Agro > FERNANDO INDARTE

"Los argentinos no se van de Uruguay para volver a su país"

El consignatario señaló que las rentas de campos ganaderos buenos se ubican en 45 kilos de carne por hectárea al año

Tiempo de lectura: -'

30 de junio de 2017 a las 05:00

¿Cómo está el mercado de campos?
El mercado está paralizado. El año 2016, según datos de la Dirección de Estadísticas Agropecuarias (DIEA), cerró en un mínimo histórico de ventas de campos. Si se sacan algunas operaciones grandes, de empresas forestales, se ve que hay muy pocos negocios. El año pasado se vendieron solo seis campos de más de 2.000 hectáreas, lo que demuestra lo que está ocurriendo; además el año pasado fue el segundo año consecutivo con baja de precios.

¿Y este año cómo va?
Este primer semestre de 2017 cierra con las mismas características del año pasado, con poco interés de parte de la demanda, hay consultas pero no muchos interesados en cerrar negocios. Pero también hay poca oferta, no hay inquietud ni por parte de los compradores ni de los vendedores.

¿Cuál es la razón de esa caída en la demanda?
El tema es el negocio que se puede hacer en los campos. La rentabilidad es baja. Bajaron los precios de los productos agropecuarios y además aumentaron los costos. Las ganancias son menguadas, bajas, y eso incide en el precio de la tierra. La carga impositiva aumentó groseramente y eso fue otro factor que sacó a los inversores.

¿A dónde se va la inversión?
Hay opciones en otros países de la región, y también otros negocios en Uruguay con rentas más atractivas. El agro no está pasando por buen momento.

¿Los argentinos volvieron a invertir en su país?
Los argentinos no se fueron. No vendieron campos para volver a su país, pero lo que sí pasa es que no están para crecer y reinvertir en Uruguay. Hace tiempo que están en Uruguay y están cómodos, blanquearon lo que tienen acá y se mantienen.

¿Y cómo observa el mercado de arrendamientos de campos?
Los precios de las rentas agrícolas corrigieron muy fuerte a la baja después de la cosecha de 2016, y se mantuvieron este año. Los precios más altos por campos agrícolas en el litoral norte son de 700 kilos de soja por hectárea por año; en la zona de Nueva Palmira 800 kilos; y en zonas más alejadas entre 400 y 500 kilos. Si bien esta cosecha de soja fue de 3.000 kilos por hectárea en promedio, más de la mitad no se vendió; el precio está entre US$ 315 y US$ 320 por tonelada, y los números no están como para que la demanda presione al mercado.

¿En ganadería?
Los precios de las rentas ganaderas demoraron en corregir, pero se ajustaron a la baja. Se ubican en el entorno de 45 kilos de carne de novillo por hectárea al año. Me refiero a los campos ganaderos buenos, para invernar, de campo natural. Hay interesados por ese tipo de campos ganaderos, pero los números del negocio son muy justos, por eso se ofrecen menores precios por esas rentas.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...