Agro > ENTREVISTA / JOSÉ MARÍA LEZ SECCHI

"Hay países de alto valor donde ya no piden vino uruguayo para conocerlo, lo piden para reponer"

El presidente del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INAVI) dijo que "hay un reclame constante por la rentabilidad y eso motiva a vender productos en distintos mercados y a menor precio"

Tiempo de lectura: -'

09 de noviembre de 2018 a las 19:05

Dentro de pocos días el mundo vitivinícola pondrá su mira en Uruguay, que será sede de una cumbre de expertos en el sector.  ¿Qué sucederá?

Del 19 al 23 de noviembre, con sede en Punta del Este, se va a desarrollar el 41er Congreso Mundial y en paralelo se realizará la 16a Asamblea General de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), que es el organismo rector a nivel mundial en el sector. La actividad la organiza el Instituto Nacional de Vitiviniculura (Inavi), en coordinación con la OIV. Uruguaya se postuló como país organizador en 2015 y los 46 países miembro lo aprobaron con aclamación y eso en sí mismo fue un enorme respaldo para nosotros por la confianza que implica. 

¿Qué actividades habrá y qué nivel de participación aguardan? 

Del lunes 19 al miércoles 21 se van a desarrollar las conferencias técnicas, en el Centro de Convenciones de Punta del Este, y luego se realizarán las visitas técnicas, que se harán en Maldonado, Canelones y Colonia. En la jornada de cierre se desarrollará la Asamblea General, que elegirá al nuevo director general por el período 2019-2024, entre el neozelandés John Becker y el español Pau Roca. Es destacable la cantidad de congresistas extranjeros que están inscriptos, ya son unos 400 y más de la mitad de ellos extra regionales, habrá presencia de gente que procede de los cinco continentes, gente de Estados Unidos, vendrán delegaciones muy importantes de Francia e Italia, de Sudáfrica, desde Oceanía y además a nivel local ya son alrededor de 100 los inscriptos.

¿Qué ejes temáticos estarán considerando, qué temas preocupan a los actores del sector? 

El título del congreso es “Proyectando el futuro: desafíos de la producción y el mercado”. Entre los asistentes habrá productores, investigadores, enólogos y habrá  ingenieros agrónomos, químicos y alimentarios. Se abordarán los temas producción y mercado, por supuesto, pero otro de los temas clave será la adaptación en el sector al cambio climático. En lo relacionado con la vitivinicultura, preocupa el tema de las variedades resistentes a las afecciones fitosanitarias. En el tema de la elaboración está el objetivo clave de marcar los productos con su distinto perfil, considerando que la producción de vinos es muy distinta a la de otras bebidas y el sello de cada una de las regiones pesa muchísimo. A nivel comercial nos preocupa cómo está el mundo en lo competitivo, teniendo en cuenta los rotulados y las exigencias legales. También se considerarán temas como las expectativas de los consumidores y el de la seguridad y salud. También quiero destacar que este congreso de Uruguay tendrá para el país un récord de presentación de trabajos científicos y, en los últimos 16 eventos, en ese sentido este congreso junto con los de Argentina e Italia está en el podio y eso para la imagen del país es muy importante. 
 
¿Qué puede decirnos sobre el consumo interno de vino? 

Vemos un mercado interno que está estabilizado en el consumo, desde hace ya unos tres años y en 2018 estando ya con el décimo mes del año cumplido eso ya no es una tendencia, es una realidad. Estamos en el eje de 60 millones a 63 millones de litros en el año de consumo en Uruguay. Teniendo en cuenta el mensaje que estamos de un consumo de vino entre personas mayores de edad, eso establece que más o menos estamos en un consumo anual per cápita de 21,5 litros. El consumo llegó a ser mayor, por ejemplo en la década de 1990, cuando se estuvo en unos 100 millones de litros. 

¿Qué está sucediendo con la exportación de vino? 

En relación al modelo exportador, como ha sucedido en estos últimos ocho años de gestión, volvemos a tener un incremento en las exportaciones. El sector está complicado por distintas realidades, a nivel de producción y también por temas de mercado. Hay un reclamo constante desde el sector productor e industrial por la baja rentabilidad y eso nos motiva a vender más productos en distintos mercados y a mejor precio. Llegando a fin de este año, en lo que es vino envasado estamos en unos cuatro millones de litros y en lo que es vino exportado a granel estamos en unos 14 millones de litros. Por supuesto que nuestra intención es priorizar un progreso en la exportación de vino con valor agregado pero hay momentos en lo que colocar vino a granel es una alternativa importante. 

¿El vino uruguayo, en restaurantes y en góndolas del exterior, sigue ganando espacio? 

El vino uruguayo continúa con ese trabajo paciente de seguir haciéndose conocer, para imponerse, eso lleva tiempo pero se está avanzando cláramente con mucho esfuerzo tanto de los privados como del sector oficial. Estamos evaluando, con satisfacción, que hay países de alto valor donde ya no piden vino uruguayo para conocerlo, lo piden para reponer. Eso pasa en mercados muy exigentes como el de los países escandinavos, ya no se habla de buscar un lugar sino de la reposición, ya no es una conquista de mercado y eso es un aliciente sobre todo porque hablamos de mercados muy difíciles. Por otro lado, en la región, considerando a Argentina y a Chile, somos los que estamos vendiendo más caro, eso es un plus para nuestra imagen porque vendemos más caro pero igual vendemos y eso es por algo, es consecuencia de una imagen de calidad que se fue ganando con el paso de los años.  

¿Y cómo ha evolucionado la importación de vinos? 

No crece, eso está estabilizado, no hay más vino importado. También se ha mantenido en estos últimos años el consumo de vino de calidad preferente (VCP), el vino envasado, en tres cuartos de litro, no ha crecido. Nos mantenemos, en ese sentido, expectantes de lo que suceda con las economías en los países vecinos, porque está claro que un dólar caro en Argentina nos perjudica. 

¿Qué perspectivas hay de cara a la próxima vendimia? 

Si el clima sigue comportándose como hasta ahora y la viña desarrollándose como ahora tenemos la expectativa una vendimia muy buena en términos de volúmenes de cosecha. Para evaluar sobre la calidad obviamente habrá que esperar a cómo se comporte el factor clima. Tenemos una primavera bastante buena, con un nivel de brotación y floración que es espectacular, capaz falta un poco de agua, pero no demasiado para que no se descontrole todo. 

Perfil
Datos 
Nació el 21 de setiembre de 1960, en Canelones. Se crió en la ciudad canaria Progreso.
Familia 
Casado con Teresa Colina. Tienen dos hijos (Lucía de 29 años y Emiliano de 26) y una nieta (Josefina, de un año y medio).
Profesión 
Enólogo. 
Actividad
Fue designado “Persona calificada” del Comité Científico de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV).
Pasatiempos
Disfrutar de las actividades con la familia y ver deportes.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...