Agro > PGG WRIGHTSON SEEDS

"Debemos promover y jerarquizar la producción y manejo del forraje propio"

José García, gerente comercial, subrayó que los productores que logran la mayor rentabilidad en superficies ganaderas son los que producen más pasto y a la vez lo aprovechan mejor

Tiempo de lectura: -'

29 de diciembre de 2017 a las 05:00

En los años complejos, "con relaciones insumo producto muy ajustadas, lejos de desinvertir hay que revisar el esquema, el cómo se canalizan los insumos, porque todo lo que haga producir más pasto y sobre todo pasto de más calidad, aprovechándolo además al máximo ese pasto, es el camino a recorrer para asegurar márgenes positivos en los predios", destacó el ingeniero agrónomo José García, gerente comercial de PGG Wrightson Seeds para Uruguay, en la entrevista que concedió a El Observador Agropecuario.


¿Cómo visualiza el mercado de las semillas forrajeras al cierre de este año y qué perspectivas existen para 2018?

Estamos en pleno período de cosecha de los semilleros, ya hemos cosechado gran parte de las gramíneas y estamos empezando con la cosecha de las leguminosas. En ese marco, pese a las dificultades que hubo por el clima, con situaciones extremas durante todo el año, lloviendo cuando no tenía que llover, sin hacer frío cuando tenía que hacer frío y sin lluvias cuando estábamos esperándolas los rendimientos están siendo de buenos a aceptables. Por lo tanto, desde el punto de vista de la disponibilidad, de la oferta para los productores, podemos decir que la misma estaría asegurada para la mayoría de las especies si bien aún resta recibir parte de la cosecha. Para nosotros asegurar la disponibilidad de semillas de calidad para el productor es algo bien importante. Todo esto en un marco de demanda parecido al que venimos teniendo en los últimos años.


Ya con unos años impuestos en la agropecuaria nacional, ¿qué incidencia han tenido los planes de uso y manejo del suelo?

Pensamos que la mayor incidencia ha ido de la mano de la necesidad por parte de los productores de darle una mayor sostenibilidad a sus sistemas de producción y de la mano de la necesidad de rentabilizar los sistemas que se han desarrollado en los últimos años. Creo que en los últimos dos o tres años ha quedado más que claro que todo lo que tiene que ver con el aprovechar cada kilogramo de pastura producido en la pecuaria ganadera como en la producción lechera es lo que le ha dado mayor margen a los productores agropecuarios. El crecimiento, pensamos, se ha dado más que nada por eso. Es verdad que los planes de uso y manejo del suelo en el sector agrícola, con la inclusión de los puentes verdes o cultivos de servicios en Soriano, Río Negro y Colonia, han ejercido un impacto significativo, los productores están notando también los beneficios de incluir pasturas perennes en sus sistemas productivos. Estamos convencidos que en la mayoría de los campos agrícolas en los que se ha empezado a rotar con pasturas hay una realidad que va más allá de darle más sostenibilidad a la rotación, va de la mano de rentabilizar estos esquemas y esto es tan importante como el impacto meramente ambiental.


Estar en contacto permanente con los productores y distribuidores, es su caso y es lo que sucede además con los técnicos de la empresa, permite conocer cuál es el ánimo hoy en los productores.

Es así, estar en el campo nos permite conocer, además de las demandas, el ánimo de nuestros clientes. Creo que existen ciertos rubros que se encuentran en una situación algo compleja desde la rentabilidad. Hoy los productores con alto componente agrícola ganadero en sus esquemas están reparando en pasturas cada vez más para hacer una ganadería pastoril intensiva, en darle más estabilidad a sus sistemas y más margen a sus empresas. Por otro lado existe un problema de rentabilidad en algunas zonas marginales y esto está pegándole también a la liquidez de nuestros clientes. En el caso del productor ganadero, quizás con una mayor estabilidad a lo largo del tiempo hoy también vemos algunos problemas financieros y de liquidez. En cuanto al sector lechero, donde tenemos una muy buena participación, los números de producción son buenos, los márgenes están, pero venimos de un período muy complejo que hace que exista aún algún tema financiero importante por resolver.


¿Por qué entiende que apostar a una producción de forraje en el establecimiento propio es lo más recomendable?

Uno puede verlo con claridad en las carpetas verdes del Instituto Plan Agropecuario o en los indicadores que año a año publica Fucrea, que los productores que logran mejores márgenes económicos o que tienen la mayor rentabilidad en las superficies ganaderas son los que producen más pasto en su establecimiento y además lo aprovechan mejor. Nos parece importante remarcar, desde nuestro rol de empresa semillerista, que es de muy alto valor la producción de forraje en el propio establecimiento. Debemos promover y jerarquizar la producción y manejo del forraje propio. Que el productor logre producir en su predio su forraje, ya sea grano, silo o material verde, es fundamental, para lograr mejores costos de este producto que luego pueda transformar en carne o leche.


A propósito, ¿cómo evolucionó últimamente la participación de la empresa en el mercado?

La empresa ha ido creciendo en varios sectores y tal vez con mayor tasa en el segmento de las especies perennes y bianuales. En ese segmento no solo se acompaña el crecimiento que de por sí hay del mercado, tanto en el sector lechero como en el de la ganadería, sino que también se está creciendo en la participación dentro de ese mercado. El caso de las pasturas anuales, las avenas y los raigrases, es un renglón del negocio que no ha crecido mucho en los últimos años, no solo producto de las dificultades financieras de los productores sino que también venimos de dos o tres veranos muy lluviosos con exceso de pasto en nuestras pasturas perennes y eso hizo que todo lo que son verdeos de inviernos se siembre menos.


Partiendo de la base que hay un aporte a los productores y a sus asesores técnicos de productos de calidad óptima, ¿cuál ha sido el comportamiento del precio?

Los precios no han cambiado mucho en los últimos años y los mayores cambios han sido a la baja, pareciera que las forrajeras no han sido ajenos al contexto en el que se encuentran la mayoría de los comodities, con valores más bien débiles. Si bien se puede decir que el mercado en volumen ha crecido, no desde el punto de vista del valor, hay especies que han visto resentida la demanda, básicamente las leguminosas y algunas de las pasturas anuales. Toda esa problemática de la baja de los precios de los comodities, la problemática financiera en el caso particular de la producción agrícola ganadera y lechera, ha repercutido en cierta medida en que los precios de algunas de las especies haya caído bastante. El caso del lotus es un claro ejemplo. Hace tres o cuatro años los precios promedios estaban en el orden de los US$ 7 u US$ 8 y ahora están un 30% o 35% por debajo de eso.


Winter Star 3

Consultado sobre novedades en el portafolio de productos de PGG Wrightson Seeds, José García mencionó: "Este año es el lanzamiento de Winter Star 3, un nuevo raigrás anual, que es la tercera versión en la familia de los Winter cuyo mayor destaque está en la producción de otoño e invierno, que es cuando los productores buscan a la hora de seleccionar un raigrás anual. Además es el mejor en su segmento en la producción anual, lo que lo hace casi el raigrás perfecto como verdeo de invierno. Además cuenta con una excelente sanidad y eficiencia de conversión y confiamos que representará un área muy importante en 2018".

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...