Nacional > Medición de oxígeno en sangre

"Tan importantes como el termómetro": el lugar de los oxímetros en la pandemia de covid-19

Son instrumentos que miden de forma rápida y sencilla el nivel de oxígeno en sangre y la frecuencia cardíaca, de forma de evitar que la persona sufra "insuficiencia respiratoria silenciosa" 

Oxímetro de pulso o saturómetro

Tiempo de lectura: -'

20 de abril de 2021 a las 07:57

Un oxímetro de pulso –también llamado saturómetro– es un dispositivo del tamaño y forma de un palillo, con una pequeña pantalla que indica, treinta segundos después de que uno se lo coloca en un dedo de la mano, el nivel de oxígeno en sangre y el ritmo cardíaco. Este tipo de aparatos sirve para registrar si la persona está teniendo un nivel suficiente de oxigenación o si, por el contrario, necesita de la asistencia de aire enriquecido proporcionado por un médico. 

"Hoy por hoy y con esta situación, el oxímetro de pulso es tan importante como el termómetro", dijo la neumóloga Alejandra Rey, para explicar que este tipo de dispositivos son muy valiosos a la hora de hacer un seguimiento clínico del paciente, ya que hace una medición indirecta de la saturación de la sangre sin necesidad de tomar una muestra de sangre. "Más en estos pacientes, ahora que estamos con 30 mil casos activos, es imposible seguirlos; uno no pretende que las 30 mil personas tengan un saturómetro, pero personas que, o no se sienten bien, o tienen factores de riesgo o son mayores de 65 años, en ellos yo creo que es un muy buen instrumento", agregó. 

Según Rey, la ventaja que presentan en el contexto actual es que permiten tener más información acerca del estado del paciente, sobre todo cuando se trata de una enfermedad en la que hay que ir a verlo, con el riesgo de exposición que significa para el personal de la salud, cuando se trata de un caso positivo. 

La médica explicó que si bien en general se relaciona insuficiencia respiratoria con aquellos episodios en los que la falta de aire se manifiesta con un trabajo respitratorio forzado por parte del paciente, también existe muchas veces una "insuficiencia respiratoria silenciosa", que es aquella en la que el paciente, a menudo sin darse cuenta y sin hacer esfuerzo respiratorio, presenta niveles de saturación muy bajos, de menos de 90% o graves, hasta por debajo de 80% de oxígeno en sangre. 

"Lo normal a nivel del mar, como en Uruguay, es la saturación de entre 97% y 99%, si una persona sana satura por debajo de 94% es un signo de alarma, y por debajo de 90% tiene indicación de internación", explicó la neumóloga, y añadió que cuando una persona satura por debajo de 90%, se le debe proporcionar aire enriquecido, ya que la porción de oxigeno inspirada del aire, que es 21%, no le esta siendo suficiente para oxigenar la sangre como es debido. "Cuando al paciente, por más que le diste todo el oxígeno que le podías dar, lo ayudaste por medio de la ventilación no invasiva o con el oxígeno de alto flujo, ahí tenés que pasar a la ventilación invasiva (respirador), pero hay un largo trecho entre que te baje el oxígeno y llegar a la invasiva", sostuvo Rey, y argumentó que los médicos tienen muchas estrategias y tratamientos para darle oxígeno a los pacientes en estas situaciones. 

La doctora manifestó que los críticos del uso "casero" de oxímetros argumentan que ayuda a generar un clima de mayor ansiedad si la persona que lo usa se está midiendo todo el tiempo, pero señaló que su uso "es como el termómetro", da signos de alarma, pero uno tiene que manejarlo adecuadamente y no estar continuamente midiéndose, al igual que sucede con la presión arterial o la temperatura. "Pero si no te sentís bien y no sabés si eso es falta de oxígeno o es la propia ansiedad que genera la enfermedad, es un dato muy objetivo que nos ayuda mucho", comentó. 

"Yo los recomiendo y hay mutualistas que en los pacientes que están haciendo el seguimiento se los dejan", dijo. 

Para usar un oxímetro, se debe saber que se puede usar cualquier dedo, aunque usualmente se utiliza el índice, y la persona se debe asegurar de no tener esmalte de uñas y tener las manos calientes, ya que el saturómetro mide a nivel de los vasos capilares, por lo que si se está muy vasocontraído, las mediciones pueden ser inexactas. 

En el mercado local —tanto en farmacias como en plataformas de venta online— estos dispositivos oscilan entre los $ 1.000 y los $ 3.000 en sus versiones más económicas, y suben el precio cuando se trata de aparatos más profesionales. Sin embargo, Rey asegura que cualquiera de ellos tiene márgenes de error menores de uno o dos puntos. Es importante chequear que el dispositivo ofrecido esté habilitado por el Ministerio de Salud Pública. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...