Nacional > TRÁNSITO

¿Dónde estacionar? La historia de un problema diario

La IMM expandió la zona de estacionamiento tarifado y vuelve a poner sobre la mesa las dificultades de circulación que presentan algunos barrios de la capital

Tiempo de lectura: -'

27 de julio de 2018 a las 20:00

Estacionar en los barrios más concurridos de Montevideo suele ser una tarea bastante difícil. A veces es necesario dar cuatro o cinco vueltas manzana hasta encontrar, casi por golpe de suerte, un espacio libre en el que esté permitido dejar el auto. La historia del estacionamiento tarifado en la capital describe un curso similar.

El desarrollo del sistema de parking en la vía pública, sobre el que la administración de Daniel Martínez definió una nueva extensión desde el próximo 3 de setiembre, comenzó como un área tercerizada y luego pasó a la comuna, pero siempre estuvo rodeado de polémica por su uso y recaudación en un contexto de un parque automotor que no para de crecer.

La Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) realizó en 1995 un un llamado a licitación para implementar el estacionamiento tarifado en la ciudad. Desde abril del año siguiente y hasta 2007, la empresa Autoparque fue la encargada de explotar el servicio. Durante esos años, la comuna renovó el contrato con la compañía en varias oportunidades por períodos cortos de tiempo.

En el medio, con Mariano Arana al frente de la comuna, vino el cepo, una medida que tuvo a la mayoría en contra. Según un estudio de la consultora Factum publicado por El Observador el 24 de junio de 2001, tras cinco años de aplicación del sistema, el 60% de los montevideanos estaba en contra del cepo, mientras el 23% lo apoyaba. Este tuvo como fecha de defunción el mes de junio de 2002, pero vio llegar su final recién en octubre de 2003.

Tras la crisis económica que afectó a Uruguay en esos primeros años de la década, la IMM anunció que reduciría los espacios destinados al estacionamiento tarifado y comenzaría a hacerse cargo del servicio. Eduardo Brenta, entonces presidente de la comisión de Tránsito y Transporte de la Junta Departamental de Montevideo y edil frenteamplista, manifestó que la decisión obedecía a que "la realidad cambió". El por entonces curul sostuvo que a esa fecha circulaban "mucho menos" vehículos por el Centro y la Ciudad Vieja que cuando el estacionamiento tarifado fue implementado.

A manos de la IMM

La IMM recién tomó el control oficial del estacionamiento tarifado en octubre de 2007 pero el nuevo sistema, que preveía que los tiques se vendieran en locales de cobranza, no comenzó a regir hasta el día siguiente. Es que la fecha para la que había sido fijado su inicio era el Día del Centro y, además, hubo paro de municipales, lo que obligó a que se debiera esperar para implementar el cambio.

A principios de 2010, bajo el argumento de que era necesario agilizar el tránsito capitalino y mejorar el transporte público, se comenzó a hablar de la prohibición de estacionar en las principales avenidas. Esa fue también la época de los carriles exclusivos para ómnibus y otros transportes especiales. A pesar de los reclamos, la IMM consideraba que si bien parte de la población se vería perjudicada con estas nuevas medidas, de todos modos serían los menos. A pesar de la eliminación de largas zonas de estacionamiento, las autoridades no tenían previsto hasta ese momento construir nuevos centros para estacionar.

Ese mismo año, se abrió el debate en torno a los problemas de circulación de la zona de Punta Carretas. Aparecieron hipótesis sobre el eventual tarifado como solución y las autoridades también estudiaron limitar el estacionamiento de vehículos en algunas franjas horarias sobre las vías de tránsito más circuladas de la zona, que constituye el área con mayor densidad de población de Montevideo.

Los últimos cambios

Desde el 1° de enero de 2017 los estacionamientos tarifados del Centro, Ciudad Vieja y Cordón aumentaron de $ 28 a $ 35 por hora, de lunes a viernes entre las 10 y 18 horas. El argumento municipal para este aumento, de acuerdo con Pablo Inthamoussu, Director de Movilidad de la IMM, fue que era necesario "restringir y desestimular que las personas vengan al microcentro de la ciudad en su vehículo particular". La oposición percibió el aumento como un tarifazo.

El director de Movilidad dijo que la política de estacionamiento tarifado se extiende desde la década del '80 y su objetivo no es la recaudación sino "penalizar la permanencia de vehículos en la vía pública", y favorecer la rotación. En ese sentido dijo que la recaudación de estacionamiento tarifado representa el 0,7% del presupuesto municipal. Por tanto, opinó, "es insignificante la recaudación que tiene la intendencia por este concepto".

En tanto, a comienzos de 2018 el gobierno departamental decidió limitar la cantidad de estacionamientos reservados para escuelas y liceos. Una vez más, el objetivo era el mismo: ganar lugares para estacionar en la ciudad y mejorar el flujo de transporte.

En la zona de estacionamiento tarifado de la Ciudad Vieja, Centro y Cordón hay 5.829 lugares para estacionar, de acuerdo a cifras oficiales a las que accedió El Observador. Pero 1.252 (el 21%) no se pueden utilizar libremente porque fueron reservados por instituciones.

El mes de julio de 2018 trajo otro aumento y una nueva extensión de la zona tarifada, pero esta vez con diferentes argumentos. El costo pasará de $ 35 a $ 38 la hora y la nueva zona comenzará a regir el próximo 3 de setiembre, pero recién se empezará a multar a los infractores a partir del 17 de ese mes.

Mapa extensión estacionamiento tarifado


Sobre las razones de esta nueva medida, el director de Transporte, Gonzalo Márquez, indicó que forma parte del plan para contrarrestar la baja en la venta del boleto. Aunque también permitirá mejorar el flujo del transporte a partir de la renovación constante del estacionamiento tarifado.

Los nuevos límites de la zona del estacionamiento tarifado son, hacia el sur, acera Norte de Rambla Gran Bretaña, Maldonado (sin incluirla) desde Ciudadela a Martínez Trueba, Martínez Trueba, Soriano, Magallanes y José Enrique Rodó. Al este Arenal Grande, desde José Enrique Rodó a Paysandú. Los límites hacia el norte son Paysandú (sin incluirla) desde Arenal Grande a Ejido, Ejido, Galicia (desde Ejido hasta Florida), Rambla 25 de Agosto (sin incluirla) desde Florida a Pérez Castellano. Al oeste será Pérez Castellano (sin incluirla) desde Rambla 25 de Agosto a Rambla Gran Bretaña.




Comentarios