sus divergentes estrategias, especialmente en torno a la seguridad.

Más noticias

"Esta primera entrega refiere a acciones inmediatas, tomando en cuenta que el tema que más nos preocupa a todos los uruguayos y las uruguayas es la seguridad", anunció Cosse el 7 de mayo en el teatro El Galpón. La precandidata puso número a medidas para liberados de las cárceles, mayores transferencias para los más pobres, planes de salud mental, medidas para los policías y mejoras para los barrios vulnerables.

Orsi mostró sus cartas siete días después, cuando publicó cuatro imágenes en las que dejó ver a integrantes de su equipo de seguridad. En una de ellas, en primer plano, aparecía Gustavo Leal, el exdirector de Convivencia que logró despegarse del desgaste de Eduardo Bonomi –el colorado Ernesto Talvi llegó a preguntarse "por qué perder a un tipo que es un capo, corajudo y valiente– y a quien el último candidato a presidente de la izquierda, Daniel Martínez, prometió en campaña que sería su ministro del Interior en el gobierno.

Embed
https://x.com/OrsiYamandu/status/1790419668231983606

El FA perdió el gobierno; Martínez volvió a apelar a Leal al candidatearse para su reelección en la Intendencia de Montevideo y tampoco lo logró; pero el sociólogo mantuvo el alto perfil como el referente del programa "El Frente te Escucha". Era, aún en las diferencias ideológicas con otros sectores de izquierda, la principal cara visible de la oposición para la seguridad.

Hasta que la filtración de su visita a los padres de Alejandro Astesiano en el Chuy llevó a que buena parte de los dirigentes –incluso los del MPP– le soltaran la mano; el Partido Socialista llegó a pedir que dejara de liderar "El Frente te escucha"; Leal declaró en Fiscalía bajo la promesa de que explicaría públicamente sus acciones, pero guardó silencio luego de que la fiscal Gabriela Fossati –hoy en filas del Partido Nacional– lo pasara de "testigo" a "indagado".

La nueva fiscal Sabrina Flores archivó esa línea de la investigación en abril del año pasado, pero las explicaciones políticas prometidas nunca llegaron, y Leal prácticamente desapareció de la agenda pública. El sociólogo de los grandes operativos de seguridad, a quien en la campaña pasada un militante llegó a gritarle que era "un superhéroe", se ha limitado a recorrer comités de base lejos del ruido mediático.

Orsi rescatará en esta etapa de la campaña la figura de quien hubiera sido ministro del Interior si el FA era exitoso en 2019. "Gustavo tiene una visión muy particular que a mí me sirve siempre. Al Frente le sirve, es una referencia para todos nosotros", dijo el precandidato a El Observador al cierre de un acto en Flores.

Su aparición tampoco es casual: el comando de Orsi cuenta con la respuesta dentro de una encuesta del año pasado que –a pesar de los roces entre dirigentes por el episodio de Astesiano– comprueba que Leal mantiene simpatía entre los que se dicen votantes de la izquierda, según dijeron fuentes políticas a El Observador. Esta simpatía volverá a medirse en una de las preguntas de un próximo estudio de opinión pública, señaló un integrante del comando.

Orsi aclara que su publicación fue sobre "una reunión de trabajo con algunos" asesores y que es "un error" afirmar que de ahí va a salir su "equipo de seguridad", porque hay "otros que de repente no conviene mostrarlos". Pero recalca que Leal "conoce mucho el mundo de la seguridad" y que "sería un desperdicio no usar sus conocimientos", aunque lejos está de investir a nadie en el puesto.

–¿El próximo ministro del Interior tiene que ser un cabeza de lista?

En un Ministerio del Interior tiene que haber un ministro político, y un director nacional (de la Policía) fuerte, con ascendencia profesional. Esa combinación y esos dos perfiles –que tienen que ser bien distintos pero con el mismo compromiso– es parte del éxito o del fracaso de la gestión del Ministerio del Interior, que es bastante menos que la seguridad.

En su publicación del 14 de mayo, Orsi mostró además al exdirector de la Policía, Mario Layera, quien ya había asistido a comienzos de año al lanzamiento del Espacio 609. Sin embargo, dirigentes consultados sostienen que este exjerarca de 62 años, cercano en su prolífera carrera al difunto Julio Guarteche, "está dando una mano" y no necesariamente se esté proyectando su retorno al cargo.

Orsi aseguró ante la consulta de El Observador que el FA sí tiene personas para esos puestos y que "le preguntaría al gobierno si los tiene", dado que "van 19 jefes de la Policía que cambiaron".

En su pronunciamiento también difiere a conciencia de la estrategia escogida por su rival en la interna, quien dos días después de la publicación de Orsi, afirmó durante un acto en Tacuarembó: "Todo el mundo me pregunta: '¿Quién es su referente en seguridad?'. Todos, porque estamos buscando a una persona que lo solucione y lo que tenemos que buscar es una estrategia que lo solucione. Porque si no, pensar que una persona lo va a solucionar es un poco pensamiento mágico".

El adelanto de Orsi no tardó en ser blanco de críticas en el oficialismo: el exjerarca Luis Calabria, asesor de Álvaro Delgado, propinó en Doble Click que el equipo de Orsi "sería Disneylandia para los chorros", y el exministro Luis Alberto Heber sostuvo en Telemundo que "es como retroceder en el tiempo" y que "son los que fracasaron".

El precandidato frenteamplista también exhibió en la misma mesa al expresidente de la Junta de Transparencia y Ética Pública (Jutep), Ricardo Gil Iribarne, al sociólogo Juan Pablo Labat, a la candidata a diputada por la Vertiente Artiguista, Gabriela Valverde, al exdirector de Apoyo al Liberado, Jaime Saavedra, entre otros.

Montevideo y Canelones

El exintendente de Canelones pretende cerrar su campaña en el departamento que administró durante los últimos diez años. En su comando miran con especial atención el desempeño que puedan tener en Montevideo contra la actual intendenta capitalina, donde el panorama es –desde hace meses– de un "cabeza a cabeza", según han descrito dirigentes. Ahí, donde están la mitad de los votos del Frente, cada punto es más valioso.

El equipo de Orsi vio con especial optimismo la última encuesta de Equipos Consultores, en la que recuperó su ventaja con Cosse luego de empezar el año con un cabeza a cabeza.

En la respuesta espontánea –que suele ser la más importante en un escenario de interna– Orsi obtuvo un 40% de intención de voto contra un 27% de Cosse. El escenario salta a 53% y 37% respectivamente cuando se presenta el menú guiado.

Si se desglosan esos resultados por regiones, en Montevideo, Orsi muestra un 50% de intención de voto contra un 43% de Cosse, según los datos a los que accedió El Observador. En Canelones, la distancia se acentúa: el exintendente logra un 62%, contra un 29% de Cosse.

"Estamos convocando a votar en junio. No nos puede pasar que seamos la segunda fuerza como nos pasó en las últimas, eso evidenciaba algo. El envión tiene que ser una ola gigantesca que nos lleve al triunfo", proclamó el canario en un acto en Flores. "Hablemos con los nuestros, porque no nos puede pasar que por un partido de la Copa América o porque está frío no vayamos a votar", insistió y llamó a lograr esa base para buscar la "mayoría parlamentaria en octubre".

En un jueves frío y lluvioso de recorrida por este departamento históricamente blanco, donde la izquierda nunca ganó la intendencia, la agenda quedó acaparada por la renuncia del presidente del Directorio del Partido Nacional, Pablo Iturralde.

"Jamás vamos a sentir vergüenza de pertenecer a nuestro Frente Amplio. Ojalá a todos los militantes de todos los partidos políticos les pudiera pasar lo mismo. Qué lindo ser del FA de no pasar vergüenza porque barremos bajo la alfombra, o porque una atrás de la otra hay escándalos", dijo el precandidato frentista ante una ovación de militantes en el añejo Club Independiente.

"El odre" del batllismo "se hizo pedazos"

Orsi, que supo ser profesor de Historia, dedicó una parte de su discurso a valorar, "por deformación profesional", la historia de los partidos políticos uruguayos. Dijo entonces que figuras como José Batlle y Ordóñez fueron "vino nuevo" en "odre viejo" del Partido Colorado.

Sin embargo, acusó que "uno de los candidatos hoy dice que no hay nada más batllista que sacar al Frente Amplio". "¡Mira que he estudidado al batllismo!", ironizó Orsi y despertó la risotada de su audiencia. También recordó que Andrés Ojeda ha considerado como su referente político al presidente Luis Lacalle Pou, antes de concluir: "El odre se hizo pedazos".

*Una primera versión de esta nota daba a entender que Lorenzo Carnelli era colorado, cuando fue un connotado político del Partido Nacional en la primera mitad del siglo XX. A los lectores, las disculpas del caso.

Temas:

Yamandú Orsi Gustavo Leal Frente Amplio Carolina Cosse

Seguí leyendo

Te Puede Interesar

Más noticias de Argentina

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos