Fútbol > Elecciones AUF

¿De qué se trata el examen de idoneidad de la Conmebol?

El test tendrá que ser superado por Arturo Del Campo y realizado por Eduardo Abulafia si quieren ser presidentes

Tiempo de lectura: -'

07 de agosto de 2018 a las 05:00

El estatuto vigente de Conmebol, modificado en 2016, es claro y habla de la "obligación de las Asociaciones de realizar exámenes de idoneidad a sus candidatos a presidente". ¿De qué se trata este requisito que fue clave la semana pasada en el marco de las elecciones de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF)?

Dentro del estatuto, el artículo 7° inciso r, que se ocupa de las "obligaciones de las asociaciones miembro", se expresa la realización de exámenes de idoneidad a los candidatos a presidente de las mismas, "todo de conformidad a los parámetros establecidos por el estatuto y el reglamento de gobernanza de la FIFA, y reconocer a la Conmebol el derecho a realizar dichos exámenes a los representantes de la asociación ante la Conmebol".

Es decir, que si un candidato a la presidencia de la AUF no consigue superar dicho examen no será reconocido por la confederación y por consecuencia tampoco lo hará FIFA, lo que llevaría a que Uruguay se quedara sin representación oficial internacional.

Esta situación no solo dejaría expuesta a la AUF en incumplimiento de normas, sino que también la expondría a una posible sanción.

El jueves 2 de julio el ente rector del fútbol uruguayo, en la previa de sus elecciones con fecha 31 del mismo mes, informó mediante un comunicado que los candidatos que decidieran postularse para presidente, deberían rendir el denominado examen de idoneidad que prevé el artículo 31 numeral 6 del Estatuto de Conmebol.

Dicho artículo, que también hace referencia directa al tema, está dedicado a la composición de la Confederación y detalla que el consejo de la misma estará integrado, entre otros cargos, de siete directores que corresponden a los presidentes de las asociaciones miembro de la Conmebol.

El numeral 6 indica que "los integrantes del consejo de la Conmebol y cada comisión permanente y órgano jurisdiccional deben realizar y superar satisfactoriamente un examen de idoneidad realizado por la subcomisión de control, en la órbita de comisión de gobernanza y transparencia. Una vez elegido, un miembro debe superar satisfactoriamente un nuevo examen de idoneidad cada cuatro años antes de ser elegible para la reelección".

También hace énfasis en que el cumplimiento de ese requisito es reglamentariamente indispensable, desde que el candidato electo pasará a integrar de oficio el respectivo consejo.

Además, una vez que los candidatos a la presidencia de la AUF presentaran una nota ante la secretaría ejecutiva de la Asociación, comunicando su postulación e incluyendo todos sus datos personales, se les contactaría a efectos de coordinar la realización del referido examen de idoneidad ante la Conmebol y cumplir los requisitos formales pertinentes.

Vale recordar que el lunes 30 de julio, en la antesala de las elecciones, la Confederación envió una nota donde anunciaba que los únicos dos candidatos reconocidos por el organismo para ser votados como presidente de la AUF eran Arturo Del Campo y Wilmar Valdez. La misma no mencionó a Eduardo Abulafia, quien no había realizado el trámite de la prueba.

La nota, dirigida al secretario general de la AUF, Alejandro Balbi, aclaró que Del Campo "ha aceptado las condiciones de que, en caso de ser presidente, no podrá asumir el cargo hasta tanto cuente con la habilitación/inhabilitación por parte de la subcomisión de control de la Conmebol, y que en caso de ser inhabilitado no podrá ejercer el cargo".

"Siendo éstos los únicos candidatos a presidente de la AUF que han dado cumplimiento a la normativa de la CSF. Ningún otro candidato será reconocido por la confederación hasta tanto sea sometido al examen de idoneidad conforme lo establece la normativa de la institución y de la FIFA", finaliza omitiendo a Abulafia como candidato.

Un ejemplo cercano y reciente

El vicepresidente de la AFA Daniel Angelici se presentó al examen de idoneidad, junto a todos los candidatos a vicepresidente, antes de las elecciones del 29 de marzo pasado, en la vecina orilla, y no lo pudo superar, por lo que no puede representar al fútbol argentino fuera de su país.

El inconveniente estuvo en la segunda parte del test de integridad. Luego de que CONMEBOL aprobara las presentaciones y convalidara a las nuevas autoridades, se le realizaron entrevistas a los postulantes en el Hotel Panamericano de Buenos Aires y fue ahí donde el actual presidente de Boca Juniors, falló, mientras sus pares lo pudieron superar sin problemas.

Según indicó en su momento el diario La Nación, Angelici no aportó los datos necesarios en el escrito pedido por la Confederación que vencía el 18 de julio pasado, y eso fue contundente para que no pudiera superar el examen.

¿En qué consiste dicho examen?

Uno de los dirigentes uruguayos que aprobó el examen fue Leonardo Goicoechea, presidente de Danubio.

"Lo hice cuando me designaron como miembro de la Cámara de Apelaciones de Conmebol. Para integrar cualquier órgano debés pasar el examen. Nadie te toma una prueba sino que es una serie de preguntás que debés responder en un formulario que hay que llenar y responder si tuviste procesos de algún tribunal de ética en cuestiones de fútbol o del deporte, procedimientos en contra civiles o penales. En definitiva, Conmebol no quiere que ingresen a sus organismos individuos que estén endeudados. Son solamente ocho preguntas y si alguna respondés que sí, tenés que especificar qué problemas tuviste",explicó.

"Yo lo hice mediante certificado notarial, con un escribano que debe poner que es de su
conocimiento personal, por ejemplo, que no estás en estado de quiebra o similar ya que la quiebra no existe más acá igual que el concordato. Por eso yo puse y me lo aceptaron que no tenía embargos de ninguna clase, que no estaba en estado de quiebra, ni en concurso civil, ni en concordato", agregó.

"También se tramita con el certificado de buena conducta que acá ahora se llama certificado de antecedentes judiciales", explicó.

"El formulario se remite a la Comisión de Ética de Conmebol, donde Graciela Garay es su encargada. Después te investigan si estás diciendo la verdad, cómo lo hacen no lo sé, lo hace un grupo de tres abogados que no forma parte de la estructura de Conmebol. Si mentiste, te dicen que no has pasado y caso contrario te dicen en una nota que sí pasaste", agregó Goicoechea.

"A mí me lo mandaron bastante rápido, en 15 días, pero hay que renovarlo cada cuatro años", explicó.

"Estaría bueno que el candidato lo tuviera. No es requisito para su elección pero sí para que integre el consejo de Conmebol. Se dijo que no habría problema porque se puede ir con el vicepresidente, pero ese solo puede ir dos veces al año a Conmebol, tiene voz pero no voto por no ser el presidente", dijo Goicoechea.

Según publicó Brecha, Eduardo Abulafia tiene dos embargos en su contra, uno de DGI y además figura como "deudor irrecuperable" en el Banco Central. Difícil que para Conmebol sea "idóneo".

Comentarios