Espectáculos y Cultura > DOCUMENTAL URUGUAYO EN CINES

¿Qué pasa cuando la vida dura más que el amor?

El documental uruguayo La flor de la vida presenta la historia de amor de Aldo y Gabriella, una pareja de octogenarios que toma una particular decisión

Tiempo de lectura: -'

03 de agosto de 2018 a las 16:00

Hay veces que el amor para siempre se termina. Para las dos personas que se lo juraron, que prometieron estar uno al lado del otro hasta que el final los reclame, es un momento de desconcierto. La confusión y la incertidumbre de un futuro que no estaba en la ecuación de ninguno. La frase "esto no es lo que se suponía que iba a pasar" dando vueltas por la cabeza. Y así, sin previsiones, la vida exige cambios no planeados. Cuando se tienen 50 años, todavía hay tiempo suficiente para replanteamientos. Incluso lo hay hasta los 60 o los 70. Ya arañando las ocho décadas, la vida dice que no y pide otra cosa. Pide calma, estabilidad, nada de complicaciones, no muchos esfuerzos emocionales y menos esfuerzos físicos. Pero a veces el amor también puede tambalear y caer a esa edad, y ambos involucrados deben decidir qué hacer a partir de allí. Deben enfrentar qué hacer con dos vidas que vivieron más de lo que su romance planificó. Y es allí donde están Aldo y Gabriella, al borde de la vida y del otro lado del amor. Pero, ¿cómo se hace para renunciar en el final a un proyecto que les costó más de 50 años construir? La flor de la vida, documental uruguayo en cines, busca responder eso.

Adriana Loeff y Claudia Abend son las directoras encargadas de contar la vida de esta pareja; Aldo y Gabriella funcionan como los principales protagonistas de una película coral sobre la vejez. La realización, que se proyectó por primera vez en la apertura de la Semana del Documental en el DocMontevideo, partió de un aviso en el diario pautado por las propias directoras. "Si tenés más de 80 años y querés contar tu historia de vida, comunicate al xxxx". Para sorpresa de la producción –que esperaban que la convocatoria fuera de mínima a nula–, los llamados fueron muchos, y entre ellos aparecían los nombres de Aldo y Gabriella. Cuando empezaron con las entrevistas preliminares y a conocer las personalidades y lo que tenía para contar cada uno, las dudas se despejaron: una historia sería la espina dorsal del documental. Y sería la historia de un amor trunco.


Ecos del final

La flor de la vida muestra cómo Aldo y Gabriella, dos hijos de inmigrantes italianos en Venezuela, se conocieron, se casaron, tuvieron hijos, cumplieron algunos sueños, fueron felices, fueron tristes, viajaron, se pelearon, se amigaron y se quisieron. Y muestra también cómo, pasando la frontera de los 80 años, decidieron que ya no podían estar más juntos porque no había más amor. O porque el amor que había ya no era suficiente.

Los vínculos afectivos los traen, pocos tiempo antes de separarse, a Uruguay. Y entonces, de un día para el otro, ambos quedan solos en un país desconocido sin la persona que estuvo a su lado toda la vida.

Lo que suena como un retrato pesimista y triste del crepúsculo de estas dos vidas es, sin embargo, una historia cargada de luz, ternura y segundas oportunidades. Las directoras –que también se encargaron de Hit, el documental sobre algunos de los grandes mojones de la música uruguaya– presentan cada uno de los episodios de la vida de Aldo y Gabriella con el mismo cariño con el que lo habrían hecho si estuvieran hablando de sus propios abuelos; son perfiles frescos, llenos de encanto incluso en sus etapas más oscuras.

En la cinematografía –y en especial la documental– la suerte es esencial. Y en ese sentido, Loeff y Abend tuvieron mucha, ya que si hubiesen pensado en un personaje mejor que Aldo, incluso en la ficción, de seguro no lo hubieran encontrado. El octogenario es el gran catalizador de las risas en la sala y lo hace a través de una personalidad avasallante, una verborragia incontrolable y una altanería tana que lo hace encantador aun cuando está enojado. Varias de sus salidas –todas espontáneas– podrían ser parte del mejor cine de comedia.

Más allá de los dos personajes que estructuran la narración, La flor de la vida salpica su hora y veinticinco minutos de duración con varias intervenciones por parte de otros octogenarios que quisieron contar sus historias. Muchas de ellas dejan entrever las dificultades de ser un anciano en Uruguay, otras son agudas reflexiones de cómo los tiempos han cambiado y otras son puñaladas al corazón, que dejan al borde de las lágrimas a quien reflexiona en pantalla y remueven a quien se sienta en la butaca.

La flor de la vida

undefined


El documental se sustenta además con un excelente archivo de video, que, según explicaron las directoras en la función que abrió el DocMontevideo, provino enteramente de una cámara súper 8 que Aldo había adquirido de joven y con la que había documentado prácticamente toda su vida. Otro golpe de suerte para esta dupla de directoras que, además, supo como manejar adecuadamente todo ese material.

La flor de la vida es una de las realizaciones uruguayas obligadas del 2018. Como Clemente, los aprendizajes de un maestro, Locura al aire y otros ejemplos que pasaron por la cartelera local, esta producción demuestra que este es un gran año para la no ficción oriental. Con la historia de Aldo, Gabriella y el resto de las mujeres y hombres que pasan por su lente, Loeff y Abend muestran que hay más amor después del amor, y también que hay un sector de la sociedad –enorme y a veces olvidado– que todavía tiene muchas historias que contar. Y que, la mayoría de las veces, es necesario prestarles un oído y escucharlos por un rato, porque es posible que detrás de los ojos cansados y las marcas del tiempo se escondan personajes tan fascinantes como los de esta película.

Datos

La antecesora

Antes de La flor de la vida, Adriana Loeff y Claudia Abend dirigieron Hit, documental sobre la música popular uruguaya y una de las películas locales más vistas en el país.

Premiada en el extranjero

Antes de llegar a Uruguay, La flor de la vida tuvo un recorrido exitoso por el extranjero. Logró el premio del público en el Festival de Málaga y pasó por San Pablo, Barcelona, Ámsterdam, dos festivales en Estados Unidos y en Ciudad de México.

Cuándo/dónde

Se podrá ver en las siguientes salas y horarios:

- Movie Montevideo: 18.05
- Life Alfabeta: lunes a viernes 18.05 / 20.05 / 22.05; sábados y domingos 16.05 / 18.05 / 20.05 / 22.05
- Life 21: lunes a viernes 20.00; sábados y domingos 16.00 / 20.00
- Punta Shopping: 17.50 / 20.00
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...