Nacional > COVID-19

“¡Póngase el tapabocas, señora, no sea inconsciente!”: la mayoría acató pero algunos se negaron

Las mesas electorales aplicaron un detallado protocolo sanitario y con la incorporación de una nueva figura que supervisó las medidas de seguridad

Tiempo de lectura: -'

27 de septiembre de 2020 a las 19:10

“¡Nos quieren matar! Somos personas mayores y nos tienen abajo de la lluvia”. Una señora grita desde la puerta del local de votación instalado en el Instituto Alfredo Vázquez Acevedo. Afuera la fila se extiende varios metros y la llovizna moja persistente a los votantes. 

“Es preferible que agarren un poco de lluvia y haya aire, a que estén todos juntos encerrados”, dice el facilitador del circuito de votación. En la vereda, María Teresa espera sentada en una silla pescadora que le toque su turno debajo de un paraguas. “Hace más de media hora que estoy esperando y hay como una cuadra de cola, por suerte fui precavida”, explica acomodándose en el banquito. 

Para reducir el riesgo de contagio de coronavirus las mesas de votación trabajaron bajo un detallado protocolo sanitario, tanto para los sufragantes como para la comisión receptora de votos y delegados partidarios. Alcohol en gel, tapabocas, máscaras faciales y guantes de látex pasaron a formar parte del panorama habitual de estas elecciones departamentales, postergadas a causa de la pandemia.  Además, la novedad de estas elecciones fueron los facilitadores, la figura que la Corte Electoral y el Ministerio de Salid Pública crearon para ayudar a los votantes a cumplir con los protocolos.

“En líneas generales el resultado de hoy es bueno", evaluó el subsecretario de Salud Pública, José Luis Satdjian, a Canal 10, además de destacar la figura de facilitador como uno de los aspectos más positivos. De todos modos advirtió: "El tema es que hoy vamos a tener el resultado electoral. El resultado sanitario lo vamos a tener en 15 días. Hay que seguir extremando las medidas. El resultado de este fin de semana, de varios hechos que presentan riesgo, lo tendremos en 15 días”.

Sí al tapabocas, no a la lengua en el sobre 

En el ingreso de los circuitos de la escuela n°219 en Malvín se dispuso una mesa con alcohol en gel, tapabocas descartables y toallas de papel. La escena se repitió en varios circuitos de la capital. De acuerdo con lo establecido por el protocolo, usar tapabocas fue obligatorio para emitir el voto y dentro del local de votación todos debieron utilizarlo. En ninguno de los circuitos que recorrió este domingo El Observador fue necesario entregar barbijos, los votantes recordaron llevar el propio. 

"Estamos teniendo muy buena respuesta de la gente, se adaptan a las disposiciones y no hemos tenido problemas", comentó uno de los secretarios de una mesa receptora de votos en la Escuela República Argentina, mientras se vaciaba la sala y hacían pasar al próximo votante.

No estuvo permitido ingresar con acompañantes, salvo en casos de personas con dificultades motrices o de desplazamiento, aunque en algunos circuitos se vio a padres entrando con sus hijos pequeños. El protocolo sanitario exhortaba a mantener las distancias interpersonales y evitar las aglomeraciones. En algunos locales de votación incluso se hicieron marcas en el piso para señalar la distancia adecuada aunque en los hechos no son tomadas en cuenta. 

¿Qué pasaba cuando tocaba votar? Antes de emitir el voto se le entregaba al ciudadano alcohol en gel y se le solicitaba que no entregara su credencial a los funcionarios de la mesa receptora de votos. En cambio debía exhibirla a distancia o colocarla sobre un lugar de la mesa destinado para eso. En caso de dudas sobre su identidad los funcionarios podían solicitarle que se retirara momentáneamente el tapabocas. Una vez que la papeleta estaba colocada no se podía cerrar el sobre con saliva, como era habitual observar en cada votación. "Alcanza con cerrar la solapa", indicaba la cartelería en los circuitos. Al igual que con el documento, la constancia de voto no podía ser entregada en mano para evitar el contacto. 

El facilitador sanitario

En estas elecciones se estrenó una figura creada por la Corte Electoral: el "facilitador". Se trata de un funcionario que supervisó que la jornada se desarrollara de acuerdo al protocolo sanitario en cada circuito de votación. "Controlar que las personas tengan tapabocas, si no lo tienen ofrecer uno; que se respeten las distancias y la circulación dentro del salón", explicó Adriana Caballero quien ya había trabajado en mesas electorales y esta vez tuvo un nuevo rol.

Aunque en la mayoría de los circuitos la jornada se desarrolló sin inconvenientes, esta nueva figura no le cayó en gracia a todos los votantes. En el Instituto Alfredo Vázquez Acevedo sobre el mediodía se dio un episodio de confrontación entre la facilitadora y una mujer que se rehusaba a usar el tapabocas dentro del local, antes y después de emitir el voto, bajo el argumento de que se estaba violando su libertad: 

“Si usted no usa el tapabocas no puede votar señora”, le dijo la funcionaria a la mujer.

"Cuando yo entraba a votar lo hacía con tapabocas".

"Lo tiene que usar acá también, para cuidarnos a todos y a usted".

"Vaya a hablar con Cohen, que está en este equipo extraordinario, y dijo que...”, sugirió la mujer acercándose a la funcionaria hasta quedar cuerpo a cuerpo, aún sin barbijo. 

"No me hable encima, señora. Y retírese".  

La ciudadana fue acompañada hasta la puerta por la facilitadora entre reclamos de los demás sufragantes: “¡Póngase el tapabocas señora, no sea inconsciente!”, "¡así nos contagiás a todos!”. Según esta funcionaria cumplir la tarea "no está siendo fácil" y asegura que no pensaba que iba a tener que enfrentarse a ese tipo de confrontaciones con los votantes.

Al ser consultado por este episodio el vicepresidente de la Corte Electoral, Wilfredo Penco, consideró que puede ocurrir que se genere una distorsión en el funcionamiento del circuito cuando un votante se rehúsa a utilizar las medidas de seguridad, pero que el presidente de mesa es quien tiene la autoridad para retirar a un votante del centro de votación.

Locales de votación vs. distancia social

"¿Esta cola es sólo para el circuito 224? Vuelvo más tarde", le dijo un votante a un facilitador en el Instituto de Enseñanza de la Construcción. "Me voy porque hay mucha gente junta", respondió ante la consulta de El Observador. Más de 70 personas más adelante los votantes reclamaban que llevaban más de una hora de espera y desde la mesa de recepción de votos explicaron que se conformó tarde por falta de funcionarios, lo que atrasó la votación y colaboró con la aglomeración. 

En algunos locales, donde no había espacios al aire libre y las colas empezaron a acumularse, fue muy difícil mantener la distancia social recomendada. 

"Tenemos un problema locativo. Tenemos a la gente afuera deseando que no llueva", comentó Pedro Coppa, uno de los facilitadores en el IAVA y comentó que los votantes respetaron el uso de tapabocas pero el distanciamiento "no tanto". Cecilia Perera, integrante de la mesa en el mismo circuito, señaló que el proceso se enlenteció a causa del protocolo. "Trabajamos con la mejor onda pero no es fácil", apuntó. 

Otros locales de votación no enfrentaron problemas de aglomeraciones. Incluso hubo circuitos que mantuvieron un flujo constante y leve de votantes e incluso estuvieron vacíos durante varios minutos. 

El vicepresidente de la Corte Electoral, Wilfredo Penco, señaló que hicieron una "evaluación satisfactoria" del cumplimiento del protocolo sanitario durante la jornada electoral, elaborado con el aval de las autoridades sanitarias y el Sistema Nacional de Emergencias. "Hacemos un gran reconocimiento al pueblo por su comportamiento cívico y el respeto a las recomendaciones", sostuvo en diálogo con El Observador. Además destacó la figura del facilitador: "Ha sido adecuada a las circunstancias y ha colaborado, tal como era el objetivo de la Corte Electoral, contribuyendo con los electores en la orientación de las medidas sanitarias". 

"A mi me da miedo esto", dijo Laura, una votante, mientras esperaba en la cola para votar. Explicó que hasta llevó guantes para evitar el contacto con las superficies cuando ingresaba al local. En la misma fila había votantes que tenían otra percepción y explicaban que sentían que corrían "menos riesgo que viajando en ómnibus". Eduardo también esperaba para emitir su voto en estas elecciones departamentales y fue más crítico sobre la decisión de llevar adelante los comicios: "Me parece un poco imprudente hacer las elecciones a esta altura. Si esperamos hasta ahora podríamos haber esperado un poco más". 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...