Agro > TRIBUNA / LUIS ROMERO ÁLVAREZ

¡Basta de expedientes!

"Esta es la reforma del Estado de abajo que los líderes de empresas públicas, ministerios y agencias en general deben encarar"

Tiempo de lectura: -'

07 de agosto de 2020 a las 22:09

Decía Max Weber que la burocracia iba a dominar el mundo... y en nuestras latitudes peor, porque hemos caído bajo el embrujo del “expediente” desde hace siglos.

Eso no siempre fue así: dos reyes jóvenes y capaces, Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, se casaron y habilitaron a Cristobal Colón para ir a descubrir América. No usaron ningún expediente, como la Reina Isabel en Inglaterra no daba poder a sus corsarios engrosando expedientes.

Esos dos grandes reyes casaron a su tercera hija, Juana (llamada “La Loca”) con Federico de Austria.

Su hijo Carlos I de España y V de Alemania fue el emperador más importante de Europa llegando a controlar –además de España– Alemania, el Franco condado (parte de Francia), Milán y Sicilia en Italia, Córcega y Cerdeña, Austria y Los Balcanes hasta Croacia y Países Bajos, además de Hispanoamérica, Filipinas, etcétera.

Gobernó usando los inmensos recursos que llegaban de América y la mejor infantería que conoció el mundo hasta esa fecha, los Tercios españoles, fogueados en casi ocho siglos de lucha por la reconquista de España de manos del Islam.

Y Carlos pasó su trono a su hijo Fernando II y nos liquidó. Fernando heredó por la parte femenina de su linaje, nada menos que el reino de Portugal, así que en sus manos quedó un inmenso imperio que sumó las posesiones españolas más las portuguesas.

En vez de mudarse a Lisboa y gobernar mirando hacia sus enormes posesiones, se quedó encerrado en El Escorial, cruza de Palacio de Gobierno y Convento. Fernando era un hombre más bien retraído, al revés de su padre Carlos, extremadamente meticuloso, tanto que le llamaron “el rey funcionario”, porque obligaba a que todo se documentara, registrara, autorizara por escrito y firmara en varios niveles: implantó el “expediente”.

Tanto lo impuso que entró en nuestra cultura tan a fondo que mucha gente hoy en nuestras latitudes no concibe que se puedan manejar asuntos sin “expediente”.

Para colmo, a los funcionarios les encanta justificar su (importante) puesto generando trámites, exigiendo documentaciones probatorias, estableciendo pasos a cumplir y además con presencia física del representante en mostrador. ¡Pero eso es Fernando II! ¡No es el siglo XXI!

En el mundo que funciona bien, los trámites se hacen sin “expediente”, lo que ahorra un tiempo inmenso de todos los usuarios y mejora la eficiencia de la economía.

¡Aquí hace poco pedí una instalación de fibra óptica nueva a Antel y exigen presencia física en mostrador del solicitante! ¡En una empresa de telecomunicaciones!

Lo mismo me sucedió para solicitar el beneficio de la exoneración de contribución inmobiliaria que la ley otorga a los padrones en zona de emergencia climática por la sequía: certificados, formularios, fotocopias y presencia en mostrador de titular, en el siglo XXI y encima con pandemia.

Esto se repite dentro del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), intendencias y demás agencias gubernamentales y está mal, es inútil y costoso y no logra agregar ningún valor.

Y para la gente de campo estos costos inútiles y absurdos se multiplican, porque hay que ir al pueblo... donde justo salió el funcionario, o se cayó el sistema... y “vuelva otro día”.

Porque para realizar cualquier operación con el Estado hay que acumular constancias, poderes y papeles varios que, cuando uno lo mira con criterio lúcido, no se necesitan para nada (parece como que algún funcionario pensó que alguien va a solicitar a nombre de otro un servicio que luego no va a pagar... y para prevenir ese absurdo hay que poner a todo el mundo a demostrar titularidad certificada por escribano y con presencia en mostrador).

Esta es la reforma del Estado de abajo que los líderes de empresas públicas, ministerios y agencias en general deben encarar.

Lo más valioso es nuestro tiempo y no queremos más que los obedientes súbditos de Fernando II lo sigan gastando inútilmente. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...